por: José Alberto Portela Aportela

La mediofondista Rose Mary Almanza no pudo certificar su inclusión en las siguientes instancias competitivas del Mundial de Atletismo que se celebra por esta fecha en la ciudad de Eugene, al quedar eliminada en su heat clasificatorio. Batalló y luchó por seguir avanzando pero le fue imposible,su registro de 2.01.96 en los 800 metros fue insuficiente para lograr su objetivo.

Hace varias temporadas ya que Rose Mary se codea con la élite de su especialidad e incluso ha marcado tiempos líderes en los listados universales anuales, pero aún no ha podido sumar a sus vitrinas esos grandes pergaminos que todos sabemos que es capaz de obtener.

Su caso es digno del más profundo análisis, en diversos mítines y competencias de un solo día, Rose Mary ha impuesto su ritmo y ha logrado vencer a cualquier rival por muy difícil que pareciera la encomienda, pero cuando tiene que asistir a eventos en los cuales debe de correr varias veces sufre una metamorfosis y termina naufragando sin alcanzar lo que anhela. ¿ Tácticas de carrera erradas ?, ¿ Preparación física deficiente?, las causas aún son un misterio que no ha podido resolverse y todo vuelve a recomenzar como un círculo vicioso.

Almanza aún es joven,sus apenas 30 años de edad no son un obstáculo que lastren su camino a la cima, pero deben encontrar ya la solución a sus continuas «bajas físicas » en eventos de primer nivel mundial. Todos confiamos en ella, sabemos que aún no ha dicho la última palabra y su talento y dedicación merecen el premio a tanto sacrificio y esfuerzo.

Esperamos verla copando podios internacionales, el camino más largo se rinde ante el primer paso, y Rose Mary tiene todas las herramientas para construirse su sitial deportivo,el que todos sabemos que está a su real alcance.

Facebook Comments

Recomendado:  #DelMuro: El desenlace de estos Juegos Panamericanos constituye un enigma