Por Eddy Luis Nápoles Cardoso

Los mundiales de atletismo sub-20 tuvieron su bautizo en Atenas 1986, desde ese entonces se han celebrado 18 ediciones de ese magno evento, que promueve a las futuras estrellas del campo y pista en el mundo.

Cuba ha estado presente en todas las citas realizadas, acumulando 29 títulos, 32 preseas de plata y 24 de bronce, para un total de 85 medallas; ocupando el noveno puesto entre los 108 países que han logrado, al menos una presea. Respecto a la ubicación entre países por ediciones, en cuatro oportunidades el atletismo cubano ha logrado ubicarse cuarto (por medallas), Kingston 2002 (3-1-0), Moncton 2010 (3-1-0), Barcelona 2012 (3-0-1) y Bydgoszcz 2016 (3-2-0). Aunque la mayor producción de medallas, ocho, corresponde a Sudbury 1988 (3-3-2) y Bydgoszcz 2008 (1-2-5).

En el apartado individual, la jabalinista Osleidys Menéndez (Sydney 1996 y Annecy 1998), la saltadora Dailenis Alcántara (Bydgoszcz 2008 y Moncton 2010) y el triplista Lázaro Martínez (Eugene 2014 y Bydgoszcz 2016), son los únicos cubanos que poseen dos títulos mundiales. Por su parte, Liliana Allen, Aliuska López y la propia Alcántara, coleccionaron tres preseas mundialistas; con la particularidad de que Allen las conquistó todas en Sudbury 1988 (plata en 4×100 y bronce en 100 y 200 metros); López fue plata en Atenas 1986, título (100 con vallas) y plata (4×100) en Sudbury 1988, mientras que, Alcántara logró dos en Bydgoszcz 2008 (oro en triple y bronce en longitud), y una en Moncton 2010 (oro en triple).

Unos 240 atletas criollos han visto acción en los mundiales sub 20, siendo la edición de Atenas 1986 la que contó con mayor presencia cubana, con 28 atletas, 27 estuvieron en Lisboa 1994 y 25 lo hicieron en Plovdiv 1990 y Seúl 1992 respectivamente. En el extremo opuesto, con las menores asistencias, se sitúan las citas de Grosseto 2004 (4), Beijing 2008 (5) y Nairobi 2021 (5).

Veamos cómo se ha comportado el aporte al medallero criollo:  De los 29 títulos, el 34% corresponde al salto triple (10) y el 20% a las vallas cortas (6). De las 85 preseas el triple sigue dominando (23), con el 27%, seguido de las vallas cortas (12) con un (14%) y el salto de longitud (9) con el 11%.

Concluido el período clasificatorio al mundial de Cali, que se extendió del 1 de octubre de 2021 al 18 de julio de 2022, se impone realizar una valoración acerca de los atletas cubanos aptos para representarnos en la cita a celebrarse en la capital del Valle del Cauca, entre el 1 y el 6 de agosto próximo.

Recomendado:  #CopaCuba2016: La primera fecha transcurrió tranquila

A diferencia de años anteriores, los atletas menores de 20 años no han tenido mucho esplendor por la ruta que los conduce a Cali, también la pandemia de Covid-19 ha jugado su papel adverso. Al cierre de la clasificación el 18 de julio, unos 12 atletas lograron las mínimas que les garantiza la presencia mundialista. Esto no quiere decir que esa docena haga acto de presencia en el Estadio Pascual Guerrero, por cuota hay cinco boletos asegurados, los finalistas de la edición anterior (Nairobi 2021) y los restantes que se decidan incluir deben ser asumidos por la Federación Cubana de Atletismo.

Camagüey fue sede del nacional juvenil, entre el 7 y 10 de julio, la última opción para la realización de las mínimas, pero el evento celebrado en tierras agramontinas careció de los requerimientos técnicos necesarios en varias pruebas (cronometraje electrónico, vallas y colchones para la pértiga), que pudieran hacer válidas las marcas en esas áreas afectadas.

Dentro de los 12 atletas clasificados a Cali, sobresalen tres, el saltador de longitud santiaguero Alejandro Parada, quien antes del evento camagüeyano tenía un mejor salto de 7.88 (mínima 7.55) y ocupaba el sexto puesto en el listado anual, pero en Camagüey logró 8.06, colocándose segundo, el estadounidense Jeremy Brackins lidera con 8.08; también segunda se ubica la jabalinista cienfueguera Yiselena Ballar, con 60.07, antecedida por la serbia Adriana Vilagcs (62.76); otro saltador de longitud se ubica cuarto, el matancero Aniel Molina (7.95), quien, además, es adelantado por el italiano Mattia Furlani (8.04). Estos serían los principales candidatos a ocupar puestos en el podio mundialista.

Con puestos menos relevantes en el listado anual sub 20 están el velocista tunero Reynaldo Espinosa (100 metros), con 10.30, quien pudo ver afectado su desempeño en Camagüey (cronometraje manual), el multiplista habanero Josmil Sánchez (7188), que no estuvo en Camagüey y la martillista granmense Leidis Viamonte (60.59), todos ubicados entre los 20 primeros.

El resto de los atletas cubanos que realizaron las marcas mínimas exigidas por World Athletics para el mundial de Cali fueron la camagüeyana Yarima García (100-200mp), 11.62 y 23.82; la vallista habanera Jocelin Echazabal (100c/v), 13.69; la villaclareña Liliet Cabrera (400c/v), 59.62; la discóbola mayabequense Alejandra Mesa (48.52); el vallista habanero Pierre Castillo (400c/v), 53.06 y el camagüeyano Frank Cruchank (800mp), 1:50.85.

Atletas como la avileña Kiara Vázquez (altura), 1.80/1.81; la holguinera Leyanet Peña (pértiga), 4.00/4.05 o el guantanamero Eglis Balón (800mp), 1:51.75/1:51.00, estuvieron cercanos a realizar las mínimas.

Los siete elegidos para representar al pabellón cubano en Cali fueron; Alejandro Parada y Aniel Molina (longitud), Reynaldo Espinosa y Yarima García (100 y 200m), Liliet Cabrera (400c/v), Leidis Viamonte (martillo) y Josmil Sánchez (decatlón)

Recomendado:  Tras la estela de Yipsi Moreno

PD: La jabalinista Yiselena Ballar, una de las dos inclusiones de último momento de World Athletics en el listado cubano, abandonó la comitiva criolla en Miami, en tránsito a Oregón, donde se celebró el recientemente finalizado mundial de mayores.

Facebook Comments