por: Justo Navarro / Exclusivo

A raíz, del buen rendimiento de Darlan Romani, en el pasado Campeonato Mundial Bajo Techo de Atletismo, he recibido muchas felicitaciones, lo cual agradezco mucho.

En este breve escrito, no pretendo hacer una apología del resultado de mis alumnos, solo intento dejar sentada la diferencia entre Rendimiento y Resultado, y lo injusto que muchas veces resulta reconocer solo uno de ellos y sobre todo para los especialistas, me refiero a entrenadores, directivos deportivos y prensa especializada.

INTRODUCCIÓN

La forma, modo y organización de las COMPETENCIAS, define en gran medida el carácter de un deporte en específico, es sabido como últimamente, por diferentes motivos, se han producido cambios en la forma de organizar las competencias en algunos deportes, lo que ha provocado cambios también en los sistemas de entrenamientos.

En los deportes de; Combate, Juegos con Pelotas, Apreciación o Arte Competitivo y Tiempo y Marca, se establecen parámetros evaluativos del rendimiento deportivo diferentes.

ATLETISMO

El Atletismo, deporte perteneciente al grupo de tiempo y marcas, el resultado se expresa en cifra “medibles”, indicando el rendimiento en horas minutos y/o segundos, según la distancia de carreras en que se compita, en metros y centímetros, en las demás pruebas de campo (los saltos y los lanzamientos) y en puntos, en el caso muy particular en las pruebas o eventos conocidas como múltiples o combinadas, estos resultados depende sólo del accionar del atleta, su esfuerzos, sin la interferencia evaluativa de árbitros o jueces.

En estos tipos de deportes es factible, el control histórico de los rendimientos, de ahí que se puedan establecer” récords” para todo tipo de competencia, provocando que se pueda evaluar no solo el resultado en sí mismo, sino cual cercano o no estuvo del récord para ese tipo de competencia.

El Atletismo, si mismo es un deporte simple, pues no es más que llevar a un estado de competencia las actividades propias del hombre; caminar, correr, saltar y lanzar, pero cada una de estas actividades va a presentar características diferentes, por lo que para muchos especialistas se considera que son 5 deportes en 1. Por su lugar de realización, de cada una de estas actividades, se dividen en PISTA Y CAMPO, en cada uno de estos lugares las características competitivas serán diferentes.

PISTA

En ella se celebran todas las disciplinas de carreras, desde los 100 hasta 10.000 metros, teniendo como característica competitiva, que el atleta no realiza su acto competitivo solo, va acompañado con un grupo de contrarios, los que al tratarse de superar los unos a los otros, introducen un “factor motivacional” interesante, que es tratar de alcanzar al líder, además una correcta aplicación de la estrategia y la táctica de carrera, determinan en muchos casos el éxito o no de la competencia, esto es factible dada la posibilidad de controlar los esfuerzos durante la competencia.

No obstante, todas estas similitudes, van a existir además algunas importantes diferencias sobre todo en el comportamiento en las grandes competencias; Campeonatos Regionales, Campeonatos Mundiales, Juegos Olímpicos.

Velocidad, Desde los 100 hasta los 400 metros, donde se incluyen las carreras con vallas, por el breve tiempo de duración de la mayoría de las disciplinas de este grupo, entre la estrategia y la táctica existirán muy pocas variaciones.

En las grandes competencias, muchos atletas de este grupo de disciplinas obtienen sus mejores marcas personales (PB) o mejores marcas de la temporada (SB), algo factible, pues independiente de la calidad de la preparación pre-competencia, durante la misma se presentan elementos que ayudan a tales resultados, como es que el “factor motivacional” es muy alto al reunir a los mejores del mundo de cada disciplina, en una misma competencia, algo muy difícil de lograr en las competencias preparatorias.

Medio-Fondo y fondo, A partir de los 800 metros, en principio su organización es similar a las disciplinas de velocidad, con una posible mayor variación entre la estrategia y la táctica, al ser disciplinas de una relativa larga duración.

No es muy frecuente encontrar en las grandes competencias que los atletas realicen sus (PB) o (SB), pudieran existir factores inherentes a la preparación pre- competencia de los atletas.

Para estas disciplinas hace ya varias décadas, se ha establecido el uso de las llamada “liebres” ( uno o varios atletas que dictan el ritmo de la competencia, que es lo mismo que los tiempos parciales, sin opción de ganar la competencia) esto ha propiciado un incremento del “factor motivacional” , tan importante para las carreras, su surgimiento hace ya varias décadas ha dependido más de hacer de estas carreras un espectáculo comercial, sin dejar de proporcionar por ese método grandes rendimientos.

CAMPO

En todas las disciplinas del campo la organización competitiva es la misma, cada atleta realiza su accionar competitivo solo, de ahí que superarse a sí mismo es el objetivo de cada intento, pudiendo en este aspecto hacer una ligera diferencia con los saltos verticales (altura y con pértiga), en donde el atleta sabe de antemano a que se va enfrentar, cual es el desafío a superar, esto introduce unas presiones psicológicas diferentes al resto de las disciplinas, dándole además una importancia enorme a la táctica a utilizar.

En todas las disciplinas que compiten en el campo, es muy difícil, controlar el esfuerzo para un rendimiento determinado, pues independiente de la “intensión “de hacerlo a una marca determinada, el factor técnico, puede introducir variaciones importantes en el rendimiento planificado, no basta con el deseo es imprescindible unir a él la calidad de ejecución.

PRECISON DE LA FORMA DEPORTIVA

No obstante, las diferentes maneras de competir dentro del Atletismo, lograr en las competencias importantes, un “buen rendimiento” constituye muchas veces la diferencia entre una medalla o no, y lo más importante la satisfacción de haber realizado un correcto proceso de preparación.

Este fue un tema siempre preocupante para este autor, durante sus periodos al frente del área de lanzamientos en Cuba, ¿cómo evaluar la actuación competitiva de los lanzadores?

En primer lugar, se hizo necesario, definir, que los entrenadores planificamos RENDIMIENTOS, lo que significa una marca determinada y que con ello se llega a un RESULTADO, dependiente este del rendimiento de los contrarios y de la actuación propia de los atletas, cuando esta es mayor se considera una correcta precisión de la forma deportiva, lo que define una acertada preparación, pues no solo es el rendimiento en sí, que define una eficiente preparación , sino además cuando se hace, es evidente que este aspecto lleva implícito una fuerte dependencia psicológica, no siempre pude ser controlada por el entrenador, sin la ayuda de un especialista en ésta ciencia, pero es un problema a resolver por el entrenador.

Después de realizar varios estudios y análisis estadísticos (hechos durante la preparación de la tesis de culminación de los estudios de licenciatura, por varios alumnos), para el caso de la impulsión de la bala y el lanzamiento del disco, se llegó a la siguiente conclusión.

Preferimos hacerlo de manera porcentual, pues en años anteriores, se utilizó, una cantidad de cms determinada, lo que es injusto, pues 50 cms de más o menos, no tiene el mismo valor para un rendimiento de 20.00 metros que para 18.00 metros.

Veamos un ejemplo en concreto, un atleta que va a una competencia con una mejor marca personal de 20.00 metros

Esto nos permitió establecer solo una quía sobre la cual dirigir nuestro trabajo. Sin embargo, se presentaron algunas interrogantes, que en aquel entonces no formaron parte del estudio.

1- No fue totalmente válida para el lanzamiento del disco, pues las condiciones meteorológicas, por ser un implemento aerodinámico, puede hacer variar los rendimientos, de manera significativa, por lo que ello implicaba un rango mayor para cada estadio, que no se llegó a concretar.

2-. Nos percatamos, cuando era mayor el tiempo entre el logro de la mejor marca personal del atleta y la competencia que evaluamos era mucho más factible tener resultados por encima del 97.5 %.

Es a partir de este criterio, que presentamos el comportamiento competitivo del atleta DARLAN ROMANI, constituye solo un ejemplo y que no solo debemos premiar RESULTADO, sino además reconocer el buen RENDIMIENTO.

Leyenda:

  1. Mejor rendimiento antes de la competencia principal
  2. Rendimiento en la competencia principal
  3. Porciento de rendimiento, entre el mejor resultado previo y el de la competencia.
  4. Evaluación cualitativa

Se aprecia que sus RENDIMIENTOS han sido buenos, por lo general teniendo solo 2 competencias evaluadas de mal, que representa el 16.6 % en el periodo de tiempo de 8 años, así que, en el recién finalizado Campeonato Mundial Bajo Techo, Belgrado 2022, debemos celebrar su RESULTADO, excelente, pues sus contrarios compitieron inferior a él, pero además debemos celebrar el RENDIMIENTO, muestra de la calidad del sistema de trabajo empleado.

De cada competencia se pudiera hacer un análisis más profundo,

Solo una breve observación en los Juegos Olímpicos del 2016, con una evaluación de Rendimiento de Excelente, su resultado fue de un 5to puesto, y en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, con una evaluación de Rendimientos de Regular su Resultado fue superior al ubicarse en una 4ta posición. ¿cuál actuación fue mejor?, la respuesta implicaría incluir otros factores no evaluados en este trabajo.

Merece aclarar, que, a partir del año 2015, comenzamos, a propuesta nuestra, a tener la importante colaboración de una Psicóloga, quien ha ayudado a completar el esquema de trabajo.

SIRVAN ESTAS REFLEXIONES PARA HACER, MAS PRECISO EL ANALISIS SOBRE LOS S ATLETAS.

BIBLIOGRAFIA

  1. Boue Narciso y Raúl Calderón (1988) Estudio del comportamiento de los resultados de los mejores atletas nacionales e internacionales en el área de lanzamientos en ambos sexos. Trabajo de diploma. La Habana. ISCF “Manuel Fajardo”.
  2. Navarro Despaigne Justo. (2005): El entrenamiento de las balistas cubanas. Trabajo diploma para optar por el Título de Especialista.
  3. (2009): Un modelo de entrenamiento cubano para balistas de élite. Tesis de grado (Doctor en Ciencias de la Cultura Física) La Habana, ISCF “Manuel Fajardo”
  4. Romero F. Edgardo (2001): Una metodología para elaborar la Clasificación del Rendimiento Deportivo en el Atletismo Cubano. Tesis de grado (Doctor en Ciencias de la Cultura Física) La Habana, ISCF “Manuel Fajardo”.

Facebook Comments