POR: Justo Navarro

INTRODUCCIÓN

Siempre que acontece, una competencia de importancia mundial, para un deporte como el Atletismo, comienzan a surgir conjeturas, no solo de la calidad de la competencia en sí misma, la que en el caso del pasado Campeonato Mundial celebrado en Oregón fue excelente, sino sobre la participación de los atletas, pues no solo las medallas y diplomas, son sinónimos de una buena o no actuación , el rendimiento obtenido en la competencia constituye un elemento a tomar en cuanta, principalmente para los entrenadores, quienes por lo general encaminan su trabajo hacia un rendimiento determinado.

Establecimos algunas consideraciones, sobre las características competitiva de los sectores dentro del Atletismo, diferencias estas que implicaban criterios evaluativos diferentes.

La FORMA DEPORTIVA, como elemento importante dentro del proceso de entrenamiento ha sido estudiada, por muchos expertos deportivos y de diferentes ramas del saber humano, lo que prueba lo complejo que resulta conceptuarla, pues su manifestación dependerá del tipo de actividad deportiva.

En un grupo de deportes, donde el objetivo competitivo, es vencer a un contrario, la forma deportiva está determinada por el RESULTADO DEPORTIVO, o sea la obtención del lugar o posición previamente planificada, y aunque en los tiempos actuales existen formas de evaluar algunos parámetros que ofrezcan información individual de los atletas, la influencia de la presencia del contrario en cualquier accionar hace este análisis incompleto.

Para otro grupo de deporte, los denominados de tiempo y marca, en donde la actuación competitiva, ya no es solo vencer a un contrario, sino vencerse a si mismo EL RENDIMIENTO DEPORTIVO, constituye la forma de evaluar el estado de la forma deportivas.

Es por lo que no se debe utilizar indistintamente ambos términos RENDIMIENTO Y RESULTADO, pues significan aspectos muy diferentes, de un mismo fenómeno, aunque relacionados entre sí, veamos cómo, se presupone que un rendimiento determinado (marca), implique un resultado determinado también (lugar en la competencia), pero esta relación dependerá de una variable, que no es controlada por el entrenador ni el atleta, que es la, actuación de los contrarios, por ello es el RENDIMIENTO DEPORTIVO, el objetivo final de proceso de entrenamiento para el Atletismo.

La forma deportiva, para este autor, es el estado óptimo, tanto físico, como técnico y psicológico, que le permite al atleta lograr el rendimiento planificado, de acuerdo al nivel de desarrollo de los estado anteriores, o sea no es constante el rendimiento que hoy es muestra de estar en forma deportiva , mañana no lo será, el rendimiento varía cuantitativamente, sin embargo cuando se logre este rendimiento constituye la parte mas compleja, pues no es solo hacerlo, sino en el día y el momento mas importante, es lo que se denomina como PRECISIÓN DE LA FORMA DEPORTIVA. Aspecto muy complejo, pues si analizamos el comportamiento mundial, no mas de 1/3 de los atletas participantes en las grandes competencias mundiales, lograr su mejor marca personal (PB) o de la temporada (SB) durante la misma, con respecto a este porcentual, nos referimos a las disciplinas de lanzamientos, pues en otros sectores el comportamiento es diferente.

La complejidad de la precisión de la forma deportiva, radica además en que existen un gran número de variables que influyen sobre la misma y que no siempre puedan ser controladas por el entrenador, sobre todo del orden psicológico, pues en muchas oportunidades el atleta se encuentra preparado, tanto física como técnicamente y en el instante de la competencia surgen situaciones que tan al traste con la propuesta de rendimiento, la ayuda de un psicólogo/a constituye algo de suma importancia, pues desde su ciencia puede ayudar a un mejor control emocional por parte del atleta, aunque para algunos entrenadores, la necesidad de este especialista, constituye en si mismo una derrota, pues el talento no es solo físico y técnico sino también psicológico.

Para que un proceso de entrenamiento, con las exigencias de rendimientos a nivel mundial que tienen los lanzamientos actualmente, tenga éxito, es necesario un trabajo multidisciplinario, y es ese un reto para el entrenador, pues como director del proceso de entrenamiento, debe tener un conocimiento mínimo de las diferentes especialidades que conforman el grupo, no puede ser un simple receptor, sino un cuestionador y aportador de ideas.

DESARROLLO

Para el estudio de la precisión de la forma deportiva, se tomó como referencia a los atletas participantes en la disciplina de impulsión de la bala, para ambos sexos, durante el pasado XVIII Campeonado Mundial de Atletismo, efectuado en Eugene-USA
En total se analizaron 27 atletas de cada sexo, y para el cumplimiento de tal propósito, dividimos los atletas en 3 grupos.

Recomendado:  #Atletismo : Leonel Suárez se recupera satisfactoriamente

Atendiendo a la posición final en la competencia y las impulsiones realizadas, aunque previo a la competencia todos tenían las mismas opciones.

1-FINALISTAS, Aquellos atletas ubicados entre 1-8 lugar, los que durante la competencia tuvieron la opción de realizar 9 impulsiones; 3 en la clasificación y 6 en la competencia final.

2-SEMIFINALISTAS, Los atletas ubicados entre los lugares 9-12 los que tuvieron la opción de 6 impulsiones, 3 en la clasificación y 3 en la competencia final.

3-CLASIFICADOS. Grupo de atletas ubicados entre la posición 13 -27, con solo 3 opciones de impulsión, las que hicieron durante la clasificación.

En la tabla 1, se muestran los valores promedio de : las mejores marcas personales de los atletas (PB), el rendimiento en la temporada (SB) y de los rendimientos en la competencia (CF), según clasificación inicial, se aprecia como el grupo de finalistas es el de mejor comportamiento al existir, menos diferencia entre sus rendimientos de por vida (PB) y de la temporada (SB) con el del campeonato mundial,(CF), destaca como la diferencia expresada en metros y centímetros se va haciendo mayor en la misma medida que los atletas obtuvieron una peor ubicación final.

Tabla 1

Se manifiesta un fenómeno interesante siempre la diferencia entre la SB y la CF, será menor, que la existente entre la PB y la CF, lo que demuestra que la preparación fue dirigida para esa competencia en particular y con buenas estructuras técnicas.

En la tabla 1-a, se presenta la valoración cualitativa de los rendimientos de los atletas según el criterio evaluativo, presentado por este autor en trabajaos anteriores (1), el que es basado en el por ciento del rendimiento en la CF, comparado con la PB y SB, a partir de este criterio, de excelente solo fue evaluado 1 atleta, al considerar que logro su PB en la CF. Evaluados de mal solo existen en los grupos de semifinalistas y los clasificados, siendo en estos últimos la cifra mayor para la PB y la CF y muy elevada para SB y la CF.

Para la forma deportiva en los diferentes momentos estableceremos dos tipos de precisión.

Precisión de la forma deportiva-1. (PFD-1). Es la relación entre la PB y la CF, es la más difícil de lograr, pues mejorar el mejor rendimiento personal, en la competencia fundamental es algo que no siempre se puede alcanzar, son mucho más las competencias a participar que las posibilidades reales de incrementar los rendimientos.

Precisión de la forma deportiva-2. (PFD-2): La relación entre el rendimiento en la competencia CF y la SB, el mejor rendimiento de la temporada, por lo general es la de mayor factibilidad de realización, siendo por ello muy fácil de obtener, aunque requiere de una acertada planificación y estructuración del modelo de entrenamiento.

Se ha comprobado por estudios realizados por este autor, que cuando la PB, de los atletas fue lograda en años anteriores, resulta más factible el logro de la SB, en la competencia, esto es un proceso lógico, de estabilidad de los rendimientos.


Tabla 1-a

En la tabla 1-a se puede observar, como en todos los grupos la precisión de la forma deportiva-2, fue más exitosa para los finalistas en el 87,5% fue calificada de MB, mientras que la forma deportiva-1 con igual calificación ocurrió en el 50%. Entre los semifinalistas el 75% fue evaluado como de regular en la forma deportiva- 2 contra 50% en la forma deportivas-1.

Para los semifinalistas igualmente fue mejor la precisión de la forma deporiva-2 que en la precisión de la forma deportiva-1, un 75 %, fueron evaluados de Regular contra un 50 %., Sin embargo, para el grupo de los clasificados la situación fue diferente, la precisión de la forma deportiva-1 fue inferior a la precisión de la forma deportiva-2.

En la tabla 1-b, se muestra el resultado en todos los participantes, según la clasificación, y la relación individual entre SB/CF y PB/CF, los resultados reafirman, que para estar entre los mejores no solo es suficiente llegar con un elevado rendimiento, a la competencia fundamental, sino además dentro de ella tener un porciento elevado de efectividad, al tener un mejor comportamiento competitivo, expresado en una mejor precisión de la forma deportiva.

IMPULSION DE LA BALA MUJERES

En la tabla 2, se muestra el comportamiento promedio de las mujeres según fueren finalistas, semifinalistas y el resto de las competidoras clasificadas, contrastando sus PB, marca personal, y sus SB, marca de la temporada con los rendimientos en el Campeonato Mundial CF. En las finalistas la diferencia es poca entre 28 y 31 cm, lo que demuestra que compitieron muy bien, todas muy cercanas a sus mejores rendimientos. Entre las semifinalistas, aconteció, un hecho no novedoso, aunque, poco frecuente y es que una de las atletas , en la clasificación tuvo un rendimiento superior en 3 intentos a su marca personal, y al siguiente día en la competencias por las medallas su rendimiento fue muy bajo , llegando solo a ser semifinalista, por tanto el mejor rendimiento lo obtuvo durante las clasificaciones, en resumen esa atleta logra su marca personal, durante la competencia, solo que no en el momento más oportuno.

Recomendado:  Decatlón: Previa, estadísticas y proyecciones

Para el grupo de las clasificadas, sus rendimientos fueron los que concernían con el nivel de este grupo, los que al compararlos con los de los hombres de igual categoría, se aprecia que fueron superiores, atendiendo a que las diferencias fueron menores.

En la tabla 2, se aprecia la evaluación cualitativa de los rendimientos, durante el Campeonato Mundial, atendiendo al porciento en que estuvieron de acuerdo de su SB y PB, de manera que, de las finalistas, ninguna fue evaluada de mal y entre el 25 y 37.5 %, evaluadas de Excelente, lo que confirma nuestra aseveración que para las mujeres fue uno de los Campeonatos Mundiales más fuertes.

Para las semifinalistas, el comportamiento fue similar de acuerdo a sus PB y a sus SB, con respecto a la CF, es para este grupo, aun considerando a la atleta que hizo su mejor marca en la clasificación como Excelente, el resto estuvo de Regular para Mal.

Las clasificadas, fueron las de peor evaluación, entre el 41. y 52% estuvieron evaluadas de Mal, lo que no es bueno, pero si lo comparamos con los hombres que llegaron hasta un 70 % de Mal, el resultado final es admisible, aunque debemos reconocer que la ubicación de estos atletas se corresponde con la calidad de sus rendimientos, no con el rendimiento con que llegaron al Campeonato Mundial, sino en su estado de forma deportiva durante la competencia.

En la tabla que a continuación presentamos, se muestra el comportamiento individual de cada una de las atletas participantes, como es de esperar fue mejor en las atletas finalistas.

En el caso de la impulsión de la bala, el comportamiento competitivo de las féminas fue algo superior al de los hombres, varios pudieran ser los factores que hayan influido para que existiera tal diferencia, para este autor, el mejor control emocional de las mujeres pudiera ser una de las cusas de esta diferencia, ya que desde el punto de vista técnico-metodológico, los entrenadores conocen muy bien las diferencias entre las mujeres y los hombres.

A nivel mundial, la WA, (World Athletics) ha intentado igualar, en todos los aspectos a las mujeres y los hombres, no obstante, aún existen diferencias en cuanto a la cantidad de competencias convocadas para hombres y mujeres, por lo que, al existir menos competencias preparatorias, los resultados en la competencia fundamental (CF) , para ellas suele estar más cerca de los rendimientos previos, lo importante es conocer cada entrenador y atleta, la cantidad de competencias previas necesarias para mejorar la preparación competitiva antes la la competencia fundamental.

A favor de las féminas, esta el hecho que siendo este Campeonato Mundial para ellas los mayores rendimientos, ver (tabla A), su dirección de forma deportiva fue superior al de los hombres.

RESUMEN

A partir del análisis realizado podemos concluir considerando que: El objetivo principal del proceso de entrenamiento debe ir mas allá de incrementar el rendimiento absoluto de los atletas, deberá incluir el momento en que ocurra que coincidirá con el evento más importante de la temporada lo que permitirá un mayor resultado.

Una correcta precisión de la forma deportiva define la calidad del proceso de entrenamiento, por tanto, los entrenadores deben tomar este elemento como medidor de la calidad de su trabajo, y aunque resulta un proceso complejo, pues en ello van implícitos factores objetivos y subjetivos, siempre será el medidor más exacto de la calidad de nuestro trabajo.

REFERENCIAS
1- (https://www.deporcuba.com/2022/04/15/rendimiento-o-resultados-desde-el ejemplo-de-darlan-romani)
2- (https://www.worldathletics.org/comp)

Facebook Comments