Por Noel David Suárez

Los Tigres del Licey de República Dominicana y los Federales de Chiriquí de Panamá eran los únicos dos equipos clasificados para la Serie del Caribe, que tendrá por sede a Caracas del 2 al 9 de febrero. El tercer invitado a esta cita caribeña se conoció hoy, y salió de la I Liga Élite del Béisbol Cubano. Agricultores y Portuarios se jugaron en un partido su presencia en esta lid, era el séptimo de una final que estuvo tres-uno a favor de los del puerto, y que los del oriente supieron empatar a fuerza de batazos. Dos equipos que despertaron la atención de una liga acompañada por un piélago de calamidades durante la etapa regular, sobre todo por temas de logística, pero que cerraba aupada por la afición, que es el verdadero premio a los atletas que día a día salen a jugar bajo el intenso sol cubano, y que lo dejan todo en el terreno en pos de llevarse la victoria.

Carlos Martí dijo ayer en conferencia de prensa casi entre lágrimas que su retiro estaba al doblar de la esquina, sería el final de una larga y hermosa carrera para un mánager ganador, que con su serenidad y sapiencia ha escrito su nombre con letras mayúsculas en la historia del béisbol cubano. Trinchera por medio teníamos a un director temperamental como Michael González, capaz de aglutinar a sus jugadores para crear una gran familia, esa que les permitió abandonar el sótano en la campaña regular y luego clasificar a la final de forma épica ante los Centrales de Armando Ferrer. Era una bonita despedida para esta primera edición de un torneo que necesita cambios, pero que es muy necesario para nuestros peloteros.

Dicho esto, a la 1:30 de la tarde salieron a la grama de un Mártires de Barbados abarrotado los representantes de Agricultores y Portuarios, ambos estaban a nueve innings de ser campeones. El veterano zurdo Leandro Martínez fue el encargado de abrir por la tropa de Martí, mientras que Pável Hernández fue la designación de última hora por parte de Michael, pues ayer en conferencia de prensa había anunciado al también capitalino Raymond Figueredo. Pável tenía la oportunidad de redimirse nada más y nada menos que en el séptimo juego de la Gran Final.

Leandro retiró a los Portuarios de uno, dos y tres en la parte alta de la entrada inicial. Por su parte Pável fue un reflejo de sus actuaciones precedentes y permitió hit de Larduet, que luego llegó a tercera por un error del propio lanzador en un viraje, y anotó empujado por el fly de sacrificio de Yordanis Alarcón. Después pudo dominar a Yosvany en elevado al central muy bien fildeado por Roberto Acevedo y a Viñales de torpedero a segunda.  

Los Guerreros del puerto empataron el choque bien rápido en la azotea de la segunda. Un encendido Yasiel Santoya pegó doble entre Right y Center y fue impulsado para el home por Acevedo el imprescindible con cañonazo al medio. En el sótano de esa misma entrada Acevedo volvería a ser figura al facturar una de las jugadas de la temporada sobre un batazo de Avilés con todas las etiquetas de cuadrangular, no obstante, los orientales le conectaron con facilidad a Pável, y colocaron corredores en las esquinas por imparables de Andrés de la Cruz y Alesquemer Sánchez. Luego vino el fly de sacrificio de Dailier Peña que volvió a poner delante en el marcador a su equipo y Alesquemer fue cogido robando por muy buen tiro a segunda de Oscarito para cerrar la entrada. A cuenta gotas estaban anotando los representantes de Las Tunas y Granma, pero aún había mucho juego por delante. Otra vez los de Industriales y Mayabeque salían impetuosos con indiscutibles de Lázaro Martínez y Alexander Pozo, en tal situación Carlos Martí decidió extraer a Leandro del box, una exclusión bien temprana que no le gustó nada al serpentinero granmense. El primer relevista sería Joel Mojena, que venía con muy buenas actuaciones ante sus rivales de turno y ahora le tocaba enfrentar a tercero, cuarto y quinto con corredores en primera y segunda sin out. Laza fue dominado en fly al receptor, Yasniel en roletazo a tercera y Santoya en elevado al derecho en lo que fue un relevo de mil quilates por parte del granmense, convertido en un verdugo para los dirigidos por Michael González.

Recomendado:  ¿Cómo cuidar el hombro en lanzadores juveniles? (I)
Acevedo siendo figura para equipo en este equipo, creciendo día a día. Foto: CMKX Radio Bayamo.

No había tranquilidad para el equipo visitante, Pavel salió del box al otorgarle boleto a Larduet y cometer su segundo error del choque, ahora en un toque de sacrificio de Osvaldo Abreu. En su lugar entró Andy Vargas, que permitió hit de Yordanis que llenó las bases sin out. En medio de ese volcán Andy metió el brazo hasta el codo, sin evitar que entrara una, pero obligó a Yosvany a batear para doble play y retiró a Viñales en línea a las manos de Rangel en el campo corto. En un tercio de juego no le habían podido colgar un cero a los Agricultores. Portuarios descontó una en la cuarta gracias a hit de Oscarito, quien realizaría un excelente corrin al plato impulsado por indiscutible de Rangel Ramos, jugada que requirió de revisión en la cámara lenta, pues Omar Peralta, el árbitro de home, había decretado out, pero Oscar convencido de que Yosvany no lo había tocado pidió revisión y la ganó. Se estaba jugando una pelota bien caliente, al final de esa entrada Lazarito Martínez y Mojena tuvieron unas palabras, pero rápidamente sus compañeros la disolvieron evitando complicaciones mayores.

Andy colgó el primer cero para los orientales en la conclusión del cuarto, retirando la tanda de sexto, séptimo y octavo de uno, dos y tres, apoyado en su control y en esa serenidad que lo caracteriza, como si fuera todo un veterano en el box. El juego se empató en el quinto, Oscarito volvió a responder a la hora cero y trajo a Pozo para poner la pizarra 3 a 3. Luego de cuatro entradas y media teníamos juego nuevo, ahora debía que responder el picheo por uno y otro equipo. La muerte de Portuarios estaba siendo embazar a Larduet y Abreu, para enfrentar a los hermanos Alarcón y al resto con corredores en circulación, pues en la forma en que están era casi al seguro que impulsaran, y así fue en la conclusión del quinto, Yordanis empujó la cuarta y Yosvany la quinta con sendas líneas a los jardines. Viñales trajo otra con cañón al medio, ya le empezaban a ver mejor la pelota al relevista de la capital. La entrada cerró con tres carreras que volvían a poner en ventaja a tuneros y granmenses.

Alarcón, un apellido clave en la victoria de Agricultores. CMKX Radio Bayamo.

Mojena y Andy colgaron ceros en la sexta y séptima entrada, este último retirando de uno, dos y tres a la tanda que más difícil le había sido, la de Larduet, Abreu y Alarcón. En la azotea del octavo los Portuarios volvían a ceder los tres outs en línea, poniendo a los Agricultores a tres de la victoria.  Era clave para Michael y su grupo el cero en la octava, Yosvany dio un potencial jonrón por el izquierdo y fue víctima de un soberbio fildeo de Laza, que emulaba el engarce de su compañero Acevedo en la segunda. Viñales recibió boleto y Avilés pegó hit al derecho, con corredores en primera y segunda y un out Michael trajo a un silenciado Marlon Vega, que no le había podido responder en esta post temporada, pero esta vez sí hizo la tarea y retiró a De la Cruz y a Alesquemer para darle un poco de esperanza a su equipo.

Recomendado:  Al ritmo del cocodrilo

Los Portuarios se agigantaron en el noveno y le empataron el juego, héroe sin lugar a dudas Oscarito Valdez con un lineazo que trajo la igualada en el marcador, cuando había dos outs en la pizarra y muchos ya daban por hecho la victoria de los orientales. Este pelotero del Cerro ha crecido y se ha convertido en pieza clave para el equipo en que juegue, con esa oportunidad al bate y disposición bate, un grande sin lugar a dudas. Había que seguir, porque Alberto Pablo Civil de relevo a pesar de permitir el hit de oro de Oscarito sacó el tercer out del inning ante Acevedo.

Marlon Vega le dio un muy peligroso boleto al noveno bate de Agricultores, después Larduet se sacrificó y Abreu con la victoria a 180 pies del plato fungió como el héroe final para pegar el hit de oro que trajo la carrera que le dio el título a los suyos, título que le costó muchísimo ante unos Guerreros que vendieron carísima su derrota, pero serán Carlos Martí y sus muchachos los que nos representen en la Serie del Caribe.

Felicidades para Carlos Martí, que sigue invicto en finales de post temporadas, y para un equipo que nunca estuvo debajo, al contrario, tuvo fe en la victoria y apoyado en una temible tanda de bateadores se alzó con la corona. Esperemos que este Agricultores compita casi íntegro en la Serie del Caribe, que mantenga el Team Work que logró durante la temporada, y que sus refuerzos sean del Portuarios, sería el colofón perfecto para dos equipos que se batieron hasta el final por la victoria, merecida por ambos, pero era solo para uno. Ahora a celebrarlo con su gente para rápidamente volver a poner el casete beisbolero, que tenemos un 2023 plagado de eventos importantes en los que hay que realizar buenas actuaciones. ¡FELICIDADES AGRICULTORES!

Facebook Comments