por: Eddy Luis Nápoles/ *Exclusivo

Retomamos las valoraciones sobre lo expresado a lo largo de los años por las atletas cubanas, lo haremos en el salto con pértiga, prueba que ha conquistado grandes éxitos internacionales, incluidos, dos títulos y una medalla de bronce mundial y una medalla de plata olímpica, todos a la cuenta de la pinareña Yarisley Silva (Beijing 2015, Sopot 2014, Moscú 2013 y Londres 2012). Estas conquistas tuvieron el embrión en la holguinera Mariana McCarthy, ganadora de medalla de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Maracaibo 1998.

Agneris Gispert y Mariana McCarthy. Dos de las precursoras del salto con pértiga en Cuba / foto by Deporcuba

El primer récord nacional en salto con pértiga, aparece registrado, como los 2.60 metros, logrado por Mariana McCarthy, el 5 de abril de 1996; McCarthy fue la primera en superar los 3.00 metros, ese propio 5 de abril; mientras que los 4.00, fueron vencidos por la santiaguera Katiuska Pérez, con 4.05, el 31 de mayo de 2001. La pinareña Yarisley Silva, con 14 récords nacionales, ha llevado el tope cubano, desde los 4.30, hasta, el actual 4.91. Siete atletas cubanas han logrado saltar sobre los 4.00 metros; a Katiuska le siguieron, Maryoris Sánchez y Yarisley Silva (4.00, en 2004), Dailys Caballero (4.00, en 2007); Lisa María Salomón (4.10, en 2016); Asín Quiala (4.00, en 2018) y Rosaidi Robles (4.30, en 2019).

Las mejores ubicaciones anuales en el listado mundial han estado a cargo de Yarisley Silva, líder de las temporadas 2013, con 4.9. y 2015, con 4.91; quinta en 2014, con 4.70 y en 2017, con 4.81; sexta en 2012, con 4.75 y en 2016, con 4.84 y en 2018, con 4.80; octava en 2011, con 4.75 y décima en 2019, con 4.75.

El mapa cubano del salto con pértiga, atendiendo a las 30 primeras atletas del ranking nacional, hasta 3.05, tiene la particularidad de estar concentrado en, La Habana (13), Holguín (7), Santiago de Cuba (5), Pinar del Río (4), mientras Mayabeque, ubica una.
Ahora para valorar los rendimientos de las saltadoras con pértiga cubanas, tomamos como muestra, lo realizado por las 20 mejores exponentes de esta prueba, comparándolo a su vez, con sus similares del mundo. Entre los aspectos a juzgar están; la edad de inicio en la prueba, edad del logro del mejor resultado, rango de edades para el logro de los rendimientos estables, los índices de crecimiento y decrecimiento anual, así como el crecimiento y decrecimiento total. También se puede apreciar, la talla y el peso ideal para esta especialidad.

En la muestra nacional analizada, emerge como edad inicial en la prueba, los 12 años, algo lógico y natural, debido al sistema de participación deportiva cubano, mientras que el promedio de edad en la muestra del mundo, es cuatro años mayor (16 años). Yarisley Silva, patrón cubano de la prueba (4.91), inició sus resultados cuantificables a los 14 años, con 2.50 metros.
Entrando en detalles poco conocidos sobre las saltadoras con pértiga cubanas, al ser una prueba relativamente joven, generalmente logran sus mejores rendimientos a los 25 años (4.25), mientras que sus homólogas del mundo, lo hacen a los 27 años (4.72). El rango de edades donde se manifiestan los mejores rendimientos, en Cuba está enmarcado entre los 21 y los 25 años; las mejores del mundo, lo hacen durante un período más prolongado, de los 24 a los 34 años.

Las atletas criollas en esta prueba generan un índice de crecimiento anual promedio de 0.23 centímetros (incremento que pueden lograr de una temporada a otra), la muestra de las mejores del mundo, incrementan 0.07 centímetro. Las criollas alcanzan un crecimiento total, desde el inicio de su carrera deportiva, hasta el logro del mejor resultado (4.25), de 2.03 metros; por 0.78 centímetros las foráneas. Entre las atletas cubanas, el mayor crecimiento se produce, entre los 12 y 12 años, con 0.43 centímetros, mientras que, el mayor decrecimiento está ubicado, entre los 17 y 18 años, con 0.25 centímetros. El índice de decrecimiento anual, entre las 20 mejores saltadoras con pértiga cubanas, es de 0.20 centímetros, mientras sus homólogas del mundo, ceden 0.03 centímetros.

Analizando las 30 primeras pertiguistas cubanas, tenemos que lograron como promedio, su mejor resultado histórico en el mes de mayo. En esta prueba, solo Yarisley Silva ha logrado gran destaque internacional, otras dos atletas lograron sus mejores resultados compitiendo en el extranjero. En este sentido, Yarisley Silva, de sus 91 mejores saltos, sobre 4.50, solo realizó nueve en Cuba.

En los parámetros de talla-peso, la atleta cubana de salto con pértiga de altura, ha presentado una talla promedio de 1.64 metros, con un peso promedio de 60 kilogramos, cediendo en talla y peso, a las mejores del mundo (1.71 y 61).

Patrones por edades en el salto con pértiga, en Cuba

Facebook Comments