Yasmani Copello compitió en la final de los 400 metros con vallas. Fue parte, sexto lugar para ser exactos, em la carrera maravillosa donde Karsten Warholm estampó el sobervio récord mundial de 45.94 segundos.

Nuestro columnista Eddy Nápoles obtuvo las impresiones tras el suceso:

¿Karsten Warholm?

Llevo compartiendo pista con Warlhom desde el 2014 y su progresión ha sido de 2 segundos por año (risas) Lo digo en serio, en 2015 llegó a correr 50 segundos en Oslo, y en 2016 nos dió un susto cuando en los Juegos de Río hizo en la eliminatoria 48.53 pues venía de perder el europeo conmigo.

Ya en lo adelante ha burlado la barrera del 48 siempre que quiere. Es un guerrero que llegó para ganarlo todo. Aprecio su gran espíritu competitivo y somos muy buenos amigos. Somos top 2 de Europa asi que lo veré por el resto de mi carrera.

¿La final?

Yo hice mi carrera, y tuve parciales muy buenos pero siempre estuve concentrado en mi ritmo, para hacer lo mejor por si alguno de ellos fallaba.

Realmente tuve oportunidad de poder correr en 47.50 o 60 pero al ver que yo cambiaba el ritmo y no me acercaba a ellos, al bajarme del la 10ma valla decidí que no valía la pena seguir tirando pues ellos habían llegado a la carrera en tan buena forma como yo.

Facebook Comments