por: Lilian Cid Escalona / Cubahora

Yasmani Fernández ha sido un atleta paciente. Así como lo es un pasajero que viaja desde el municipio espirituano La Sierpe hasta La Habana, sin enfocarse en ser el primero en desandar los casi 400 kilometros que entraña el viaje, sino que el éxito de la misión descansa en aprovechar el camino para crecer.

El recurso vale para ilustrar lo que ha sido la carrera deportiva de este lanzador de martillo cuyos primeros registros oficiales datan de 2011, cuando se acercaba a los 70 metros con el implemento de 5kg.

Desde entonces mucho ha llovido, Roberto Janet y Reinier Mejías ya no están en el equipo nacional y Yasmani nos sorprende con una marca de 75.30, con la que mejora en -casi- 3 metros el mejor resultado de su vida.

Con esa credencial llegó Fernández a la Copa Cuba y aunque no logró todo lo que quería -según sus propias palabras- se le veía feliz, y orgulloso luego de ser premiado como Campeón Nacional, por primera vez en su carrera. Resultado ganador de 73.92 metros

¿Qué sensaciones deja este triunfo?

Me sentí muy bien y estoy muy contento. En la competencia hubo algún momento en el que me sentí un poco ansioso, pero creo que lo positivo es que el resultado salió y cumplimos con el objetivo de ganar.

Con el transcurso de la temporada hemos ido avanzando en el trabajo de pulir detalles técnicos que creo han sido la clave de todo lo que hemos ido acumulando hasta ahora.El 2022 ha empezado muy bien para ti. La afirmación se sustenta con resultados coronados con una nueva marca personal de 75.30m conseguida el pasado 11 de marzo aquí en La Habana.

Creo que el lanzamiento del martillo es un evento longevo, la madurez del atleta es importante. En este resultado hay incidencia de todo el grupo que trabaja conmigo, desde el entrenador, el psicólogo, el médico, el fisioterapeuta, y la dirección del atletismo, todos, han sido determinantes. Es un logro del trabajo en equipo que me ha dado la confianza y como ven, el resultado ya va saliendo a la luz.

Objetivos de temporada

En lo personal, mi primera y mayor meta es estabilizar esa marca que es lo importante y enfocarme en los Juegos Centroamericanos de 2023 que es la primera competencia a nivel regional que tenemos por delante.

Yasmani Fernández lidera el grupo de lanzadores del martillo que hoy son parte del equipo nacional. Comparte sesiones de entrenamientos con los jóvenes Roland Mencía y Miguel Zamora. Juntos sueñan con mejorar y poder insertarse en el circuito competitivo internacional.

Facebook Comments