Por: Reinaldo Cedeño Pineda/ * Exclusivo

Aun la retengo en la memoria, aquella carrera de los cien metros de los IX Juegos Deportivos Panamericanos, Caracas 1983. El bólido cubano Leandro Peñalver fue insuperable con unos electricantes 10.06, plusmarca de los Juegos y a la postre la cuarta mejor de ese año el mundo. Es notorio que superara entonces al norteamericano Sam Graddy, quien sería subcampeón olímpico un año después.

Justo en 1984, Peñalver ocupó el décimo lugar con 10.14 en el ranking planetario, empatado con su compatriota Osvaldo Lara. Pudo haberse batido en el hectómetro de los Ángeles, condiciones le sobraban para ello… Le tocó aquella década de los ochenta, tan prolífica en resultados mundialistas, mas sin participación olímpica para Cuba. Un capítulo del deporte cubano que todavía no ha cicatrizado.

Leandro Peñalver González (23 de mayo de 1961) es uno de los grandes velocistas que ha pasado por las pistas de Cuba. Un verdadero hombre de hierro, sin cuya participación no podría hablarse del éxito de los relevos cubanos de 4×100 y 4×400. Preparémonos para subir a la máquina del tiempo, a las pistas del mundo, a los fulgores, y también a los dolores.

DE NOVATO A CAMPEÓN CONTINENTAL

“Siempre me incliné por el beisbol, herencia de familia. Participé en varias competencias provinciales, Juegos Escolares… En 1980 fui hasta champion bate de los Juegos Inter-EPEF (Escuela de Profesores de Educación Física). Jugaba el campo corto y después jardín central, creo que me defendía. También practicaba fútbol, voleibol, eso me ayudaba a elevar la condición física.

“En 1981, la EPEF me trasladó a las pistas, ya que la escuela ganaba más medallas así. Yo corría bien, hice 10.41 en los cien metros. Me llevan a La Habana y para mi sorpresa, a la Espartaquiada de Hungría en 1981. Allí gané con 10.24 los 100 metros y además los 200 y el relevo. Fui el más destacado de la competencia, y ese año fui elegido el Novato del Año en el deporte cubano”.

Llega 1982 y con él, los XIV Juegos Centroamericanos y del Caribe. Los más antiguos juegos deportivos regionales del mundo son salvados por Cuba tras la renuncia de la sede inicial de Mayagüez. El joven corredor gana ese año la Copa Cuba y el Memorial Barrientos, las competencias esenciales del atletismo cubano, mas algunos lo consideraron “muy joven” para una responsabilidad semejante. En el tiempo uno se hace muchas preguntas…

La recuperación del subcampeón olímpico Silvio Leonard se complica y Peñalver sale a defender el pabellón patrio en las pistas del añejo estadio Pedro Marrero. Hay una foto hermosa en que levanta la mano a su compañero Osvaldo Lara, quien lo escolta lo mismo en 100 que en 200 metros planos, por lo que Cuba hace el 1-2. ¡Qué tiempos esos!

“Corro muy bien, bajo mis marcas, gano. Resulta inolvidable porque fue aquí en Cuba, en La Habana, frente a mi familia. Al acabar los Centroamericanos, me dije: yo soy campeón panamericano de Caracas… y así fue. Durante 28 años se mantuvo aquella marca como récord panamericano”.

Leandro en un hermoso gesto con su compatriota Osvaldo Lara, su escolta en los Juegos de La Habana 1982
XIV Juegos Centroamericanos y del Caribe, La Habana 1982

100 metros planos: O. Leandro Peñaver (CUB) 10.16, P. Osvaldo Lara (CUB) 10.26, B. Juan Núñez (DOM) 10.33.200 metros: O. Leandro Peñaver (CUB) 20.42 (NR), P. Osvaldo Lara (CUB) 20.94, B. Juan Núñez (DOM) 21.04.
Relevo 4×100: O. Cuba (Osvaldo Lara-Alejandro Casañas-Leandro Peñalver-Juan Saborit) 39.19, P. Jamaica (39.94), B. República Dominicana (40.11).

IX Juegos Panamericanos Caracas 1983

100 metros: O. Leandro Peñalver (CUB) 10.06 (NR), P. Sam Graddy (USA) 10.18. B. Osvaldo Lara (CUB) 10.21 (El tercer puesto lo ocupó inicialmente el dominicano Juan Núñez, pero resultaría descalificado).
200 metros: O. Elliot Quow (USA) 20.42, P. Leandro Peñalver (CUB) 20.53. B. Bernard Jackson (USA) 20.81.
Relevo 4×100: O. Estados Unidos (Sam Graddy-Ken Robinson-Elliot Quow-Bernard Jackson) 38.49, P. Cuba (Osvaldo Lara-Leandro Peñalver-Silvio Leonard-José Luis Isalgué) 38.55, B. Brasil (Robson Caetano Da Silva-Nelson Rocha Dos Santos-Katsuko Nakaia-Gerzon A. de Souza) 39.08.

Un cuarteto de élite mundial. De izquierda a derecha, Lázaro Martínez, Leandro Peñalver, Roberto Hernández y Agustín Pavó Foto Lázaro Moreno

EL HOMBRE DE LOS RELEVOS

El alto rendimiento deportivo, ese esfuerzo sostenido deja marcas anatómicas y sicológicas. Pregúntesele a Leandro Peñalver por esos instantes de inquietud en que todavía sueña que hay una próxima competencia esperando. Pregúntesele por las sesiones de pesas, por su tobillo, por su espalda. Su caso además está marcado por su participación en muchas especialidades, lo que le hacía correr entre eliminatorias y finales, casi todos los días en eventos de rigor.

“Empecé a correr 400 metros como preparación para los 100 y los 200 metros… me lesioné la espalda y cuando corría los 100, me molestaba, y entonces corría los 400 para refrescar… Así comencé. También corría los dos relevos y como preparación, corría kilómetros con los fondistas y jugaba baloncesto. Por todo eso me decían que era un caballo”.

En 1985, en la Universiada de Kobe, Cuba logró una de las actuaciones más integrales de su historia deportiva con un tercer puesto y 22 medallas (9-8-5). Leandro Peñalver gana tres preseas de oro, en los 200 metros (20.57) y el relevo 4×100. Muy notable fue el éxito del relevo largo, pues aquella marca de 3.02.20 significó nuevo primado de Cuba y el impulso de una cuarteta que llegará a la élite universal.

En 1986, Peñalver repite la tripleta dorada en los Juegos Centroamericanos de Santiago de los Caballeros, al ganar los dos relevos y los 200 metros planos (20.70). En los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987, Cuba es segunda en ambos relevos, y en el largo se baja por vez primera de los tres minutos, en una épica batalla con los Estados Unidos. Era el preludio de una de las actuaciones más importantes de la carrera de Peñalver: el bronce de ese propio relevo en el Campeonato del Mundo de 1987 en la Ciudad Eterna, en Roma.

“No se corrían esas marcas ni en el tiempo de Juantorena. Me gustaba la primera posta en el relevo largo y la segunda en el 4×100. Eran fuertes, pero me manejaba bien. Incuso corrí en el relevo corto en la Copa del Mundo de Canberra en 1985, representando a América. Recuerdo que inicialmente yo corría la recta, pero el brasileño Robson Caetano Da Silva decía que Ben Johnson se le iba a ir en la entrega… y terminé corriendo la curva. Ganamos la plata, tras Estados Unidos.

“Lo de Roma, nadie lo esperaba, pero estábamos inspirados por la medalla de Indianápolis Nos esforzamos y salió el tiempo y la medalla. Los norteamericanos cambiaban a los hombres en cada carrera y nosotros eramos los mismos. Cuatro estadounidenses descansados corrían la final, y eso también le dio más valor a nuestra medalla, pienso yo. Aquel 2.59.16 que hicimos, era entonces la tercera mejor marca de todos los tiempos”.

Un sprinter para respetar
Foto Cortesía del entrevistado
Universiada Kobe 1985

200 metros planos: O. Leandro Peñalver CUB (20,57), P. Atlee Mahorn (CAN) (20.65), B. Chan Je Keun (KOR) 20.76.
Relevo 4×100: O. Cuba (Ricardo Chacón-Leandro Peñalver, Sergio Máximo Querol-Andrés Simón CUB) 38.76, P. Canadá (39,07), B. Estados Unidos 39.15.
Relevo 4×400: O. Cuba (Lázaro Martínez-Leandro Peñalver-Roberto Ramos-Roberto Hernández) 3.02.20, P. Unión Soviética (3.02.65), B. Estados Unidos (3.02.68).

Copa del Mundo Canberra 1985

Relevo 4×100: O. Estados Unidos (Harvey Glance-Kirk Baptiste-Calvin Smith-Dwaney Evans) 38.10, P. América (Desay Williams-CAN-Robson Caetano Da Silva-BRA, Leandro Peñalver-CUBA-Ben Johnson-CAN) 38.31, B. Unión Soviética (Nikolay Yushmanov-Aleksandr Semyonov- Alexsandr Yevgenyev-Vladimir Muravyov) 38.35.

XV Juegos Centroamericanos y del Caribe 1986

200 metros: O. Leandro Peñalver CUB 20.70, P Juan Núñez DOM 20.79, B. Leroy Reid JAM 20,90.
Relevo 4×100: Cuba (Osvaldo Lara-Leandro Peñalver-Sergio Querol-Andrés Simón CUB) 38.74, P. Jamaica (38.96), B. República Dominicana (39.56).
Relevo 4×400: O Cuba (Leandro Peñalver-Agustín Pavó-Jorge Valentín-Félix Stevens) 3.02.41, P. Trinidad Tobago (3/04.57), B. Barbados (3.06.88).

X Juegos Panamericanos Indianápolis 1987

Relevo 4×100: O. Estados Unidos (Lee McBae-Lee McNeil-Harvey Glance-Carl Lewis) 38.41, P. Cuba (Ricardo Chacón-Leandro Peñalver-Sergio Querol-Andres Simón) 38.86, B. Jamaica (Jonh Mair-Andrew Smith-Clive Wright-Raymond Stewart) 38.86
Relevo 4×400: O. Estados Unidos (Mark Rowe-Kevin Robinzine-Raymond Pierre-Roddie Haley) 2,59.54, P. Cuba (Leandro Peñalver-Agustín Pavó-Lázaro Martínez-Roberto Hernández) 2.59.72, B. Jamaica (Mark Senior-Devon Morris-Beres Long-Whintrop Graham) 3. 03.57

Campeonato del Mundo de Atletismo, Roma 1987

Relevo 4×400: O. Estados Unidos (Danny Everett-Roddie Haley-Antonio McKay-Harry Reynolds) 2.57.29, P. Gran Bretaña (Derek Redmond-Kriss Akabusi-Roger Black-Philip Brown) 2.58.86. B. Cuba (Leandro Peñalver-Agustín Pavó-Lázaro Martínez-Roberto Hernández) 2.59.16.

Campeonato Iberoamericano de Atletismo En la altura de Ciudad de México, 1988

100 metros: O. Robson Caetano Da Silva (BRA) 10.07. P. Leandro Peñalver (CUB) 10.12, B. Arnaldo de Oliveira (BRA) 10.13.
200 metros: O. Robson Caetano Sa Silva (BRA) 20.05, P. Leandro Peñalver (CUB) 20.12, Roberto Hernández (CUB) 20.14.
Relevo 4×100: O. Cuba (Andrés Simón-Leandro Peñalver-Sergio Querol-Jaime Jefferson) 38.86, P. España 39.36, B. Portugal 39.63. En ese propio evento el relevo 4×400 de Cuba estampó 2.59.71 (Lázaro Martínez-Jorge Valentín-Félix Stevens-Roberto Hernández) que fue segundo del ranking del mundo, incluso pasados los olímpicos de Seúl.

XVI Juegos Centroamericanos y del Caribe México 1990

Relevo 4×100: O. Cuba (Andrés Simón-Leandro Peñalver-Félix Stevens-Joel Isasi 39.09, P. Puerto Rico 39.81, B. Venezuela 40.65.
Relevo 4×400 O. Jamaica (3.05.22). P. Barbados (3.05.48) B. Cuba (Héctor Herrera-Leandro Peñalver-Emilio Valle-Lázaro Martínez) 3.06.17.

XI Juegos Panamericanos La Habana 1991

Relevo 4×100 metros planos: O. Cuba (Leandro Peñalver-Jorge Luis Aguilera-Félix Stevens-Joel Lamela) 39.08, P. Canadá 39,95, B, Islas Vírgenes Norteamericanas 41,02. (En ese evento resultó descalificado el relevo de los Estados Unidos).

NI LOS ÁNGELES NI SEÚL

Una vez que se tienen delante estos números y estos nombres, se puede aquilatar mejor la infatigable labor de Leandro Peñalver en esos años. Del área al continente y al mundo. En 1984, participó en los Juegos de la Amistad, el sucedáneo olímpico que organizó Europa del Este, en un escenario de gruesa confrontación política injertada en el deporte. En el estadio moscovita estuvo la delegación cubana y allí Peñalver ganó un par de medallas.

En una reparación histórica en la que deberíamos detenernos con mucha atención, Polonia consideró a los medallistas de esos Juegos como ganadores de una cita olímpica y los recompensó como tal.

Juegos de la Amistad 1984 en Moscú. Leandro Peñalver, por el carril 6, el más próximo en la imagen
Juegos de la Amistad Moscú 1984

100 metros: O. Osvaldo Lara (CUB) 10.17 segundos, P. Attila Kovacs (HUN) 10.18, B. Leandro Peñalver CUBA 10.21.
Relevo 4×100 metros: O. Unión Soviética 38.32, P. Cuba (Tomás González-Leandro Peñalver- Silvio Leonard-Osvaldo Lara) 38.79, B. Polonia 38.81.

“Cuba no fue a Los Ángeles ni a Seúl, fue una decisión del país y la apoyamos, estuve de acuerdo… lo que pasa es que Fidel dijo que nos consideraba olímpicos, nos dio la medalla al honor deportivo y eso nunca se ha respetado, jamás se habla de eso. Todos los estímulos son para los olímpicos: no es justo. Siempre digo que no soy olímpico, por dignidad y por lealtad. De mi generación quedamos pocos en Cuba, muchos se fueron. Incluso, hay una tesis de grado que demuestra que pudimos ser medallistas en ambas olimpiadas”

Leandro Peñalver es padre de tres hijos y tres veces abuelo. Es profesor de atletismo en el Combinado Deportivo 26 de julio de Jovellanos, Matanzas. El campeón continental de Caracas, el bólido cubano sigue formando a nuevas promesas, impulsando iniciativas en las que le acompañan muchas veces otras glorias deportivas. Sigue en pie y haciendo. Que no haya espacio alguno para el olvido.

Facebook Comments