Han pasado 48 horas desde que el estadio de Eugene abrió las puertas a los mejores atletas del mundo, donde resultados interesantes y finales emocionantes no se han hecho esperar. Luego de la emoción que dejó la final de los 100 m planos masculinos dominada por los velocistas estadounidenses arrancará la tercera jornada, la cual al igual que las dos anteriores tendrá presencia cubana, que se concentran en los heats de 400m lisos femeninos y la clasificación del lanzamiento del disco masculino.

En la vuelta a óvalo Roxana Gómez va por incluirse en las semifinales, meta que no parece difícil, la cubana trae una marca de inscripción de 50.93 y tiene una personal de 49.71. Roxana clasificó a la final olímpica de Tokio 2020, pero no pudo correr a causa de una lesión, aspecto que ha sido su talón de Aquiles, las lesiones. Se estima que puede estar en semifinales, pero para llegar a la final tiene que acercarse o incluso superar su mejor crono, en una temporada dominada por la dominicana Marileidy Paulino, quien ya se colgó al cuello un metal dorado en el revelo mixto. Otra de las referentes es la bahamesa Shaune Miller-Uibo, atleta que ha bajado de los 49 segundos, con un registro personal de 48.36, este año tiene un 49.91, así como la jamaicana Charokee Young que en esta temporada ha logrado su mejor marca de 49.87. En Doha 2019 ganó la bahreiní Salioa Eid Nasser con un tiempazo de 48.14, el sub título fue para Miller con 48.37 y el bronce para la ahora velocista jamaicana Sherika Jackson con 49.47.

Roxana en busca de un resultado grande en el mundial. Foto: World Athletic

La otra prueba que tendrá presencia cubana será la clasificación del disco masculino, donde está Mario Díaz, que fue el último en sumarse al equipo cubano que compite en este mundial. Díaz tiene un 65.21 de personal logrado este año. El mejor resultado histórico de un discóbolo cubano en un mundial data del lejano Helsinki 1983, donde Luis M. Delis alcanzó el segundo puesto con un disparo de 67.36, aunque llegó a tirar en su carrera hasta 71.06, además de Delis en esta misma competencia estuvo Juan Martínez, séptimo con 64.26, tiene un 70 infracción de personal. Delis volvió a ocupar el podio de premiaciones en Roma 1987, al ser tercero con 66.02, en prueba que ganó Jürgen Schult de Alemania Federal 6874.

El cubano Mario Díaz se extrena como mundialista. Foto: Deporcuba.

 Esta prueba ha sido dominada en su mayoría por atletas alemanes, destacan dos nombres que se convirtieron en leyendas, Lars Riedel, campeón en Tokio 1991 (66.20), Stuttgart 1993 (67.72), Gotemburgo 1995 (68.76), Atenas 1997 (68.54) y Edmonton 2001 (69.72) y Robert Harting, conocido por muchos como “el rompe camisetas”, por su costumbre de romperse la camiseta cada vez que ganaba, esto lo hizo en Berlín 2009 (69.43), Daegu 2011 (68.97) y en Moscú 2013 (69.11). En Doha 2019 ganó el corpulento sueco Daniel Stahl con un 67.59. Otros cubanos que tuvieron participaciones mundialistas fueron Roberto Moya, Alexis Elizalde y Jorge Yadián Fernández.

Recomendado:  #Atletismo: Los mejores del año en Cuba
Robert Harting y sus roturas de camisetas. Foto: World Athletic

El líder de la temporada es el propio sueco con 71.47, seguido por el esloveno Kristjan Ceh con marca personal de 71.27 y los lituanos Mykolas Alekna con 69.81 y Andrius Gudzuis con 69.39. Para Díaz será un buen resultado llegar a la final, lanzando alrededor de su 65.21.

El favorito Daniel Stahl. Foto: World Atletic

Se disputarán las finales de los 10 000m para hombres el lanzamiento del martillo femenino, ambos en horario matutino, mientras que para la tarde se estarán buscando campeones en el salto con pértiga femenino, la impulsión de la bala masculina, los 110m con vallas masculinos y para el cierre la final de los 100m metros planos para las damas.

Dia 2 High lights

  • El polaco Pawel Fajdek conquistó en Eugene su quinto oro mundial consecutivo en lanzamiento de martillo con una marca de 81,98 metros. Fajdek se alzó con el título aventajando a su compatriota Wojciech Nowicki, campeón olímpico, que lanzó 81,03m, en tanto el bronce fue para el noruego Heivind Henriksen, subcampeón olímpico en Tokio, con un tiro de 80.87.
  • Chase Ealey ganó el primer oro del equipo Estados Unidos en el Mundial. Lo hizo en la impulsión de la bala con suculento disparo de 20,49. Fue su primer intento, y le alcanzó para aguantar los embates de la competitiva Lijiao Gong que produjo todos los mejores disparos de su 2022 en la final. Ealey, aunque resulte increíble, es la PRIMERA mujer en ganar el oro mundial para Estados Unidos.
  • Fred Kerley, 9.89 seugundos, se convirtió en el titular del orbe en la prueba más espectacular. Fred Kerley comandó el escuadrón de bólidos estadounidenses que terminaron copando el podio de los 100 metros. Kerley se hizo acompañar de Marvin BRACY y Trayvon Bromell, ambos acreditados con 9.88 segundos. El jamaicano Obilique Seville, de quien todos cuentan que representa la esperanza de regresar a la cima para los hombres de esta isla del Caribe se ubicó cuarto con 9.97 segundos.
  • La etíope Letesenbet Gidey logró la primera corona de su carrera al dominar los 10 mil metros con tiempo de 30:09.94 por delante de las kenianas Hellen Obiri y Margaret Kipkemboi, 30:10.02 y 30:10.07 respectivamente. Sifan Hassan fue cuarta, y en su favor hay que decir que ha tenido problemas en un pie y apenas había disputado una carrera en toda la temporada.
  • Shelly Ann Fraser, 10.87 segundos, comandó la armada jamaicana en las preliminares de los 100 metros para damas donde brilló excepcionalmente Dina ASHER-SMITH con 10.84s, el mejor crono.

Facebook Comments