Nuestro fútbol es cierto que no pasa por un buen momento, a pesar de que se ha logrado ir dando pasos con la inserción de jugadores legionarios que han hecho subir un poco el nivel de nuestra selección, todavía queda mucho por hacer. Aún estamos distantes de los lugares que teníamos años atrás, cuando en el Caribe éramos de las selecciones más fuertes, del 2014 en adelante nuestro fútbol cayó en un hueco del que poco a poco va saliendo ahora, pero reitero, aún falta muchísimo trabajo por hacer.

Pero como bien dice el título de este artículo el fútbol cubano también ha vivido momentos gloriosos en su historia. Comenzamos bien atrás, a inicios del siglo XX, cuando la fundación del Real Madrid el 6 de marzo de 1902 por Juan Padrós y Rubio, residente en la capital española, pues este señor estuvo acompañado por muchos accionistas entre ellos varios cubanos descendientes, es decir, que podemos afirmar que en la fundación del club de fútbol más exitoso de la historia hubo presencia cubana. Fíjense si el equipo merengue y el fútbol cubano tienen relación que el primer gol en el mítico Santiago Bernabéu, cuartel general de los dirigidos hoy por el italiano Carlo Ancelotti  lo marcó el cubano Jesús Alonso, el 28 de diciembre de 1947, además de Alonso por las filas de este plantel han militado un total de 8 cubanos, dato que muchos desconocen y que es bueno que sepan que el nombre de Cuba está escrito con letras mayúsculas  en el club máximo ganador de Liga de Campeones de Europa con 14 y de Ligas Españolas con 35.

Hablemos ahora de la participación de onces cubanos en torneos internacionales, la más mítica de estas ocurrió en 1938, cuando participamos por invitación en la copa del mundo disputada en Francia, ganada a la postre por Italia (por segundo mundial consecutivo, después de ganar cuatro años antes como anfitriones).  En aquel en entonces no existía fase de grupos, solo muerte súbita, nos enfrentamos en octavos de final a la selección de Rumanía y la vencimos con marcador de 3 goles a 2, ya en cuartos de final caímos ante la poderosa Suecia 8 a 0, pero ganamos un partido que nos hizo estar entre las mejores 8 selecciones del planeta. En Juegos Olímpicos nuestro mejor resultado fue en Moscú 80, allí quedamos igual dentro de los 8 grandes, caímos en cuartos ante el difícil plantel polaco, que muchos de sus jugadores dos años atrás habían quedado cuartos en la Copa del Mundo de Alemania 1978, ganada por la Argentina de Mario Alberto Kempes.

Recomendado:  Mil seiscientas palabras sobre un cazador de momentos
Selección cubana que asistió a la Copa del Mundo de Francia en 1938. Foto: marca.com

En Juegos Panamericanos muchos recuerdan el bronce en Habana 1991, pero en San Juan 1979 fuimos segundos, cayendo en la final ante el pentacampeón mundial Brasil, después de haber derrotado en cuartos de final a Guatemala y en semis a la siempre temible selección argentina, sin sus principales jugadores, pero igualmente eran equipos súper competitivos.

Cuba en San Juan 1979. Foto: jit.cu

Más acá en el tiempo ganamos la Copa del Caribe en 2010 y el equipo sub 20 se clasificó por primera vez en su historia a un mundial de la categoría en 2013 con sede en Turquía, dejando fuera a Costa Rica, una potencia en el área, en esa cita mundialista el primer gol fue del pinareño Maikel Reyes, de cabeza, en un tiro de esquina muy bien cobrado por el capitalino Héctor Morales ante Corea del Sur, que hizo vibrar a todos los amantes del más universal y en especial a los que seguimos el deporte cubano en todo tipo de competiciones, lamentablemente ese partido se perdió 2 a 1, como se perdió frente a Nigeria 3 a 0 y frente a Portugal 5 a 0, pero lo importante fue que los dirigidos por el profesor Raúl González Triana participaron y defendieron las cuatro letras y la bandera tricolor con pasión y entrega. Esa misma generación en los Juegos Centroamericanos de Veracruz en 2014 también puso al país de pie, cuando alcanzamos un bronce con sabor a oro, aún se recuerda ese partido semifinal con México, que lo estuvimos ganando en la prórroga por un golazo del cienfueguero Yordan Santa Cruz, ese partido tuvo de todo, la magistral actuación del portero tunero Sandy Sánchez quien se dio el lujo hasta de parar un penal, pero como los partidos se ganan, no se merecen, los aztecas empataron en un tiro libre al final del tiempo extra y se impusieron en la tanda de penales 7 a 6, la imagen del jovencito Alexis Collado, quien fallara el último penal ahogado en llanto nos demuestra el nivel de entrega de esa selección. Muy emocionante fue la noticia de la victoria frente a Honduras, 3 a 1, también en tiempo extra, que nos dio la medalla de bronce, que se dio a conocer como si fuera de oro con el fondo de Me Dicen Cuba, y el himno nacional retumbando en la trompeta de Alexander Abreu.

Veracruz 2014. Foto: El país

Queremos que regresen esos resultados, pero para ello hay que trabajar muy fuerte, es cierto que ya contamos con varios de los llamados legionarios como Onel Hernández, Carlos Vázquez (Cavafe), Joel Apesteguía, Jorge Luis Corrales entre otros, junto a talentos como Luis Javier Paradela que acaba de firmar con el Saprissa, el equipo más laureado del fútbol costarricense, Karel Espino, campeón en Guatemala con el club Comunicaciones, el siempre oportuno Maikel Reyes y el portero de mil batallas Sandy Sánchez.

Recomendado:  Pichardo se titula y Cuba culmina en el cuarto puesto del medallero.

Muy positivo ha sido ver a Los Leones del Caribe jugando en casa, en esta ocasión en la cancha sintética del Antonio Maceo de Santiago de Cuba, reconocida por la FIFA para disputar partidos internacionales, en los dos que se han desarrollado hasta el momento hemos salido victoriosos, ante Barbados 3 a 0 y ante Antigua y Barbuda 3 a 1, como parte de la CONCACAF Nations League, donde los dirigidos por Pablo Elier Sánchez están buscando un cupo para la división A de este Torneo y la Copa de Oro. Reitero, hay que seguir trabajando para hacer crecer nuestro fútbol, son muy importantes las incorporaciones de jugadores de ligas internacionales, pero hay que tratar de mejorar cada día nuestro campeonato nacional, capacitando más a los entrenadores de los equipos provinciales, y en eso trabajó varios años sin descanso el Doctor en Ciencias del Deporte Alfredo Carralero, moronero, fallecido hace menos de un año que hizo mucho por el fútbol cubano, es necesario continuar su legado, por todo lo que él hizo y porque significa la base para el desarrollo de este deporte.  

Esta el la generación encargada de echar para adelante este deporte. Foto: Fútbolxdentro.

Esperemos que vuelvan estos resultados, allí estaremos los amantes del deporte cubano. Esto también es un llamado para los que siguen el fútbol internacional, que como mismo disfrutan las victorias del Real Madrid o lloran sus derrotas y de otros clubes, guarden un espacito en su corazón para el fútbol cubano, por favor, por esa historia que acabo con compartir con ustedes, que no es tan rica, pero es la nuestra y de la cual debemos sentirnos orgullosos.

Facebook Comments