por: Noel David Suárez

La loable participación del equipo cubano en el recién finalizado mundial sub 23 de béisbol con sede en México no hubiera sido posible sin el destacado rendimiento de varios de los integrantes de esta selección. Ese es el caso de Naikel Cruz, lanzador zurdo, oriundo de la provincia de Matanzas que le aportó dos victorias a la tropa de Eriel Sánchez y siempre que se encaramó en el box, puso todo su empeño por lograr el objetivo.

Naikel ofreció declaraciones para Deporcuba donde comparte sus testimonios acerca del mundial sub 23 y expectativas de cara al próximo reto del béisbol en esta categoría, los I Juegos Panamericanos Juveniles que tendrán por sede a Cali.

¿Qué significó para ti el recién finalizado mundial sub 23?

Fue un evento súper importante no solo para mí, también para mis compañeros, ya que demostramos que el béisbol cubano tiene mucho camino por delante mientras el trabajo sea constante y la entrega en el terreno sea al máximo. En cuanto a mi caso fue una experiencia muy bonita ya que habían muchos atletas de diferentes ligas y organizaciones y y se aprende mucho y tienes la oportunidad de explotar tu talento.

¿Cómo afrontaste la competencia teniendo en cuenta que eras de los principales abridores del equipo?
Desde que estaba aquí en Cuba en la preparación ya el director y los demás entrenadores se me acercaron y me dijeron que tenía que asumir ser uno de los pilares del staff de picheo. La confianza de ellos hacia mí nunca faltó y viceversa.
Como ya decía, fui enfocado en una sola cosa, darle victorias a mi equipo y aportar en todo lo que se podía, pero, sobre todo, la preparación para mí fue muy importante, tanto física como mentalmente.

Mucho se ha hablado del torneo, y de los constantes abandonos del Equipo ¿Cuánto afectaron al grupo?
Para nadie es un secreto que teníamos un buen equipo hasta para discutir campeonato porque se vio que con solo 12 muchachos se pudo hacer el trabajo, fue algo que nos afectó, pero supimos crecernos y demostrar.

¿Cuáles son tus aspiraciones de cara al panamericano de Cali?
En realidad, voy a prepararme mejor y trabajar en lo que me faltó para tener mejor resultado ya que siempre he sido ambicioso por esa parte y para eso es que trabajo, para ver el día de mañana el resultado de mi sacrificio en el terreno.

Desde tu posición como jugador, ¿qué piensas del futuro inmediato de nuestro béisbol?
Bueno, hay muy buenas cosas en camino para nosotros los jóvenes, en este caso los que tuvimos un buen resultado en el mundial sub 23, solo quedan detalles, pulirlos y seguir entrenando y pensando todos en positivo y en que se puede ganar. Para nadie es un secreto que estuvimos a punto de movernos más atrás en el ranking por lo que creo que aún queda pelota cubana y muchos deseos, sobre todo de parte de nosotros, los atletas y entrenadores.

Ídolos de Naikel Cruz
Para mí siempre ha sido un ídolo Jorge Luis TATI Valdés, el mejor lanzador zurdo que ha pasado por la historia del béisbol cubano, También sigo los pasos de jugadores contemporáneos como Yoanis Yera, quien en los últimos años ha sido de los mejores lanzadores de nuestra pelota. Para mí es un gran orgullo poder estar en contacto con los dos, ya que siempre me les acerco y me transmiten muchas cosas buenas, sobre todo mañas para utilizarlas como lanzador.

¿Por qué te inclinaste por el arte del picheo?
Desde niño siempre fui bateador incluso participando en eventos provinciales hacía las dos cosas. Poco a poco y por mi condición de ser zurdo empezaron a apreciar mi potencial, pero no fue hasta la categoría juvenil que se decidió que me quedara como lanzador.

Motivado por vestir el uniforme de los cocodrilos
Si claro, de ahí es de donde sale uno. Todos empiezan a conocerte como deportista a ver el talento y la calidad que tienes, por lo que estoy súper orgulloso de pertenecer a ese equipo, ya que para mí ha sido una familia.

Facebook Comments