por: José Alberto Portela Aportela

Culminó el Mundial de Atletismo para Cuba y lamentablemente se salda con la peor actuación histórica de nuestro país en estas lides al no poder acumular medallas de ningún color. Nuestro Atletismo viene en una espiral descendente hace algún tiempo lo que alguna actuación puntual los salvaba del total desastre, pero está vez no fue posible esa » cuerda salvadora» que nos librara del abismo.

Motivos hay muchos y todos merecen ser analizados a fondo,desde la partida constante de atletas a otros lares del mundo que después mejoran ostensiblemente sus marcas representando a otro país,hasta la baja forma física demostrada por muchos atletas cuando debería ser la competencia fundamental el sitio donde su tope cualitativo esté en su máxima expresión. Igualmente hay aspectos burocráticos que lastran el correcto desarrollo del proceso de entrenamiento, cuando el objetivo tiene que ser brindar a atletas y entrenadores las facilidades para poder cumplimentar una preparación exitosa.

Por Cuba hubo atletas que sobrecumplieron sus metas pre competitivas, y por sólo mencionar un nombre hay que hacer referencia a la triplista Leyanis Pérez, pero otros que incluso traían cartel de posibles medallistas naufragaron en el intento.

Queda un análisis, pero que remueva en sus cimientos este deporte que tanto amamos. Ya el tiempo de » curitas superficiales» ha pasado. Esperemos ver nuevamente a nuestros representantes del Campo y Pista entre lo más cimero del mundo. Los Juegos Olímpicos están en el horizonte y peligra una actuación decorosa de Cuba. Son tiempos de más acciones y menos palabras. Estamos a la espera.

Facebook Comments

Recomendado:  Atletismo: ¿Los mejores del año en Cuba?