por: Lilian Cid Escalona

Tras la clasificación el relevo femenino de 4×400 metros Cuba suma 16 atletas clasificados a Tokio; 14 de ellos con cupo en pruebas individuales. En el entorno del equipo Cuba trabaja otro grupo de atletas que sostiene posibilidades de acudir a la cita olímpica, aunque su boleto depende de que mantengan sus lugares en el ranking global de sus respectivas especialidades para lo que, necesariamente, hay que competir.

Cuba manejaba la opción de organizar un Memorial Barrientos trascendente, con el apoyo de la NACAC (La Asociación de Atletismo de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe) y de la dirección del deporte cubano que respaldaba las mayores oportunidades de afianzar la clasificación olímpica y no solo de los atletas cubanos. Toda vez que había intenciones de participación por parte de diferentes delegaciones de la zona como Puerto Rico, Venezuela, y algunos estadounidenses quienes tenían el evento cubano en la ruta de sus expediciones a Tokio, sin embargo, los embates de la pandemia, las restricciones de vuelos y la necesaria rigidez de los protocolos sanitarios han obligado a suspender esta competición, complejizando el reto de los directivos del deporte en la búsqueda de nuevas oportunidades.

En diálogo telefónico con Yipsi Moreno, Comisionada Nacional de Atletismo, conocimos que esta situación también ha afectado la presencia de los cubanos en el mitin que organiza Félix Sánchez en República Dominicana (Felix Sanchez Invitational), donde debían asistir atletas como Leyanis Pérez (triple salto) o Reynier Mena (100 y 200m).

La ruta crítica del atletismo cubano ahora se mueve entre Cuba y Europa. Los atletas que aun buscan su clasificación donde se encuentran Pérez, Mena, los lanzadores de disco Jorge Fernández, Silinda Morales y Melany Matheus, las heptatletas Yorgelis Rodríguez y Adriana Rodríguez, y los saltadores Lázaro Martínez y Maikel Vidal, tienen que competir en todas las confrontaciones que se disputarán en La Habana.

“Haremos cinco confrontaciones y este grupo debe competir en todas porque nuestras competencias aportan pocos puntos al ranking y tienen que sumar lo más posible y además mantenerse en el entorno de sus marcas para conservar el estatus y las opciones de ir a los Juegos Olímpicos” – precisó Yipsi Moreno.

El resto, los clasificados, saldrán a competir en Europa y harán su estancia para ir tomando el cambio de horario y el nivel competitivo. Su salida está prevista para cuando terminen de recibir la tercera dosis de la vacuna.

“De acuerdo al calendario, las primeras en salir serán Denia Caballero y Yaimé Pérez que van hacia Doha a la parada de la Liga de Diamantes (28 de mayo) y tenemos previsto que no regresen permaneciendo en Europa como base de competencias y entrenamientos” – prosiguió.

El planeta se mueve entre la inevitable incertidumbre que ha sembrado la pandemia por el nuevo coronavirus, apoderada de los tiempos y condicionante en cada movimiento. El atletismo cubano apunta a Tokio con los pasos más seguros que es posible dar, y busca aumentar la lista de clasificados utilizando variantes dentro de la isla.

“Nuestra intención es que todos los muchachos puedan salir cuanto antes para que respiren aires competitivos, se adapten y se sitúen de frente al entorno olímpico para prepararse y dar lo mejor de sí, pero muchas veces no depende de nuestras gestiones. Estamos haciendo todo lo posible por hacer que cada movimiento – sentenció Moreno.

Las pruebas de confrontación finalizarán el 19 de junio, y un día después -el 20 de junio- se dará a conocer el listado definitivo de los atletas que conformarán el equipo CUBA a los Juegos Olímpicos, toda vez que el 29 de junio cierra el esquema clasificatorio de la World Athletics.

Especial para Cubahora

Facebook Comments