por: José Alberto Portela Aportela

Cuando mencionamos las carreras de fondo en Cuba y su inserción en el deporte para discapacitados es referente obligatorio el nombre del camagüeyano Diosmany Gonzalez Santana.

Este atleta, miembro de la Asociación Nacional de Ciegos de Cuba (ANCI) por su discapacidad visual ,reluce en el pabellón patrio al encumbrarse en el podio en disímiles momentos en el más alto nivel deportivo de su disciplina.

Diosmany luce una corona paralímpica obtenida en la edición celebrada en la ciudad de Atlanta en el año 1996 en el evento de 10000 metros y otros dos metales en citas bajo los cinco aros : una plateada en Sidney 2000 y un bronce en Atenas 2004.

A nivel doméstico Diosmany fue sencillamente insuperable ganando infinidad de carreras de largo aliento a lo largo de todo nuestro país.Ante su discapacidad visual nunca se rindió, y sobre todas las adversidades siguió batallando , y la vida le premió tanto sacrificio y esfuerzo.

Hoy veneramos en estas letras a otra de las glorias infaltables e imprescindibles en el deporte cubano: Diosmany González.

Facebook Comments

Recomendado:  Dos títulos en Turku