Por: Lilian Cid / Cubahora

Silinda Oneisi Morales se quedó a centímetros de estar en Tokio. Su marca personal de 63.17 metros conseguida en La Habana en marzo de 2021 la situó muy cerca de la cita olímpica, para la que se pedían 63.50 metros como cota de acceso directo en el lanzamiento del disco entre las damas.

Su resultado ahora le vale para liderar el ranking panamericano para menores de 23 años, ese que otorga las invitaciones a los I Juegos Panamericanos Juveniles que en próximos días se disputarán en la ciudad colombiana de Cali. Una competencia a la que llegará con el objetivo de sumar otra experiencia internacional y donde tendrá en su coequipera Melany del Pilar Matheus (59.34) a una de sus principales oponentes.

Sobre sus proyecciones para esta cita y lo que hay por delante conversamos con esta muchacha que, a sus 21 años, ya ha subido a dos podios mundiales: el oro entre las menores de 18 años en Nairobi 2017 y el bronce entre las juveniles que compitieron en Tampere 2018.

—Repasemos la temporada anterior. Un 2020 en el que te mantuviste en activo, trabajando con la preselección olímpica.

—A pesar de que no pude ir a los Juegos Olímpicos pienso que tuve una buena temporada. Estuve entrenando fuerte y lancé muy bien hasta mejorar mis marcas. Algunos errores técnicos incidieron en que no pudiera lograr la marca de clasificación, pero ya estamos trabajando sobre esa base y con nuevas metas.

—¿Te veías en Tokio?

—Siendo sincera sí me veía allí, pero los puntos que tenía no me alcanzaron para incluirme entre las 32 clasificadas. Tengo fe y estamos trabajando ya para sumar esos centímetros que me faltaron.

—¿Cómo valoras esta nueva oportunidad de competir internacionalmente que se abre con los Juegos Panamericanos Juveniles?

—Asumo esta competencia como una experiencia positiva, que aportará mucho y sirve de base a mi preparación de cara a la Copa Cuba (marzo 2022) y al resto de los compromisos.

—¿Qué metas tienes para Cali?

Como se sabe, vamos a Cali en una situación atípica condicionada por el poco tiempo que hemos tenido para entrenar. En mi caso personal, teniendo en cuenta que debo llegar en período de fuerza máxima, el objetivo es rendir a tono con esa etapa, aunque tenemos la meta de superar los registros personales que tengo con el disco de 1kg para ese momento de la preparación.

—Metas para el 2022

—Realizar la marca para clasificar al campeonato mundial.

—El próximo Campeonato Mundial de Atletismo se disputará en Eugene, Estados Unidos. Las marcas de clasificación directa se mantienen en el entorno de las que rectoraron el sistema de acceso a los Juegos Olímpicos, siendo 63.50 m la cota pactada para las chicas en el lanzamiento del disco. ¿Dónde te ves en tres años?

—Me veo en París, Dios mediante, lista para vivir la experiencia olímpica.

—¿Cuáles son los sueños de Silinda Morales?

—Quiero ganar. Quiero ser campeona olímpica y mundial. Quiero que se me conozca.

—Ser parte de una selección donde coexisten figuras de la élite mundial como Yaimé Pérez y Denia Caballero ¿inspira o presiona?

—Para mí es una inspiración. Tener a Yaimé Pérez como compañera de equipo me ha permitido aprender mucho de una grande. Cuento cada día con su apoyo, con sus consejos, con sus mensajes de aliento y también con su exigencia para trabajar fuerte.

—¿Cómo repercute sobre tu día a día la presencia de Hilda Elisa Ramos, tu entrenadora, y también de Yarelis Barrios en el entorno del equipo nacional?

— Que ellas estén cerca es fuente constante de aprendizaje. Me motivan, me dan consejos y constituyen un ejemplo a seguir para mí. Tener a Hilda como entrenadora es un sueño porque siempre he tenido en ella a mi referente, no solo porque sea la dueña del récord de Cuba sino por la excelente persona que es.

Silinda Morales es una de las líderes del equipo que nos representará en Cali-Valle 2021. La competencia que constituye la primera parada en la ruta de una temporada en la que seguirá trabajando por cosechar victorias que la acerquen a sus sueños.

Facebook Comments