Por: Lilian Cid Escalona/ Cubahora

Yoandri Betanzos es uno de los buenos triplistas que ha brotado de la escuela cubana de esta especialidad. Natural de Ciego de Ávila, esculpió una carrera de éxito. Ganó tres medallas de plata en campeonatos mundiales, concretamente en París 2003 y Helsinki 2005, así como en la lid del orbe bajo techo de Doha 2010, donde perdió el título en el último salto ante el francés Teddy Tango, entrenado por el legendario saltamontes cubano Iván Pedroso, quien ha hecho historia también como entrenador.

Betanzos subió al podio en Juegos Panamericanos alcanzando una presea de cada color: oro con 17,26m en Santo Domingo 2003, bronce en Río de Janeiro 2007 con 16,90m y plata en Guadalajara 2011 con 16,54m.

Tras su retiro del deporte activo, ha dedicado su tiempo a enseñar. Un camino que lo ha llevado hasta la India desde donde nos cuenta sus experiencias:

Esta etapa de entrenador, que ya venías cultivando desde Cuba. ¿Es tú sueño o un camino impuesto por la vida?

Desde que fui atleta siempre estuve pendiente de los errores técnicos de los demás atletas y les hablaba y les rectificaba, incluso, siempre les preguntaba a los entrenadores el por qué de las cosas, entonces, esto es algo que nació conmigo, y me gusta ser entrenador.

¿Cómo llegas a la India? ¿Qué tal la experiencia?

Estar aquí se lo debo a Yandro Quintana, campeón olímpico de lucha en Atenas 2004, que me localizó y me dijo que estaban buscando un entrenador de saltos, y vine para acá. Ya desde que salí del aeropuerto me enseñaron a los muchachos y dije – bueno se puede trabajar, hay talento.

Poco a poco se van viendo los resultados. Por ejemplo a Jeswin Aldrin tenía 7,87m en el salto de longitud y en tres meses alcanzó 8.37m, hizo la marca para el mundial, en salto de altura tenía 2,15m, ahora tiene 2, 23m, también en la altura la muchacha que llevaba dos años sin entrenar porque estaba lesionada, logramos recuperarla y prácticamente en un mes hizo su mejor marca, 1,81m, y así tengo otros alumnos. Uno de ellos con marca para el mundial en triple, otra atleta de salto de longitud que este año hizo 6,45m, otro que pronto superará los 8m y así, va saliendo el trabajo.

¿Se disfruta el proceso?

Mucho. Cada vez que veo a estos atletas digo “wow”, este es mi trabajo y mira cómo han crecido, y eso a uno le satisface mucho.

Retos inmediatos con tus pupilos

Primero el Campeonato Mundial con los dos atletas clasificados. En salto de longitud pensamos en el podio y en el triple pues estar en la final. Hay que trabajar con metas altas. Si he venido aquí es para lograr que este país logre tener una medalla mundial en saltos y para eso estamos trabajando.

Recomendado:  El adios a las pistas de Carolina Klüft

En el grupo que prepara Betanzos sobresalen, además de Jeswin Aldrin, Pravin Chitravel, Arpinder Singh y Rubina Yadav, por citar algunos.

Hablemos de sus años en activo ¿Cómo recuerdas tu carrera deportiva?

Mi carrera deportiva es como mi vida. Desde que empecé a entrenar a los 10 años hasta los 33 que terminé, fue el centro de todo. Entrenar era mi vida, y es mi pasión.

¿Te faltó algún sueño por cumplir?

Llegar a ganar un título mundial y una medalla olímpica, por supuesto. Sin embargo, estoy complacido y satisfecho con mis resultados.

El triple salto cubano es una escuela indiscutible

De eso no hay dudas, está más que comprobado que la escuela cubana de triple salto, y de saltos en general, es de nivel mundial, cada vez que vemos a alguien por cualquier país saltando triple bien siempre hay un cubano detrás de esos resultados.

Te aventuras a dar tres favoritos al podio en Eugene…cuéntame.

Desde mi punto de vista y observando cómo anda el ranking, creo que entre los grandes favoritos está Pichardo, Lázaro Martínez y los dos americanos, Will Clayde, y el que fue bronce en el bajo techo este año, Donald Scott. Eso considerando que Andy y Jordan Díaz no pueden competir en el mundial.

FOTO: El preparador cubano Yoandri Betanzos. (Foto exprés)

Facebook Comments