por: Eddy Nápoles / Crédito foto: vault.si.com

Varios atletas estadounidenses que han despuntado en el atletismo, luego fueron atraídos por el fútbol americano, así tenemos a Milton Campbell, titular olímpico en Melbourne 1956 (decathlon), más tarde recaló en los Cleveland Browns; Bob Hayes, ganador de los 100 metros en Tokio 1964, se llegó a colocar un anillo de Super Bowl con los Dallas Cowboys en 1971; Jim Hines y Tommie Smith, triunfantes en México 1968 (100 y 200 metros), Hines anduvo con más penas que glorias por los Miami Dolphins y Kansas City Chiefs y Smith lo hizo para los Cincinnati Bengals, por último Rodney Milburn, campeón olímpico en Münich 1972 (110 con vallas), jugó para el Shreveport Pirates. Hoy les comentaré sobre otro de esos deslumbrantes atletas que paseó su estela de éxitos por el atletismo y en menor medida, por el fútbol americano, su nombre Renaldo Nehemiah.

Nehemiah nació en Newark (New Jersey), el 24 de marzo de 1959, estudió el High School en Scotch Plains, mientras que matriculóen la Universidad de Maryland, ganando en ese tiempo, tres títulos NCAA. En 1977, a los 18 años aparece en el contexto nacional con 13.5 en los 110 metros con vallas, complementado con un 10.43 en 100 metros planos, pareciera una efímera previa de lo que sería su posterior temporada, la del debut internacional y consagración.

La temporada de Nehemiah en 1978 se puede catalogar de espectacular, resumida en, unas 20 carreras, 17 triunfos, varios récords mundiales junior y un crono cercano al récord del mundo absoluto. Inició igualando lo mejor realizado el año anterior (13.5), el 8 de abril, en Annapolis; seguidamente, el 29 de ese propio mes, mejoró el récord mundial para menores de 20 años (13.54, Greg Foster), con 13.52 en los Penn Relay de Filadelfia. En el Pepsi de Westwood (7 de mayo) encajó una de las tres derrotas sufridas durante la temporada, esta ante su paisano Foster (13.34), pero rebajó a 13.37 el tope mundial junior. El 2 de junio, en el NCAA de Eugene volvió a ceder ante Foster (13.22), aunque llevó a 13.27 la cuota junior. Los últimos récords mundiales junior cayeron en agosto, 13.25 en Varsovia (13) y 13.23 en la Weltklasse de Zürich (16).

Otros acontecimientos relevantes para Nehemiah durante la temporada 1978 fueron, los triunfos en la DN Gala de Estocolmo (13.28), en el ISTAF de Berlín (13.44), en el ASV de Colonia (13.45), en el Nikaia de Niza (13.45), allí venció al cubano Alejandro Casañas (13.55), entonces, vigente recordista mundial (13.21). Sumó éxitos en Stuttgart (13.36), Düsseldorf (13.40), Milán (13.42), el Athletissima de Lausana (13.62) y Formia (13.51). En Viareggio (9 de agosto), encajó su tercera derrota (13.65), esta ante el soviético Viktor Myasnikov (13.63).

Durante 1979, Nehemiah realizó menos carreras en 110 con vallas (15), pero tuvo mayor espectacularidad, triunfó en 14 y pulverizó en dos oportunidades el tope mundial. Comenzó mejorando el récord mundial en San José (California), el 14 de abril, con 13.16 segundos. Se impuso en los principales eventos atléticos de la temporada, Copa del Mundo en Montreal (13.39), Juegos Panamericanos en San Juan (13.20), el ISTAF de Berlín (13.38), el ASV de Colonia (13.46), los World Games de Helsinki (13.36), el AAU de Walnut (13.19). Incluyó tres victorias sobre Alejandro Casañas, una de ellas en el Pepsi de Westwood (6 de junio), donde dejó en 13.00 el récord mundial. En la Weltklasse de Zürich sufrió la única derrota de la temporada (13.54), esta ante su coterráneo Dedy Cooper (13.53). Su polivalencia lo llevaron ese año a lograr marcas personales en 100 metros (10.24), en Västerås y en 200 metros (20.37), en Chapel Hill. En esta última prueba se dio el lujo de vencer en el ASV de Colonia (20.48).

Recomendado:  #Atletismo : Leonel Suárez se recupera satisfactoriamente

Nehemiah era el principal favorito al título olímpico en Moscú, como lo afirmaba su desempeño la temporada previa y lo acontecido en ese año olímpico, pero el boicot estadounidense impidió la coronación del vallista norteño. Luego de haber sido relegado al cuarto puesto en el Pepsi de Westwood (Greg Foster, Dedy Cooper, Rob Milburn), única derrota ese año, Nehemiah había dominado cómodamente el TAC de Walnut (13.49), los Trials de Eugene (13.26) y los Bislett Games de Oslo (13.34). La ausencia a la capital moscovita lo llevó a competir en un evento denominado Liberty Bell Classic, celebrado en Filadelfia, donde venció a Tony Campbell y al alemán Hans-Gerd Klein, entre otros. Cerró la temporada con triunfos en el Coke de Londres, ASV de Colonia (13.23), BGP de Budapest (13.33) y la Weltklasse de Zürich (13.21).

Al observar lo acontecido durante la temporada de 1981, pocos hubieran pensado que sería la última de Nehemiah al máximo nivel. El momento culminante llegó el 19 de agosto en Zürich, cuando marcó un hito para la posteridad, al convertirse en el primer humano en descender de los 13 segundos, la Weltklasse reunió un entry de lujo, con Greg Foster, Sam Turner, Dedy Cooper, Tony Campbell y Alejandro Casañas; Nehemiah incentivado por Foster (13.03) hizo 12.93, un récord mundial que perduró ocho años. El vallista estadounidense sumó otros siete triunfos en el circuito europeo (Athletissima de Lausana, BGP de Budapest, Viareggio, AAA de Londres, ASV de Colonia, R-W de Koblenza y Van Damme de Bruselas). Nuevamente se le había resistido, en casa, el Pepsi de Westwood, cediendo con 13.46 ante Greg Fuster (13.10) y Sam Turner (13.43), única derrota ese año y sexta desde su debut internacional en 1978.

En 1982, Nehemiah dio un giro a su carrera deportiva, echando a un lado el atletismo e insertándose en el futbol americano, lo hizo firmando contrato con los San Francisco 49ers (NFL) como receptor abierto (wide receivers). Durante su estancia con los 49ers, Nehemiah participó en 40 juegos, con 4 touchdowns en 43 recepciones y 754 yardas. Durante la temporada 1984 los 49ers ganaron el Super Bowl, pero Nehemiah no tuvo relevancia en la obtención del título. Para 1985, la llegada a los 49ers de Jerry Rice (posteriormente, uno de los mejores wide receivers de la historia), significó la cesantía del afamado vallista, terminando así su carrera en la NFL. Nehemiah fue otro de los atletas eclipsados por el fútbol americano, quienes, salvo Bob Hayes, han transcurrido sin brillo por este popular deporte estadounidense.

Recomendado:  ZürichDL: Ricketts apela a su marca personal para llevarse el diamante del triple salto a casa

El regreso al atletismo se produce en 1986, luego de algunos inconvenientes para acreditar su status “amateur”, ya con 27 años, en las primeras tres temporadas solo realiza una competencia por año, hace 13.48 en Viareggio (1986), 13.71 en Lausana (1987) y 13.43 durante los Trials de Indianapolis que otorgaban boletos a los olímpicos de Seúl 1988, pero Nehemiah quedó en semifinales (4sf2). Durante las siguientes temporadas tuvo mayor presencia en el circuito europeo, con algunos triunfos, pero el escenario era dominado por otros vallistas, Roger Kingdom, Colin Jackson, Tony Dees, aún seguía Greg Foster. En 1990, logró el mejor rendimiento de esta segunda etapa, 13.19, durante el meeting Herculis Zeper de Mónaco.

Nehemiah se alistó para “luchar” por su última opción olímpica en 1992, se presentó en los Trials de New Orleans, entró tercero en el heat 4 (13.79), incluso garantizó su presencia en semifinales, al ser quinto (13.76) en cuarto de final (s2), pero no corrió la penúltima fase de la competencia (sf2). Allí quedaron sepultados sus sueños olímpicos, Moscú 1980, tronchados por el boicot; Los Ángeles 1984, por estar insertado en el fútbol americano, mientras no logró clasificarse para Seúl 1988 y Barcelona 1992.
Posterior al retiro se ha mantenido vinculado al atletismo como manager, entre cuyos representados han estado, Allen Johnson, Mark Crear, Justin Gatlin, Allyson Felix y Sha’Carri Richardson.

Facebook Comments