Decía Antoine de Saint-Exupéry que:
«Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos». (El Principito) .
Permítanme, entonces, contarles esta historia.

Este es Francisco Ronnei Estevez (a.k.a ‘el white’) con su perro Star.

‘El White’ es el Campeón de casi todas las carreras más largas que se han disputado en Cuba en los últimos años. La media Maratón de Varadero 2022 y 2023, los 10 mil metros en la Copa Cuba y en el Memorial Barrientos’ 22 y ha ganado también en el Cacahual, por citar algunas de sus victorias. Ver todos sus resultados

Star es el más fiel amigo de Ronnei; su compañero de entrenamientos. Quien lo ha hecho ir a la pista en los días donde la desmotivación hizo estancia en su cabeza. Pieza clave a lo largo de todo este trayecto que ahora lo ha puesto a volar hacia el hogar de los campeones: Eldoret.

Esta zona del oeste de Kenia, en las inmediaciones del Valle del Riftz, ha visto forjarse a decenas de medallistas mundiales y olímpicos en pruebas de fondo. Hay un mito con esa tierra y hasta ella llegan atletas o runners desde todo el mundo con la convicción de que la combinación del empeño con la mística del lugar es capaz hasta de obrar milagros. Cada mañana y cada tarde miles toman la partida para desandar los ásperos senderos donde se forjan los triunfos. Pueden ser hasta 5000 o más trotando, cuenta Daily Nation

foto: Francisco Ronnei Estevez en el avión rumbo a París/ cortesía del protagonista

La historia de Francisco Rodnei es hermosa. Cada día que suma es un canto a la perseverancia, una lección de fuerza de voluntad, y de mucha fe.

La historia detrás del primer campeón de la Copa Cuba 2022

Es muy difícil levantarte para volver a correr cuando el Equipo Nacional, que es la primera gran meta de todo deportista, no fue lo que esperabas.

Cuando el paso por la selección cubana, que es valorada como cuna de las oportunidades para crecer, para enfundarte en el uniforme de tu nación y hacer kilometros por la tierra que te ha visto nacer y convertirte en deportista, no tiene el desenvolvimiento previsto todo se tuerce, y volver atrás para seguir adelante es algo que solo unos pocos logran hacer.

Hubo días en que todo no fue tan lúcido. ‘EL WHITE’ quiso renunciar, dejarlo todo atrás, … lo recuerda ahora que sostiene el pasaporte a la espera del vuelo que lo llevará a París junto a su entrenador Angel Rodríguez y a sus inseparables Dairan Suárez y Yumisleidys Mestre. La primera escala en el viaje a la meca del fondo.
foto: Francisco Ronnei Estevez, Dairan Suárez, Angel Rodríguez y Yumisleidys Mestre/ cortesía del protagonista

Recomendado:  El aleccionador mensaje de Sandi Morris

Es el #TeamAngelito viajando para aprender, para recibir las lecciones de la tierra prometida y para demostrar, sobre todo, que el amor es la principal arma para vencer los imposibles.

Este viaje no es un simple viaje a la semilla de varios de los más grandes corredores de largo aliento del planeta. Este viaje es también una victoria de esas obras que se emprenden, se ejecutan y se engrandecen con la fuerza más grande del universo: el corazón.

Francisco Ronnei Estevez es la prueba de que no siempre caminar en línea recta nos lleva más lejos. Su mente, aunque es el principal bastión de sus victorias, jamás había volado tan alto como durante estos días, tras confirmarse la salida a la base de preparación en territorio africano.

  • Si tú supieras, amiga, que he estado creyendo que podría estar corriendo y me encuentro con un león. – me dice y escucho cómo se ríe de sí mismo en el audio de whatsapp.
  • En Eldoret no hay leones, -le digo, aunque no tengo ni la más mínima idea. Y él vuelve a ratificar que teme encontrarse con un león pero que está dispuesto a desafiar ese miedo y todos los que sean necesarios para vivir a plenitud la experiencia de su vida.


screenshot de la conversación via Whatsapp

Eldoret es un lugar hermoso. Lo es, y mucho. Ahora nos enviamos fotos sacadas de internet y yo lo imagino corriendo por allí. Me emociono, estoy feliz por él, por todos…

La imagen, la del principio, es del último entrenamiento que realizó aquí en Cuba, en su Bejucal, antes de iniciar esta ruta inédita.

Ahora, en Francia, las horas de espera para conectar vuelos, la inventiva para mover el cuerpo en el mismísimo aeropuerto de París ,y la incómoda barrera que supone el idioma, le saben a gloria.

-París es lindo, todo es lindo, tenemos que esperar para seguir y vamos a ver cómo entrenamos aqui dentro. Ay amiga, si esto no es un sueño hecho realidad, entonces no se qué es…

(continuará…..)

Facebook Comments