Por Noel David Suárez

El Nelson Fernández de San José de las Lajas abrió sus puertas bien temprano para acoger a la gran cantidad de aficionados que asistiría a la reanudación de la Final de la I Liga Élite del Béisbol Cubano. Con el entusiasmo despertado por las dos victorias de los Portuarios en tierra de Agricultores, las gradas del estadio que se ha convertido en puerto seguro para los muchachos de Michael, se repletaron para hacer recíproca esa alegría que transmiten sus jugadores en el terreno. Los peloteros de Industriales y Mayabeque iban por poner la serie a tres a cero y colocarse a un triunfo de lograr lo impensado pre competencia, el título de la Liga. Por su parte los representantes de Las Tunas y Granma querían empezar a tejer la remontada, luego de caer con cerrados marcadores de 13 por 11 y 4 por 3 en sus predios.

Con tales objetivos Michael González le dio la pelota al capitalino Raymond Figueredo, mientras que el avezado Carlos Martí designó al zurdo tunero Ángel Sánchez para abrir este tercer choque. 

Lleno total en el Nelson Fernández. Foto: Guillermo Rodríguez Hidalgo, Radio Rebelde.

Los del oriente del país comenzaron impetuosos y registraron tres en la misma primera entrada. Luego de anotarse hit al medio, Yunieski Larduet se robó impunemente la segunda y anotaría impulsado por el cohete de Yosvany Alarcón al, Rafa Viñales conectó un largo y elevado cuadrangular por todo el jardín izquierdo para traer las otras dos y demostrar que sigue en inmejorable forma, pugnando duro por integrar el equipo Cuba al Clásico Mundial, que se dará a conocer el próximo día 24 del mes en curso.

Los Guerreros Portuarios respondieron bien rápido con el vuela cercas de su hombre proa Lázaro Martínez, que hacía presagiar otro duelo de bateo entre estos equipos. En tan solo una entrada la zona de Romelio Martínez ya había recibido dos sendos batazos, como los que daba él. Ángel Sánchez pudo matar el inning y mantener la ventaja.

Raymond se mostró recuperado en la azotea de la segunda y la retiró de uno dos y tres. Sánchez también dejó en cero a los del puerto a pesar de permitir el doble al izquierdo de Jorge Enrique Alomá. Con corredores en las esquinas y sin out en la pizarra, los orientales no pudieron anotar en la apertura de la tercera, pues Figueredo logró meter el brazo hasta el codo y sacó el primer out en home sobre Osvaldo Abreu tras batazo por tercera de Yosvany Alarcón, y luego dominó en elevados a Viñales y Avilés.

En la pelota muchas veces cuando no haces carreras te las hacen, y eso se cumplió en el sótano de la cuarta cuando Yasiel Santoya enganchó un lanzamiento a la altura de las letras y conectó un “Romelazo” con Oscarito en primera, para empatar el juego y poner en ebullición al Nelson Fernández. Santoya poco a poco iba entrando en forma y volviendo a ser el bateador peligroso que es. Alomá soltó un trueno por encima de segunda para explotar al abridor tunero, y en su rescate vendría su coterráneo Yasiel Labrada, que logró sacar un out en elevado al central de Acevedo, pero luego llenó las bases con boletos a Rangel y a Lazarito. Miguel Paradelo entró para intentar matar la entrada ante Alexander Pozo y este le conectó un imparable al central que se encontró con una piedrecita capitalina-mayabequense que dio un bote por encima de la cabeza de Larduet y le permitió dar el Gran Slam dentro del terreno. El juego daba un giro de 180 grados, ahora los Portuarios ganaban 7 a 3. Laza en definitiva cedió el tercer out en fly al medio.

Recomendado:  Lluvia de estrellas en el Cándido González
Jonrón con bases llenas de Alexander Pozo dentro del terreno. Foto: Guillermo Rodríguez Hidalgo, Radio Rebelde.

No obstante Agricultores salió impetuoso en la quinta con bambinazo de Yordanis y triple de su hermano, que sacaba del box a Raymond Figueredo. Del bull pen venía sonriente Pedro Ángel Álvarez, que se adjudicó la primera victoria de su equipo en Bayamo y hoy después de permitir cohetes de Avilés y de Andrés de la Cruz metió el brazo retirando a Iván Prieto y a Alesquemer Sánchez. Figueredo cerró su actuación con cinco permitidas en cuatro completas. El juego volvía a cerrarse, y al igual que en el primero el resultado dependería de los relevistas de uno y otro equipo. Paradelo no pudo continuar en el montículo por mucho tiempo y se retiró en la baja de la quinta luego de permitir texas de Yasniel y Santoya. Carlos Santana era el cuarto serpentinero que utilizaba Carlos Martí, que al entrar permitió hit de Alomá y Acevedo, este último traía la octava para los del puerto, después lograba sacar el inning dominando en fly a segunda a Rangel y ponchando a Lazarito Martínez.

Este juego se iba pareciendo cada vez más al primero, donde ningún pícher aguantaba. Pedrito hizo aguas en el box al permitir dos más que cerraban el marcador y lo ponían 8 por 7, otra vez con los hermanos Alarcón en roles protagónicos. Marlon Vega entraba en el sexto inning sin out a tratar de aguantar la férrea batearía de los orientales, y permitía el largo doblete del encendido Andrés de la Cruz que traía la carrera del empate, después lograba retirar a Prieto en fly al derecho, pero nuevamente teníamos juego nuevo luego de cinco entradas y media. Pozo abrió con cañonazo en el final del sexto y sacaron bien rápido a Santana, para traer a un Joel Mojena que el domingo retiró a los 11 bateadores que enfrentó, aquí no fue menos y pudo colgarle el cero a sus rivales para que llegáramos al último tercio con el juego empatado a 8.  

En el séptimo Alesquemer llegó eufórico a segunda con doble entre left y center, y después de colarse en tercera por un lanzamiento desviado de Marlon, anotó la de la ventaja gracias al fly de sacrificio de Abreu. Si de euforia se trata podemos hablar también de la mostrada por Roberto “El imprescindible” Acevedo, que después que Mojena sacara los dos primeros out mandaba a viajar la pelota por el izquierdo para volver a empatar el juego. La ventaja de los Agricultores duraba lo mismo que un merengue en la puerta de un colegio.

A doble dígito llegaban los de Las Tunas y Granma con su cuarto vuela cercas del juego, el séptimo en total, este de Guillermo Avilés por el derecho con Viñales en primera, que se había embazado por un fly que no pudieron capturar ni Laza ni Acevedo, y donde el viento les jugó una mala pasada. Michael extrajo a Marlon del box y colocó a Elder Nodal, que terminó el inning al pochar a de la Cruz y retirar a Prieto por la vía 5-3. Mojena logró retirar a los Portuarios de uno, dos y tres en la baja de la octava para colocar a su equipo a tres outs de la victoria. Yosvany Alarcón sentenció el juego con otro largo batazo que se llevó la cerca del jardín izquierdo, y que trajo tres más para poner el juego 14 carreras por 9, ante los envíos de Juan Xavier Peñalver, que entró por Nodal en busca del tercer out del noveno.  

Recomendado:  #Voleibol cubano: ¿El último K2? (+ Audio)

Mojena volvió a ser efectivo de relevo y se llevó la victoria al cerrar el noveno sin contratiempos. Marlon Vega cargó con el revés.

Otro duelo a batazos que termina, esta vez con éxito de Agricultores, equipo que saldrá mañana a la grama del Nelson Fernández en busca del empate que les de la posibilidad de regresar a su cuartel general, el Mártires de Barbados de Bayamo. Mientras tanto, los Portuarios no pierden el ímpetu, y aún con ventaja en el play off buscarán poner en punto de mate a sus rivales con una victoria que les obligaría ganar los tres choques restantes.

Facebook Comments