Noel David Suárez

El universo, los demonios beisboleros, o simplemente la displicente defensa del equipo de Portuarios hizo que Centrales respirara y pudiera regresar la caravana beisbolera al Victoria Girón de Matanzas. Con ventaja de tres juegos a dos llegaban los muchachos de La Habana y Mayabeque en pos de concretar lo que dejaron escapar en el último inning del quinto juego allá en San José, su pase a la final. Por su parte los del centro del país iban por la heroica y querían forzar el séptimo partido para de esta forma protagonizar la primera gran remontada en la historia de las post temporadas en las Ligas Élites, pues en la campaña regular fueron precisamente los del puerto los que vinieron de menos a muchísimo más.

Sin perder la combatividad y el entusiasmo que los trajo a esta instancia, Michael González designó como abridor del duelo al industrialista Pavel Hernández, que buscaba reivindicarse luego de una apertura deficiente en el segundo choque en el propio Girón matancero, además aprovechó el buen momento ofensivo que está viviendo Yasniel González para subirlo al cuarto turno, alternándolo con Yasiel Santoya que bajó al sexto. Trinchera por medio estaba el encontraban Yoanni Yera, que hacía su debut luego de su paso exitoso por la Liga ARCOS de México lanzando con los Charros de Jalisco, y que a priori se presagiaba como un rival durísimo, pues es uno de los serpentineros considerados para que sea uno de los abridores de nuestro equipo en el ya cercano V Clásico Mundial.

Calentamiento de Portuarios. Foto: Guillermo Rodríguez Hidalgo, Radio Rebelde.

Con más respaldo que el propio equipo local, los Portuarios comenzaron impetuosos y abrieron bien rápido el marcador por polémico triple de Denis Laza que hizo saltar del banco a Armando Ferrer reclamando la jugada por el libro de reglas y arbitraje, pues la pelota había hecho contacto con el jardinero izquierdo de Centrales Yusniel Ibáñez antes de salir del terreno, en fin, el avezado mánager matancero no salió del todo convencido con la explicación del grupo encargado de impartir justicia en este crucial partido. Yera logró salir del mal mal momento al retirar a Oscar Valdés y a Yasiel Santoya en una entrada pintaba más productiva de lo que fue para sus rivales. La respuesta de los del centro del país no tardó en llegar, y una vez más impulsada por la mala defensa de los Portuarios, tras pifiar en un fly de Ariel Sánchez al que le atacaron Laza y Acevedo y no se pusieron de acuerdo, acto seguido del hombre de hierro del béisbol cubano Danel Castro traería el empate con doble al derecho, demostrando por qué a pesar de ser parte de un line up con una gran profundidad, es su tercer bate. Un lanzamiento desviado imposible de atrapar por Oscarito le habría las puertas del home a Danel para poner delante a los del central 2 carreras por 1 en un primer inning que hacía esperar un juego súper peleado y complicado.

Recomendado:  Diálogo con el eterno 17 azul

En el sótano de la segunda Centrales registró otra empujada por Yadil Mujica que hizo saltar del box a Pavel Hernández por segunda vez en este play off. Al igual que en el segundo juego, el sucesor de Pavel fue Marcos Ortega, que logró liquidar la entrada al retirar a Ariel Sánchez por la vía 4-3, además venía con el antecedente de haber realizado un excelente relevo el pasado jueves en este mismo estadio. Poco a poco el público yumurino fue llegando al estadio y a hacerse sentir en apoyo a sus Centrales.

Ortega tuvo que salir del box presa del descontrol y del imparable al derecho de Ibáñez que empujaba la cuarta en las piernas de Danel Castro. Pedro Álvarez vendría en su rescate a tratar de frenar a un Centrales que poco a poco iba despertando empujado por las displicencias de sus rivales de turno. El gallo azul lograba colgar el tercer out para completar el primer tercio de juego. Yera llegó a 100 lanzamientos en el quinto cuando colgó un buen cero con escón de poches, dejando a dos corredores en circulación y retirando al difícil cuarto bate Yasniel González. En la baja de la quinta volverían a producir los Centrales al ligar par de dobles de Ariel Sánchez y Pavel Quesada más hit de Arruebarruena y poner el juego 6 carreras por 1.

Yera tiró 5 completas y solo permitió una anotación. Foto: Guillermo Rodríguez Hidalgo, Radio Rebelde

En la azotea de la sexta entró a trabajar Yamichel Pérez en sustitución de un Yera que logró tirar cinco entradas pese a no estar al 100%. En la baja de esta entrada Ariel Sánchez con otro doble trajo la séptima y Pavel la octava con hit explotando a Pedrito y poniendo las miradas en el séptimo y decisivo choque.

No obstante, como todos unos Guerreros los Portuarios salieron en el último tercio a luchar su partido a pesar de la desventaja y abrieron llenando las bases en el inning de la suerte. Laza pegó una fuerte línea pegada a la raya del LF para descontar dos y Oscarito volvió a llenar las bases para poner el empate en el muñecas de Santoya, ni Yamichel ni Hermes González pudieron aguantar, ahora era Naikel Cruz el encargado de sofocar la rebelión. No pudo Naikel al permitir hit de Santoya y darle pelotazo a Alomá. Randy Cueto venía a tratar de controlar a unos Portuarios que ponían el juego 8-6, y que volvían a llenar las bases sin out. Cueto ponchó a Acevedo y permitió hit de Rangel Ramos se batió en el cajón de bateo hasta que le ligó el imparable que puso el juego 8 a 7. Siempre se dice que este tipo de juegos se decide por un jonrón o por un error, y aunque todavía quedaba partido por delante el error en tiro de Mujica sobre batazo de Lázaro Martínez le daba el vuelco al marcador que los muchachos de Industriales y Mayabeque salieron a buscar. Un racimo de 8 ponía en ebullición el banco de un equipo que ha sido factor fundamental para que esta Liga Élite haya despertado la atención de muchos aficionados ya en las postrimerías.

Recomendado:  Indómitos sufren su primera escoba y Despaigne sigue con un paso chévere

Los del centro del país trataron de empatar el juego acto seguido pero el corrin suicida de Ibáñez para el home frenó el posible empate. Vale destacar lo oportuno al bate que se ha visto a Andrys Pérez, sin dudas está pugnando duro por esa plaza de receptor para el Clásico Mundial, esto sucedió ante los envíos de Andy Vargas, que cerró el séptimo y liquidó el octavo para poner a los suyos nuevamente a tres outs de la final, no sin antes enredarse por el error de Rangel en el campo corto y el hit al central de Mateo, pero respondió a la confianza que le dio Michael ponchando a Arruebarruena.

Portuarios a la final. Foto: Jit.

Andy se mantuvo en el box y cerró el noveno de uno, dos y tres para concretar, ahora sí, el pase a la final de los Portuarios. El juego lo ganó Elder Nodal

La final comenzará en Bayamo el próximo sábado, allá espera el favorito Agricultores, que no tendrá en estos Portuarios a un rival fácil. Michael y sus muchachos nunca se amilanaron, ni los errores del quinto juego, ni la desventaja del sexto hicieron Mella en las ilusiones de un conjunto que más que equipo de beisbol fue una familia, en la que todos contribuyeron a este resultado, todos fueron importantes, a Joassan Guillén se le dio toda la confianza y el muchacho respondió, eso pasa en la mejores familias. El reconocimiento para unos Centrales que pelearon pero se encontraron con unos Guerreros que los eliminaron por mérito propio.

Facebook Comments