por: José Alberto Portela Aportela

Cuando la pasión por la actividad atlética toca la anatomía y el alma de un ser la conexión es eterna, por lo que no es nada fuera de lo común que para quien vive este idilio no existan fronteras de días ni horas, y la carrera «San Silvestre» es un colosal ejemplo de lo antes expuesto.

Este evento tuvo como sede la «Ciudad Deportiva » en nuestra capital en horas de la mañana del día 31 de diciembre a la distancia de 10 km, con la particularidad que el trayecto constaba de un recorrido de 2 km al cual se debía de vencer en 5 oportunidades para dar feliz término a la distancia pactada. Decenas de habaneros se dieron cita en el sitio desde muy temprano, su amor por estos extenuantes eventos de largo aliento era su escudo y luz ante las excusas.

Resultó un regalo para todos los presentes ver a atletas del primer nivel de nuestra nación compartir con practicantes sistemáticos que agradecían este gesto de confraternidad. La diadema en el sector femenino fue a parar a manos de Yumileydis Mestre Heredia, destacada fondista de nuestro país que hace apenas unas semanas se impuso en la Media Maratón de Córdoba ( España) aunque finalmente resultó descalificada en aquel entonces por vericuetos burocráticos. Su registro en esta oportunidad fue de 35 minutos y 42 segundos para hacerse inalcanzable para sus contrincantes.

El segundo puesto fue a las manos de la destacada triatleta Leslie Amat quien detuvo los cronómetros en 38 minutos y 1 segundo, dejando el sitial más bajo del podio para la joven habanera Salamah Mahroos Diez con 40 minutos y 2 segundos, una de las atletas con más proyección y futuro en el fondo cubano.

En el sector masculino el rey indiscutible resultó Maher Mahroos Diez, andarín que forma parte de nuestra selección nacional por sus destacados logros alcanzados en el año que nos dice adiós. Este joven de sangre yemenita marcó 32 minutos y 28 segundos en su camino al trono. El segundo lugar fue » asaltado» por un otro representante del deporte de Triatlón : Kevin Milian. Kevin ( más conocido por Biscochito por sus amigos) vió como el tiempo de 32 minutos y 34 segundos fue su pasaporte hacia el escalón plateado. El tercer lugar de este evento entre los hombres fue para Idael Carvajal Corrioso, con 33 minutos y 54 segundos. Idael fue uno de los atletas más destacados en el último Nacional Juvenil celebrado en Cuba al adueñarse de dos preseas ( 3000 metros con obstáculos y 1500 metros planos) lo que lo pone en los reflectores para un futuro luminoso.

Recomendado:  Diosmany González: Rey Paralímpico

Se fugan 12 meses y se extingue una llama, un calendario marchito ya es olvido y otro ha dado un golpe de estado a la existencia, pero los fondistas cubanos son inmunes a cualquier problemática que intente encerrar sus voluntades. La carrera «San Silvestre» es otro galardón que reluce entre sus tesoros. Muchos kilómetros esperan por ser devorados y una frase es la guía de cada corredor : el sacrificio es la génesis de los sueños. El asfalto espera , por el momento una breve tregua le dará unos minutos de receso, pero será frágil y poco perdurable pues ante la rutina el antídoto es el ejercicio físico y los horizontes competitivos ya asoman sus desafiantes rostros.

Facebook Comments