Por: Eddy L. Nápoles

La octava jornada del atletismo en Tokio 2020, inició con una despedida, la prueba de 50 kilómetros caminata, evento que, de las actuales especialidades de marcha atlética (20 km y 50 km), fue la primera en aparecer (Los Ángeles 1932), ahora por las nuevas “regulaciones” de World Athletics, dijo adiós al calendario de los Juegos Olímpicos. Por el Sapporo Odori Park iniciaron la prueba, unos 60 atletas, incluido el titular y el bronce de Río 2016, el eslovaco Matej Tóth y el canadiense Evan Dunfee, también lo hizo el español Jesús Ángel García Bragado, un icono de la caminata, quien llegó en Tokio 2020, a ocho participaciones en Juegos Olímpicos. El que mejor resistió los embates del calor y de los adversarios, fue el polaco Dawid Tomala, ganador con 3:50:08; uno de los candidatos al podio, el alemán Jonathan Hilbert, se ubicó segundo, con 3:50:44; mientras que, el canadiense Dunfee, repitió el tercer puesto logrado en Río de Janeiro. Los latinos fueron liderados por el colombiano José Leonardo Montaña (3:53:50), onceno, en tanto, García Bragado (4:10:03) concluyó en el puesto 35. El título de Tomala, es el cuarto para Polonia en esta prueba, los tres anteriores fueron ganados por Robert Korzeniowski (Atlanta, 1996, Sydney 2000 y Atenas 2004).

En los 20 kilómetros, entre las mujeres, la competencia estuvo marcada por el desempeño de varias de las principales contendientes al podio. Los mejores dividendos fueron para la italiana Antonella Palmisano (1:27:42), cuarta en Río 2016, ganadora del título, con 1:29:12; le escoltó la colombiana Sandra Lorena Arenas (1:28:24), con 1:29:37; mientras que la titular de la cita brasileña, la china Hong Liu (1:24:27), tuvo que conformarse con la medalla de bronce (1:29:57). Palmisano conquistó el primer título para Italia en esta prueba, cuya mejor ubicación, era el tercer puesto de Elisa Rigaudo en Beijing 2008. La colombiana Arenas ha conquistado la primera medalla olímpica para la caminata de su país.

La jabalinista china Shiying Liu realizó un “madrugón” en la final de esta prueba, que le valió el título, Shiying cerraba en orden a las 12 finalistas y abrió con envío de 66.34 metros, lo mejor de la temporada para ella. La polaca Maria Andrejczyk, cuarta en Río 2016 y líder de la temporada (71.40), cuarta en el listado de todos los tiempos, tuvo que bregar duro para superar por cinco centímetros (64.61) a la titular de Doha 2019, la australiana Kelsey-Lee Barber, finalmente tercera con 64.56 metros. El título de Shiying, es el primero para China en esta prueba, cuya mejor ubicación era el quinto puesto de Huihui Lyu (Londres 2012), por cierto, Lyu repitió ahora ese puesto.

En la final de los 5000 metros, el ugandés Joshua Cheptegei (12:54.69), octavo en Río 2016, colocó las cosas en su lugar, el recordista mundial (12:35.36) no tenía el mejor tiempo de inscripción (5), pero para ganarle habría que hacerlo todo muy bien sobre la pista del Estadio Olímpico de Tokio. Cheptegei marcó, mayoritariamente el ritmo de la carrera, imponiéndose en el remate final (12:58.15), al canadiense Mohammed Ahmed, con 12:58.61, cuarto en Río y al estadounidense Paul Chelimo (plata en Río), ahora tercero con 12:59.05. El título de Cheptegei, es el primero en esta prueba para Uganda, cuya mejor ubicación era el cuarto puesto de Moses Ndiema Kipsiro en Beijing 2008.

En los 400 metros, entre las mujeres, la bahamesa Shaunae Miller-Uibo se impuso, reeditando el título conquistado en Río de Janeiro 2016; Miller-Uibo realizó ahora, 48.36, reafirmándose como la sexta corredora en la historia de la prueba. La jovencita dominicana Marileidy Paulino, un talento en ciernes, llegó a Tokio con una mejor marca de 49.99, mejorando 79 centésimas (49.20), en general, superando a la fenomenal estadounidense Allyson Felix, poseedora de diez medallas olímpicas, incluidos, cinco títulos, Felix (49.46) a los 36 años, ha realizado la segunda mejor marca de su carrera en esta prueba (49.26, Beijing 2015). Miller-Uibo logró su segundo título, tercero para Bahamas (Tonique Williams-Darling, en Atenas 2004), mientras, Paulino conquistó su segunda presea de plata en esta cita (relevo mixto). En esta carrera, la cubana Roxana Gómez, se lesionó en los primeros metros, no pudiendo continuar, Roxana, cumplimentó una excelente actuación en semifinales, con tiempo de 49.71, segunda cubana en una final olímpica (Aurelia Pentón, quinta en México 1968) y segunda en descender de los 50.00 segundos (Ana Fidelia Quirot, 49.62, México, 20 de mayo de 1988).

En la final de los 1500 metros, la holandesa Sifan Hassan aspiraba a conquistar su segundo título en estos Juegos, ganó los 5000 metros, pero Hassan que había sido quinta en Río 2016, se encontró con la vigente campeona olímpica, la kenyana Faith Chepngetich Kipyegon, que resistió la mayor parte de la carrera a la espalda de Hassan, realizando un ataque demoledor, a falta de unos 250 metros, al que no pudo responder Hassan, que se vio superada también por la británica Laura Muir. Kipyegon repite el oro de Río, ahora con récord olímpico de 3:53.11; Muir hizo cuota nacional para Gran Bretaña, con 3:54.50; mientras Hassan era tercera, con 3:55.86.

En el 4×100, para las damas, Jamaica liderada por las tres medallistas de los 100 metros, Elaine Thompson-Herah, Shelly-Ann Fraser-Pryce y Shericka Jackson (Briana Williams), conquistó el título olímpico, con 41.02 (récord nacional). La cuarteta de Estados Unidos, con Javianne Oliver, Teahna Daniels, Jenna Prandini y Gabrielle Thomas, terminó segunda, con 41.45; mientras que Gran Bretaña (Asha Philip, Imani Lansiquot, Dina Asher-Smith y Daryll Neita), se ubicó tercera, con 41.88 segundos.

Entre los hombres, los italianos dieron la nota “sorpresiva”, otra más (eliminación de Estados Unidos), con gran sprinteada de Filippo Turtu en el tramo final, para dejar en segundo puesto a Gran Bretaña, 37.51, (Chijindu Ujah, Zharnel Hughes, Richard Kilty y Nethaneel Mitchell-Blake); mientras que, Canadá (37.70) con Aaron Brown, Jerome Blake, Brendon Rodney y André de Grasse, se ubicó tercero. Italia (37.50), récord nacional, contó con Lorenzo Patta, Lamont Marcell Jacobs, ganador de los 100 metros, Eseosa Fostine Desalu y Tortu.

Facebook Comments