Por Eddy Luis Nápoles / *Exclusivo

Continuando con las valoraciones sobre lo expresado a lo largo de los años por los atletas cubanos, lo haremos con los 400 metros con vallas, prueba que ha conquistado éxitos en la arena internacional, desde que los criollos José María Suárez y Ernesto Estévez, conquistaran las medallas de plata y bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Ciudad de México, en 1926.

El primer récord nacional aparece registrado, el 59.0, logrado por Ernesto Estévez, el 25 de septiembre de 1926, en La Habana, mientras que el matancero José Elías Anderson, inauguró el cronometraje electrónico, con 57.09, realizado durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en México 1954.

Otro yumurino, Dámaso Alfonso, fue el encargado de romper la barrera de los 50.00 segundos, cuando el 24 de julio de 1976, en Montreal, en la semifinal olímpica, logró 49.84. El camagüeyano Yacnier Luis fue el primero en bajar de los 49.00, segundos, con 48.83, acontecido el 25 de junio de 2004, en La Habana, mientras, su paisano Omar Cisneros, lo hizo de los 48.00 segundos, el 27 de octubre de 2011, en Guadalajara (MEX), con 47.99 segundos. Hasta el presente, 18 corredores criollos han descendido de los 50.00 segundos. Las mejores ubicaciones anuales en el listado mundial han estado a cargo de Omar Cisneros, tercero en 2013, 47.93, quinto en 2011, con 47.97 y sexto en 2010, con 48.29.

El mapa cubano de los 400 con vallas, atendiendo a los 30 primeros atletas del ranking nacional, hasta 50.62, estaría encabezado por Matanzas y Camagüey (5), seguida de La Habana y Santiago de Cuba (4), luego aparecen Sancti Spíritus (3), Ciego de Ávila (2), cerrando, Pinar del Río, Cienfuegos, Las Tunas, Holguín, Granma y Guantánamo (1).

Ahora para valorar los rendimientos de los corredores cubanos en los 400 con vallas, tomamos como muestra, lo realizado por los 20 mejores exponentes de esta prueba, comparándolo a su vez, con sus similares del mundo. Entre los aspectos a juzgar están; la edad de inicio en la prueba, edad del logro del mejor resultado, rango de edades para el logro de los rendimientos estables, los índices de crecimiento y decrecimiento anual, así como el crecimiento y decrecimiento total. También se puede apreciar, la talla y el peso ideal para esta especialidad.

En la muestra nacional analizada, emerge como edad inicial en la prueba, los 14 años (valla 0.91m), algo lógico y natural, debido al sistema de participación deportiva cubano, mientras que el promedio de edad en la muestra del mundo, es cuatro años mayor (18 años). En otros detalles propios de esta prueba, donde los menores de 18 años, lo hacen con la altura de la valla a 0.84m y los menores de 20 años, a 0.91m, tenemos que el camagüeyano Omar Cisneros, el patrón cubano de la prueba, con 47.93, realizó su primera carrera a los 17 años (0.84m), logrando 53.27 segundos. El estadounidense Kevin Young, líder mundial, con 46.78, le aparece el primer resultado a los 19 años (51.09).

Entrando en detalles poco conocidos sobre los corredores cubanos, en esta prueba, tenemos que, generalmente logran sus mejores rendimientos a los 22 años (4.55), mientras que sus homólogos del mundo, lo hacen a los 26 años. El rango de edades donde se manifiestan los mejores rendimientos, en Cuba está enmarcado entre los 20 y los 25 años; los mejores del mundo, lo hacen entre los 22 y 32 años, existiendo en estos últimos, un periodo de 12 años para el logro los mejores rendimientos, mientras que los nacionales, solo median cinco años para manifestarse.

Los corredores criollos en esta prueba generan un índice de crecimiento anual promedio de 1.09 segundos, (incremento que pueden lograr de una temporada a otra), la muestra de los mejores del mundo, incrementan 0.32 centésimas. Los criollos alcanzan un crecimiento total, desde el inicio de su carrera deportiva, hasta el logro del mejor resultado, de 7.5 segundos; por 2.67 segundos, los foráneos. Entre los atletas cubanos, el mayor crecimiento se produce, entre los 16 y 14 años, con 1.79 segundos, mientras que, el mayor decrecimiento está ubicado, entre los 29 y 30 años, con 0.84 segundos.

El decrecimiento total para los cubanos, es decir, la pérdida de rendimiento partiendo de la mejor marca (49.55), hasta el final de la carrera deportiva (51.24), es de 1.69 segundos, mientras que los mejores del mundo, con un rendimiento óptimo hasta los 32 años (13.20), ceden 1.25 segundos. El índice de decrecimiento anual, entre los 20 mejores corredores cubanos, es de 0.35 centésimas, mientras sus homólogos del mundo, ceden 0.33 centésimas.

Analizando los 30 primeros corredores cubanos, tenemos que lograron como promedio, su mejor resultado histórico en el mes de junio y el 47% (12) lo hizo compitiendo en el extranjero. Veamos cómo se manifestó Omar Cisneros, el principal atleta de esta prueba en Cuba, de sus 20 mejores carreras, 14 de ellas, las realizó compitiendo en el extranjero.

En los parámetros de talla-peso, el atleta cubano de 110 con vallas, ha presentado una talla promedio de 1.83 metros, con un peso promedio de 75 kilogramos, cediendo en, apenas, 1 centímetro y 1 kilogramo, a los mejores del mundo (1.84 y 76). Atletas como el pinareño Alexis Sánchez (1.87 y 77) y el camagüeyano Francisco Velazco (1.83 y 79), presentaron estándares de talla y peso similares a los mejores vallistas del mundo.

Patrones por edades en los 400 metros con vallas, Cuba

Facebook Comments