Por Lázaro Ernesto Arias Yusta

Ver batear a Danel Castro se ha convertido en uno de los atractivos de la primera edición de la Liga Élite. El tunero que ganó la Serie 52 con Villa Clara, persigue a sus 46 años el récord de hits en campeonatos domésticos cubanos.

Este martes comenzó la primera subserie que disputará el equipo Centrales en el Sandino de Villa Clara y la no alineación de Danel Castro en los dos primeros juegos despertó preocupaciones dado sus viejos problemas con los meniscos.

— No hay necesidad de apurar a Danel –afirmó el director técnico Armando Ferrer–. Arruebarruena estará con nosotros dos subseries antes de ir a cumplir contrato en México. A Pavel Quesada lo usaremos en primera, hoy Yeniet Pérez será el bateador designado (…).

La lesión ocurrió frente a su público en el Julio Antonio Mella, donde Danel calculó que podía romper su récord si la Liga Élite no se hubiera retrasado por la llegada a Cuba de uniformes e implementos. Sin contar los dos imparables que tiene el tunero en un juego sellado contra Ganaderos, aún le faltan 11 jits para superar la antológica marca, en poder del capitalino Enrique Díaz.

— Me faltan 9 –dice Danel convencido. Esos dos ya están del lado de acá.

Según el jefe del equipo médico de Centrales la lesión del bíceps femoral del muslo derecho del tunero es leve. No se relaciona con las rodillas. A Danel «se le aplica un tratamiento con hielo, relajantes musculares, antiinflamatorios, corriente, magneto. Puede continuar entrenando mientras no afecte su tratamiento.»

A partir del sábado, ante el elenco de Portuarios, el cuerpo técnico de Centrales analizará si el tunero está listo para ayudar al conjunto y sumar algunos imparables en el estadio insignia de la pelota cubana.

Facebook Comments

Recomendado:  Cuatro años más para Víctor Mesa