Anita Wlodarczyk no entiende de la nefasta profecía. Esa que pesó sobre Wyomia Tyus, Ruth Fuchs, Shirley Strickland, Gail Devers, Bärbel Eckert, Marie-José Pérec, Jackie Joyner-Kersee, Verónica Campbell, Tirunesh Dibaba, Françoise Mbango y Yelena Isinbaeva. También sobre Shelly Ann Fraser-Pryce, Sandra Pérkovic, Barbora Špotáková y Valerie Adams, que habían pretendido su tercer título olímpico individual, incluso en más de una oportunidad, sin éxito.

Hoy Anita Wlodarczyk ha lanzado 78.48 para asegurarse el título en Tokio 2020 y convertirse en la primera mujer, la única de toda la historia, que ha ganado tres títulos olímpicos (y consecutivos) en pruebas individuales del campo y pista.

La polaca tiene (casi) 35 años y carga sobre sus hombros el peso de la historia. Con todos los títulos posibles, los consabidos tres olímpicos y cinco al hilo en campeonatos mundiales, y el récord del mundo, de 82.98 metros incluido.

A Tokio llegaba bajo el fuego cruzado de un desafiante piquete de estadounidenses encabezado por Deanna Price. La campeona mundial que se exhibía en una procesión de buenos disparos coronados con uno superior a los 80.31 metros logrado en el Hayward Field. Pero la temporada, a veces, miente y hoy solo ha alcanzado los 73.09m para ser octava.

Una nota muy débil para interferir en la sinfonía de la polaca Wlodarczyk que con su actuación de este 3 de agosto blinda su puesto en la historia.

Es una lástima que el lanzamiento del martillo sea una de las Cenicientas en el circuito mundial de la World Athletic.

La china Zheng WANG (77.03) y Malwina KOPRON (75.41), de Polonia, completaron el cuadro de medallistas.

Facebook Comments