por: Eddy Luis Nápoles

Hoy continuando con la serie sobre “La atleta cubana”, realizaremos valoraciones concernientes a la prueba de heptathlon, la cual se inició en 1981, sustituyendo al pentathlon, cuyo primer resultado, 5145 puntos, fue logrado por la capitalina Elida María Aveillé, el 8 de marzo de 1981. La primera medalla a nivel internacional fue conquistada por la propia Aveillé, oro en el Campeonato Centroamericano y del Caribe, celebrado en Santo Domingo, en 1981.

En lo adelante, la especialidad se fue desarrollando, llegándose a superar la barrera de los 6 mil puntos en 1994, cuando la santiaguera Magalys García, logró 6076 unidades. En este lapso de tiempo (1994-2021), un total de seis atletas han logrado puntuaciones superiores a los 6 mil puntos, con destaque para la propia Magalys y la matancera Regla María Cárdenas, únicas, antes de la llegada de Yorgelis Rodríguez, en superar los 6300 puntos. El actual récord cubano está en poder de Yorgelis, con 6742 puntos, marca lograda en Götzis, el 27 de mayo de 2018.

Las mejores ubicaciones en el listado anual (10 primeras) han estado a cargo de Yorgelis Rodríguez (6742), tercera en 2018, sexta en 2017 (6594) y 2021 (6437) y Magalys García (6290), novena en 1999.

El mapa del heptathlon en Cuba, atendiendo a las 30 primeras del listado permanente (5172) estaría conformado por La Habana (11), Pinar del Río (6), Santiago de Cuba (4), Matanzas y Guantánamo (3), cerrando Artemisa, Las Tunas y Holguín (1).

Ahora, entremos en otros detalles poco conocidos sobre esta prueba en Cuba, que nos aportan datos sobre el desempeño de la atleta cubana. El rango de edades para el logro de los mejores resultados, está enmarcado en edades “tempranas”, entre los 19 y 24 años, siendo los 22 años, la edad donde convergen los mejores rendimientos (5917). Existieron atletas, como Regla Cárdenas, que materializó los 6306 puntos a los 20 años y Magalys García, que logró sus mejores rendimientos (6352), con 25 años, mientras Yorgelis lo ha realizado a los 23 años (6742). Una mirada a las mejores heptatletas del reto del mundo, muestra un rango de edades para el logro de los máximos rendimientos, más avanzado y extenso, ubicado entre los 24 y 32, con los 27 años (6712), como la edad idónea para materializarlo.

Las atletas cubanas en esta especialidad generan un índice de crecimiento anual promedio de 262 puntos (incremento que pueden lograr de una temporada a otra), por 126, sus homologas foráneas. El crecimiento que logran, desde el inicio hasta obtener la mejor marca, es de 1883 puntos, superior en 715 unidades, al resto del mundo. Las criollas decrecen 406 puntos, entre la mejor marca y el final de su carrera atlética, por 427 las foráneas. Yorgelis Rodríguez, el patrón cubano de la prueba, ha mostrado un crecimiento total de 1041 puntos, con un índice anual, de 148 puntos.

Recomendado:  Lyudis Massó, la lanzadora del "Guaso"

Por último, en los parámetros de talla y peso, las nacionales promedian 1.73 metros, cediendo en 0.04 centímetros, al resto del mundo (1.77); mientras que se exceden en tres kilogramos (68) al patrón del mundo (65).

Facebook Comments