Autor: Reinaldo Cedeño Pineda

SER OLÍMPICO

La victoria es ser un atleta olímpico. Muchos lo intentaron y no pudieron. Esa clarinada suele obviarse demasiadas veces, como si a algunos les tocara competir por mandato divino. He visto disgustos ante una medalla que no sea el oro. He visto como un lugar olímpico de una final, es tirado a menos. He leído y escuchado frases lamentables, de absurdo fanatismo. Nuestros atletas merecen respeto ―respeto desde todas partes―, los que brillaron antes y los que destacan ahora.

Lee mas

María Elena Sarría: Impulsar la bala…a contracorriente

María Elena Sarría tuvo 20,61 metros como mejor envio de por vida. Su registro la situa en el tercer puesto de todos los tiempos en el continente americano y el 43. del mundo, pese a que han pasado la friolera de casi cuarenta años. Pues bien, esa plusmarca la convertiría ahora mismo… en medallista o campeona en muchos torneos del más alto nivel.

Lee mas

Thalía Fung: Del tapiz,….a las profundidades

Ella era la suprema elegancia: juncal, etérea, casi increíble. No por gusto, es quien hace flotar la cinta bajo las arcadas en el filme Yo soy de donde hay un río (Eduardo Toral, 1987) mientras Silvio Rodríguez parece describirla mientras canta su tema ¡Oh, melancolía!: “Viene a mí, avanza / Viene tan despacio / Viene en una danza / Leve el espacio”.

Lee mas

Leandro Peñalver: Memorias de aquel hombre de hierro

Leandro Peñalver González (23 de mayo de 1961) es uno de los grandes velocistas que ha pasado por las pistas de Cuba. Un verdadero hombre de hierro, sin cuya participación no podría hablarse del éxito de los relevos cubanos de 4×100 y 4×400. Preparémonos para subir a la máquina del tiempo, a las pistas del mundo, a los fulgores, y también a los dolores.

Lee mas
  • 1
  • 2