Por Noel David Suárez

La Gran Final de la I Liga Élite del Béisbol Cubano arrancó por tierras bayamesas este sábado 14 de enero, fecha en la que se conmemora el 61 aniversario de la inauguración oficial de nuestras Series Nacionales, en el Estadio del Cerro. Tal motivo sería un plus adicional para que los dos equipos en disputa por el título ofrecieran un bonito espectáculo, en la sede del conjunto más ganador de nuestros clásicos nacionales en el último lustro, los Alazanes de Granma. Tanto los representantes de este laureado grupo como los del también exitoso en las últimas campañas, Leñadores de Las Tunas, juntaron su poderío para pugnar bien duro por el cetro en esta primera edición de la Liga Élite y conformar el favorito pre competencia Agricultores. Por otro lado, el equipo insigne de la pelota cubana, ganador de 12 SN, cuatro de ellas en las cinco primeras y de manera consecutiva bajo la égida de Ramón Carneado, se unió a los combativos Huracanes de Mayabeque para formar el Portuarios, elenco que se ha robado el corazón de muchos por sus deseos de jugar y de ganar, y que le ha dado un colorido diferente a un torneo que comenzó cabizbajo.

EL avezado mánager Carlos Martí designó a su principal abridor para tirar la serpentina en este primer choque, de una serie al mejor de siete, el granmense César García. Por su parte, el líder en PCL de la temporada, el jovencito José Ignacio Bermúdez sería la carta de triunfo de un Michael González que en un corto periodo de tiempo se ha convertido en un gran director de béisbol, prueba de esto son los ponderables resultados alcanzados en dos SN con Mayabeque y ahora con estos Portuarios, que más que equipo parece una gran familia.

Los del puerto comenzaron bien temprano a inquietar en tierras agrícolas llenando las bases sin out en la misma primera entrada, al combinar imparable al medio de Lázaro Martínez, boleto a Alexander Pozo y pelotazo a Denis Laza, propinado por un César García que había comenzado frío, y que sufriría el cañonazo al derecho de Yasniel González y el doble entre Right y Center de Oscar Valdés para hacer “boom” en el box sin poder sacar outs. El también granmense Kelvis Rodríguez vendría en su rescate, y luego de retirar a Santoya por la vía 5-3 soportaría el biangular de Jorge Enrique Alomá trayendo dos más para el plato, y llegando a tercera por error en tiro. La fatídica entrada terminaba con 5 carreras para unos Portuarios que acomodaban el inicio de su joven lanzador. José Ignacio no fue menos que sus compañeros y retiró tranquilo el sótano del primer inning, ayudado por un bonito doble play de Rangel a Alomá y de Alomá a Santoya en batazo de Yordanis Alarcón, luego del hit de Osvaldo Abreu con un out.

Agricultores descontaría en la baja de la segunda por el jonrón de dos carreras de Guillermo Avilés con Viñales en primera, su tercero de la post temporada. Luego de un tercio Kelvis había logrado sofocar la rebelión portuaria, mientras que Bermúdez no perdió la calma tras el vuela cercas de Avilés, el primero que permitía en toda la serie, y retiró el tercero de uno, dos y tres con dos ponches. Rafa Viñales trajo la tercera de su equipo en la baja de la cuarta con largo bambinazo por el jardín izquierdo que cerraba el marcador. El empate no tardó en llegar, pues en esa misma entrada el noveno bate Andrés de la Cruz encontró en base a Avilés y a Alesquemer para remolcarlos por cohete al izquierdo. Luego de cuatro completas teníamos juego nuevo.

Recomendado:  Béisbol: Los equipos de la 60 Serie nacional

Osvaldo Abreu sacó del box a Bermúdez con un tubey abriendo el quinto en su conclusión, Marlon Vega sería el bombero que traería Michael para contrarrestar el fuego de Agricultores, una arriesgada decisión al traer a su principal relevista con el juego empatado y apenas en la quinta. Marlon soportó el hit de Yordanis que trajo a Abreu para la goma con la ventaja y fue sorprendido en primera por suerte para los del puerto, pues detrás su hermano Yosvany pegó otro imparable para recibir de forma irrespetuosa al relevista. No obstante Marlon logró cerrar la entrada al obligar a Viñales a batear para doble play por la vía 5-4-4-3. Kelvis respondió a la ventaja y tiró el sexto sin contratiempos. El partido había adquirido otro matiz luego de cinco entradas y media. Andrés de la Cruz quería ser el protagonista de la jornada, y para ello pegó un kilométrico batazo por todo el jardín central con Avilés en tercera para poner el juego 8 por 5 en la sexta. Acto seguido el hit de pierna de Yunieski Larduet decretaba la expulsión de Marlon Vega, Juan Xavier Peñalver fue el tercer lanzador utilizado por el alto mando de Portuarios, que veía como se le esfumaba la ventaja de cinco que habían conseguido abriendo el juego.  

Joel Mojena entró en la séptima luego del excelente trabajo de Kelvis Rodríguez en seis completas. El tercer granmense en ver acción hoy desde el montículo permitió par de incogibles de Rangel Ramos y Lázaro Martínez. Carlos Martí sabiendo de lo que eran capaces sus rivales por lo mostrado ante Centrales, trajo a su principal relevista durante toda la campaña, Alberto Pablo Civil, que retiró a Pozo en línea al central, pero no pudo dominar a Laza por el error del camarero Abreu en un lance que parecía ideal para doble play, después permitió el hit de Yasniel al LF que volvía a pegar a la aguerrida tropa de Michael. Oscarito recibió pelotazo y Santoya trajo el empate en fly de sacrificio anotado por el mañoso Denis Laza, que desde segunda estaba intentando sacar de picheo a Civil, por lo que su papel en la concreción de esta última carrera fue fundamental. La entrada cerraba con tres para los que vestían de azul celeste, las que necesitaban para empatar el choque.

La batalla continuaba, los del Oriente del país querían producir también en el inning de la suerte y abrieron con hit de Yordanis ante Peñalver, quien dejó su lugar en el box a Andy Vargas, que entraba permitiendo otro imparable del hermano de Yordanis, el apellido Alarcón siendo protagonista en el choque y en la temporada en general. Viñales volvió a responder y puso delante nuevamente a su equipo con doble por regla, no aparecía el primer out, la ofensiva de Agricultores se hacía sentir ante los mejores relevistas de Portuarios. Con la casa llena Alesquemer se iba por la vía del ponche luego del consejo que recibía Andy de parte de su mánager, Iván Prieto empujaba la décima con elevado de sacrificio al derecho y el encendido de la Cruz trajo su quinta del juego con otro hit, con ello sacaba del box a Andy, volviendo a poner una ventaja de tres carreras en el marcador. Elder Nodal entró y colgó el tercer out.

Recomendado:  #Béisbol: Retos del team Cuba (I)

Esto no se acababa aquí, Portuarios abrió la octava embazando a Acevedo por boleto, Rangel hacía lo propio por error de Avilés en primera y Lázaro Martínez pegaba indiscutible para traer la novena de los suyos. Civil tampoco pudo y Carlos Santana entró en su auxilio para ponchar a Pozo sin tirarle y luego permitir hit al derecho de Laza que congestionaba las almohadillas. Para los de Industriales y Mayabeque no podía ser mejor la situación, pues venía su cuarto bate Yasniel González que empataba el juego con cañonazo al medio, otra vez juego nuevo. Santana obligó a Oscarito a batear para doble play y al menos no ponerse debajo en el marcador de un choque que ya tenía 22 carreras.

Sin descanso salió Agricultores en el cierre del octavo abriendo con doble de Abreu, Michael trajo a Pedro Álvarez que boleó intencionalmente a Yordanis con la primera desocupada, pero le dio pelotazo a su hermano para llenar las bases sin out, por cierto, buen gesto de Pedrito al darle la mano a Yosvany para que se pusiera de pie. Viñales se ponchó con medio swing y Avilés falló en foul fly al receptor para meter la entrada en dos outs, por último, Pedrito retiró Alesquemer en elevado a las manos de Santoya para colgar un soberbio cero que podía valer el juego.

De la Cruz volvió a hacerse presente con otro doble al izquierdo que ponía la carrera del gane a 180 pies del home, después de ceder el primer out Iván Prieto gracias a una muy buena jugada de Rangel Ramos en el campo corto, apoyada por la recepción de Ponce en primera, que había entrado por Santoya. Larduet pegó hit y puso inminente la posibilidad de la victoria con corredores en las esquinas y un solo out. Abreu elevó al derecho y de la Cruz salió para home, Pozo realizó un tirazo y con ayuda de Oscarito lo prendieron en la goma y nos íbamos a extra innings. La tarde caía en Bayamo y había ponerle pausa a las emociones por falta de alumbrado artificial.

Facebook Comments