La segunda jornada del campeonato mundial de Atletismo Eugene 2022 traerá para Cuba actividad en las eliminatorias del triple salto femenino y en la final del salto de longitud masculino. En el triple, prueba que abre la jornada estarán tres muchachas intentando colarse en la final del lunes 18, ellas son Liadagmis Povea, Leyanis Pérez y Davisleydi Velazco, cuyas marcas de inscripción son 14.45, 14.58 y 14.22 por ese orden. Leyanis y Liadagmis deben clasificar, si Davisleydi lo hace también bienvenida sea, pero las dos primeras pueden clasificar y pelear por estar en el podio en una prueba dominado por la recordista mundial Yulimar Rojas de Venezuela.

Poco a poco van llegando medallas al cuello de los mejores atletas. Foto: World Athletic

Mientras tanto, Maikel Massó tendrá que mejorar el 7.93 que hizo ayer en la clasificatoria para luchar por una medalla. Recordemos que él es bronce olímpico en Tokio 2020.

Leyanis Pérez a la final del triple

De las tres triplistas inscritas en la clasificación solo Leyanis Pérez aseguró un puesto en la final del próximo lunes, con una máxima de 14.30, por debajo del 14.40 exigido, que la ubicó oncena, pues en sus otros intentos se quedó corta con 14.24 y 14.17. Por su parte Liadagmis Povea a duras pena saltó 14.01 y tuvo otros dos intentos muy pobres de 13.96 y 13.99, alejadísimos del 14.45 que tiene esta temporada. Davisleydi Velasco tuvo solo dos intentos válidos, ambos por debajo de 14 metros, 13.66 y 13.94.

Discreta actuación de las triplistas, se sabía que Velazco la tenía bien difícil, pues el 14.40 que se exigía estaba por encima de su marca personal de 14.34, pero Liadagmis no estaba en su día, se vio con problemas, alejada de sus mejores registros y Leyanis se coló a duras penas, al igual que Massó a la final del largo que tendrá lugar hoy en la jornada vespertina, esperemos que ambos se vean mejor en sus respectivas finales. En cuanto a Yulimar Rojas, la fenomenal venezolana, fue la primera en saltar y clasificó cómoda en su primer intento con 14.73.

Leyanis deberá tener una considerable mejoría si quiere pelear por una medalla en la final, su 14.58 de personal la respalda.

Lo más atractivo en la jornada matutina fueron las dos finales desarrolladas al unísono, los 10 000 m femeninos y el lanzamiento del martillo masculino, ambas pruebas ganadas por dos atletas leyendas en sus especialidades. La etíope Letesenbet Gidey, actual recordista del mundo con crono de 29.01.93 se llevó los 10 000 m al pasar la meta de primera con registro de 30.09.90, por delante de las kenyanas Hellen Obiri, que finalizó segunda con 30.10.02 y Margaret Chelimo Kipkemboi, tercera con 30.10.07, dejando fuera del podio a la holandesa Sifan Hassan, que entró con 30.10.56, Hassan estuvo cerrada durante gran parte de la carrera y se lanzó muy tarde, y ahí se le escapó la posibilidad de podio.

Recomendado:  El oro de Mayor, una reflexión y una sugerencia
Foto: World Athletic

Por su parte el fenomenal martillista Pável Fajdek ganó su quinto mundial consecutivo, imbatible desde Moscú 2013, el corpulento polaco tuvo un envío de 81.98, mejor que el de su compatriota Wojciech Nowicki, de 81.93 que se llevó la plata. El bronce fue para el noruego Eivind Henriksen, con 80.87. Una vez más Polonia demuestra su poderío en el martillo, algo así como el de alemania en el disco masculino.

Foto: World Athletic

La jornada vespertina promete, con la final del salto de longitud, donde nuestro representante Maikel Massó irá en busca de un resultado superior al de ayer en la clasificación, la final de la bala femenina y el plato fuerte al cierre, la final de los 100 m planos masculinos, que horas antes tendrán la semifinal.

Massó cuarto con su mejor marca del año

Muy interesante resultó la final del salto de longitud, para la cual el cubano Maikel Massó había clasificado a duras penas con un discreto 7.93. Sin embargo, guardó para la final la que ha sido su mejor competencia en la temporada, con un 8.15 que es lo mejor que ha hecho en el año. A la última ronda llegó en la tercera posición, pero el chino Jianan Wang se estiró hasta los 8.36, desbancando del primer puesto al favorito griego Miltiadis Tentoglou, que terminó con 8.32 y mandando al tercer lugar al suizo Simon Ehammer, con 8.16, un centímetro más que Massó, que finalizaría en un meritorio cuarto lugar. Es cierto que siempre se pide que nuestros atletas sean medallistas, pero esta actuación es digna de ponderar por el esfuerzo y el enfoque que le puso, demostrando ser de competencia. Por cierto, el chino campeón es otro de los atletas entrenados por Iván Pedroso, otro oro pulido por su sabiduría, si como atleta fue de los mejores de todos los tiempos, ahora como entrenador está tejiendo una nueva historia, plagada de récords y de medallas, la mayoría de ellas doradas y logradas por la triplista venezolana Yulimar Rojas.

Foto: World Athletic

Las otras dos finales fueron dominadas por altas locales, la impulsión de la bala la ganó la favorita Chase Ealey con un tiro de 20.49, segunda la china Jiayuan Song con 20.39 y tercera la holandesa Jessica Schilder con marca personal y récord nacional para su país de 19.77.

Foto: World Athletic

Lo más esperado, la final de los 100 m planos masculinos, fue arrasada por Estados Unidos, oro para Fred Kerley con 9.86, plata para Trayvon Bromel con 9.88, mismo crono que el medallista de bronce Marvin Bracy.

Recomendado:  En Fotos: Así arranca abril
Foto: World Athletic

Mañana tendrán lugar cinco finales, una en la jornada matutina que serán los 10 000 m para hombres, que siempre nos regalan épicas batallas entre africanos, y en la tarde la final del salto con pértiga para las damas, la impulsión de la bala masculina y para el cierre dos pruebas relampagueantes que tendrán sus semifinales horas antes, los 110m con vallas masculinos y la final femenina de los 100m planos.    

Facebook Comments