Por: Eddy Luis Nápoles /Foto: Reuters / Lucy Nicholson

En la primera final disputada durante la segunda jornada, el lanzamiento del disco, entre los hombres, el favorito sueco Daniel Stahl no ofreció oportunidades a sus adversarios, rápidamente se colocó al frente, con envío de 68.90, para colgarse al cuello el título olímpico, su coterráneo Simon Petterson (67.39), remontó y lo acompañó en el podio, mientras que el austríaco Lukas Weisshaidinger (67.07), terminó tercero.

En el relevo mixto 4×400, la cuarteta de Polonia cumplió con su favoritismo previo y se impuso, con 3:09.87, mientras que, los dominicanos, reinstalados en la final, luego de ser descalificados, liderados por Mariledy Paulino, sorprendieron a los estadounidenses, también reinsertados; los caribeños hicieron 3:10.21 y los norteños, 3:10.22 minutos.En la final de los 100 metros planos, entre las mujeres, como se presagiaba, Jamaica copó el podio olímpico, como lo hace desde Beijing 2008, con destaque para Elaine Thompson-Herah, quien logró su segundo título olímpico en esta prueba, ahora con la segunda mejor marca de todos los tiempos, 10.61, la escoltó Shelly-Ann Fraser-Pryce (10.74), medallista en sus cuartos Juegos Olímpicos, mientras, Shericka Jackson, era tercera con 10.76 segundos.

Por Cuba intervinieron en esta jornada, Rose Mary Almanza en las semifinales de los 800 metros; Zurian Hechavarría, en 400 con vallas; Yaimé Pérez y Denia Caballero, en el disco y un trío de saltadores, Juan Miguel Echevarría, Maykel Massó y Lester Lescay, en longitud.

Rose Mary, corrió en la tercera serie semifinal de los 800 metros, la cubana no cumplió con las expectativas creadas, a partir de su desempeño en la temporada, donde había logrado 1:56.28. Almanza, quizás pareciera que equivocó la táctica a seguir, al ser una carrera lenta en el segundo tramo, donde ella trató de liderar, pero sus fuerzas no le acompañaron para el remate final, donde la superaron tres corredoras, la británica Keely Hodgkinson (1:5912), la china Chunyu Wang (1:59.14 y la estadounidense Raevyn Rodgers (1:59.28), mientras Almanza quedó, una vez más, a las puertas de una final en los grandes eventos, ahora cuarta con 1:59.65.

En los 400 con vallas (F), ronda uno, lo hizo Zurian Hechavarría, quien fue ubicada en la lista de partida, en el último heat (5), serie que, a diferencias de las que la antecedieron, tiene sus ventajas y sus desventajas, las mejorías es que ya conocen los tiempos que esperan clasificaciones, mientras que los perjuicios radican, en no poder correr jugando con la clasificación directa (4 primeras). Con esos pormenores, Zurian encaró esa serie, con la estadounidense Dalilah Muhammad como la principal candidata a obtener uno de los cuatro boletos a semifinales y así sucedió, Muhammad (53.97) dominó con comodidad, pero las restantes corredoras tuvieron que realizar, tres de ellas, sus mejores marcas personales, incluida Zurian, quien terminó quinta con 54.99, logrando uno de los cuatro boletos semifinalistas por tiempo.

En la clasificación del lanzamiento del disco (F), (64.00), Cuba tuvo una de cal y otra de arena, Yaimé Pérez, clasificó a la final, con 63.18, mientras que, Denia Caballero, bronce en Río 2016, no pudo llegar a los 60.00 metros y quedó fuera de la final, con envío de 57.96. La estadounidense Valarie Allman mostró potencialidades para el título, al clasificar con un único envío, 66.42, mientras que la croata Sandra Perkovic, lo hacía con 63.75 metros.

En la clasificación de salto de longitud (M), el cubano Juan Miguel Echevarría mostró credenciales al título, al negociar el pase a la final con un solo salto, 8.50, único que superó los 8.15 exigidos, mientras Maykel Massó lo hizo en la repesca, con 8.07, el tercer cubano en competencia, Lester Lescat, quedó eliminado (7.69). Entre el resto de los clasificados destacan el jamaicano Tajay Gayle (8.14), al parecer lastimado, el griego Miltiadis Tentoglou (8.20) y el estadounidense JuVaughn Harrison (8.13), todos candidatos a ocupar un puesto en el podio.

Facebook Comments