Quizás por la Covid que nos tiñe con su sombra cambiando hasta las más elementales dinámicas de nuestra vida; me fundí en ese relevo como si no hubiera un mañana. Cómo si nunca ante hubiera disfrutado de similares contiendas.

Quizás por los días anteriores, por las batallas libradas o por las que están por venir, corrí.

Quizás por las dudas, por las luces o las certezas, yo también grité.

Quizás porque vamos saturados de desaciertos, y sinsabores, mi alma encontró sosiego, y me descubrí celebrando esa victoria y recordando las intrépidas dinámicas que en este mundo del deporte me han hecho ser quien soy.

Embed from Getty Images

Pero sobre todo porque lo amo, porque lo vivo, y porque el atletismo es parte de mi vida, corrí, grité, vibre y estoy extremadamente feliz por ellas, por Cuba.

La Posta cubana del relevo femenino de 4×400 metros ha ganado el oro en el Campeonato Mundial de Relevos disputado en Silesia.

Un resultado inédito para el atletismo cubano y para ese equipo que regresa de Polonia habiendo cumplido el objetivo primordial de obtener la clasificación olímpica y el enorme aliciente de haber inyectado adrenalina a nuestras vidas con la ilusión que irremediablemente brota de ese título 🥇

Enhorabuena chicas, este es solo el comienzo 🙌

Facebook Comments