por: Lilian Cid Escalona/Cubahora

Yumileydis Mestre es, ahora, un nombre que “nos suena”. Sus victorias consecutivas en las carreras de fondo este 2022 la visibilizan. Quizás no en toda su dimensión, pero poco a poco su esfuerzo va tomando rumbo, en comunión con su perseverancia.

Mestre ganó en Varadero. Esa victoria, con récord para ese circuito de la Media Maraton, dejando atrás el 1:20:36 de la etíope Alamrew Tirusew, redondeó las luces entorno a su figura. Antes, había ganado la Media Maratón del curso Cacahual – Ciudad Deportiva con tiempo de 1:15:52 horas y sumó dos medallas en la Copa Cuba incluyendo el título en 10 mil metros, para apuntalar su escalada al equipo nacional. Ese paso que supone la conquista del primer gran objetivo de la dura ruta por la que ha transitado su vida hasta llegar hasta aquí:

Inicios

En Santiago de Cuba, a los 11 años empecé a practicar atletismo, pero desde niña siempre que hacían competencias en el barrio, yo cogía el primer lugar.

La primera competencia que tuve fue en el Recortan de Santiago de Cuba, gané los 800m y después fui a Holguín y también gané.

Con 14 años, Yumileydis Mestre representó a cuba en el atletismo de los Juegos de Verano de las Olimpiadas Especiales, celebrados en Atenas, Grecia en 2011. Torneo que reunió a 7500 atletas de 185 naciones que compitieron en 22 deportes

Del Estadio Panathinaikó regresó con preseas, y se mantuvo en Santiago, corriendo, con la enseñanza de profesores que recuerda como Cadet, Chacón, Rogelio y Richard. Ellos la llevaron a competir y también le vieron ganar medallas en las diferentes competencias a lo largo de su tránsito por las distintas categorías de la enseñanza.

Con 18 años, y ya graduada de Técnico Medio en Elaboración de Alimentos, Mestre hace su debut en el Marabana. Con orgullo , relata detalles del tercer lugar obtenido, tal y como consta en los resultados oficiales de esa carrera, especialmente recordada por la presencia del actor y rapero estadounidense Will Smith – muy célebre por estos días, dicho sea de paso.

En esa oportunidad Yumileydis MESTRE cruzó tercera la línea de meta de los 10km. Detuvo los relojes en 0:39:14 minutos y fue superada por las seleccionadas nacionales Arletis Thaureaux (0:37:52) y Anisley Ochoa (0:39:12).

Poco después se estableció en La Habana y su obstaculizado camino se cruzó con el del profe Angelito, que ha hecho honor a su nombre de pila, tanto con ella como para con otros tantos atletas.

Ángel Rodríguez

Angelito es un padre. Ha estado conmigo en todo momento; en las buenas y en las malas. Siempre me ha dado su consejo, siempre me ha ayudado, y motivado. Que estemos hoy aquí, y que hayamos subido al equipo nacional es gracias, en primer lugar, a él.

Recomendado:  #CombinaciónPerfecta: Bala femenina, mitad el pasado, mitad en el presente

Angel Rodríguez fue atleta y dejó una larga huella de su paso por las pistas. Su nombre aparece entre los mejores en la historia de Cuba en las pruebas de largo aliento. Su obra se extiende como formador. Ha forjado talentos a través del tiempo. Ahora, el hombre detrás de los resultados del reconocido Team Angelito, llegará al Equipo Nacional, acompañando a Yumileydis y al bisoño Maher Salah Mahroos, que han sido promovidos.

Finalmente, al Equipo Nacional

Agradecida con la Dirección del Atletismo. No se van a arrepentir de haberme dado esta oportunidad porque daré lo mejor de mí y más. Dios mediante, yo voy a seguir mejorando. Yo sé que puedo….

Oficialmente, esta santiaguera de 25 años cumplidos, tiene una marca personal de 1:18:54 horas en la Media Maratón, pero ha corrido en el entorno de la hora con minutos. En la mira dice tener el récord nacional de Dailin Belmonte de 1:14:11, logrado en 2009. Belmonte ha sido amiga e inspiración, por delante sitúa la calidad humana, y reconoce que nunca le ha faltado en consejo o el aliento de su coterránea.

“Yo sé que, entrenando mejor, con más condiciones puedo llegar hasta ahí. Me siento satisfecha por lo que he logrado hasta hoy, pero siento que puedo dar más. – me ratifica en uno de los audios que hemos intercambiado vía Whatsapp.

Las claves en el camino hasta aquí.

Mi hijo, mi entrenador, mis compañeros de entrenamiento. También me he esforzado. Me he levantado por encima de mis problemas, que no han sido pocos. Me gusta entrenar y me gusta correr con los varones, o con personas que me exijan, que me presionen. Mis tres victorias este año han sido corriendo prácticamente sola, con presión, se que puedo mejorar.

Tú niño

Mi hijo es mi fuerza. Es mi vida, es mi inspiración, mi razón de ser.

La historia de Yumileydis Mestre es la de una mujer que no se ha dejado vencer por las circunstancias. Los minutos de charla son suficientes para saber que la calidad de la misma trasciende la línea de lo cuantitativo, para adentrarse en el alba de la voluntad. No es una cuestión de marcas, es una cuestión de fe y de los inexplicables conjuros conque evocamos esas fuerzas que nos poseen a ratos, cuando hay que salir adelante.

Una madre soltera, otra de las tantas que hemos encontrado en nuestros hijos la fuente de inspiración para revolucionar el entorno. En su caso, es Aristony Mestre Heredia, esa fuerza que le empuja a quebrar la inercia, y le hace correr día por día, tras los sueños. Y que le insta a mirar adelante, a pesar de los sentimientos que se contraponen en su alma, cuando recuerda aquellos primeros días de regreso a los entrenamientos, cuando su bebé de apenas cinco meses, lloraba en brazos de su profesor mientras ella desandaba senderos en la Ciudad Deportiva, con el corazón arrugado.

Recomendado:  #DL2014: Silva brilla y Diago convence en Roma

“Yo sé que un día mi niño entenderá que lo hacía por él, que mamá no quería dejarlo llorando, pero tenía que seguir, para sacarlo adelante….”- Amen.

Facebook Comments