Por: Eddy L. Nápoles / * Exclusivo

Hoy continuando con las valoraciones sobre lo expresado a lo largo de los años por los atletas cubanos, lo haremos con los 400 metros planos (M), prueba que acumula una larga estela de éxitos en la arena internacional, desde que el pinareño Ángel García, conquistará el título en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Ciudad de México, en 1954.

Haciendo un recuento histórico, tenemos que el primer récord nacional fue implantado, el 28 de mayo de 1922, por Manuel R. Arteaga, con 55.8 segundos. El santiaguero Evelio Planas inauguró las cuotas con cronometrajes electrónicos, con los 49.44 segundos, logrados en Helsinki, el 24 de julio de 1952; Ángel García fue el primero en descender de los 49.00 segundos, con 48.02, en 1954; el matancero Rodobaldo Díaz, lo hacía de los 48.00 segundos, con 47.57, en 1966, un año después, el habanero Pablo Montes, marcaba 46.72, mientras que Alberto Juantorena rompía las últimas barreras, con 45.94, en 1972 y 44.80, en 1975, respectivamente.

El actual primado cubano es de 44.14 segundos, establecido por el matancero Roberto Hernández, el 30 de mayo de 1990 en Sevilla, España. Destacar que, cuando Juantorena se impuso en los Juegos Olímpicos de Montreal, en 1976, logró la tercera mejor marca de la historia en aquel momento, con 44.26, solo antecedida por los 43.86 de Lee Evans y los 43.97 de Larry James, ambas logradas en condiciones de altitud, durante los Juegos Olímpicos de México 1968.

Siguiendo con las estadísticas, tenemos que solo cuatro atletas criollos han logrado rendimientos inferiores a los 45.00 segundos; lista que lidera Roberto Hernández, con 50 cronos, seguido de Juantorena, con ocho; Félix Stevens, con cuatro y Williams Collazo, con tres; mientras que 26 corredores han descendido de los 46.00 segundos, siendo el último en hacerlo, el cienfueguero Adrián Chacón, con 45.91, crono realizado el 15 de mayo de 2015, en Camagüey. Así, con estos datos, estaría conformado el mapa de los 400 metros masculinos, liderado por Santiago de Cuba y La Habana, ambas provincias con cinco atletas, seguidas de Cienfuegos y Camagüey, con tres; le continúan Matanzas y Las Tunas, con dos; cerrando Mayabeque, Granma, Holguín, Ciego de Ávila, Isla de la Juventud y Pinar del Río, todas con un atleta.

Ahora para valorar los rendimientos de los corredores de 400 metros planos en Cuba, hemos tomado como muestra, lo realizado por los 20 mejores exponentes de esta prueba, comparándolo a su vez, con sus similares del mundo. Entre los aspectos a juzgar están; la edad de inicio en la prueba, edad del logro del mejor resultado, rango de edades para el logro de los rendimientos estables, los índices de crecimiento y decrecimiento anual, así como el crecimiento y decrecimiento total. También se puede apreciar, la talla y el peso ideal para esta especialidad.

En la muestra nacional analizada, aflora como edad inicial en la prueba, los 15 años, algo lógico y natural, debido al sistema de participación deportiva cubano, mientras que el promedio de edad en la muestra del mundo, es un año mayor (16 años), aquí podemos citar al patrón del mundo, el sudafricano Wayde van Niekerk, quien apenas inició a los 21 años (45.09).

Entrando en detalles poco conocidos sobre los corredores cubanos, en esta prueba, tenemos que, generalmente logran sus mejores rendimientos a los 23 años (45.32), mientras que sus homólogos del mundo, lo hacen, como promedio, a los 24 años (44.47). El rango de edades donde se manifiestan los mejores rendimientos, en Cuba está enmarcado entre los 20 a 25 años y en el resto de los mejores del mundo, entre los 22 y los 33 años, existiendo en estos últimos, un periodo de 11 años para el logro los mejores rendimientos, mientras que los nacionales, solo tienen cinco años para manifestarse.

Los corredores criollos en esta prueba generan un índice de crecimiento anual promedio de 0.48 segundos, que es el incremento que pueden lograr de una temporada a otra, superando en 0.19 segundos, al resto del mundo, que lo hace para 0.29. Los criollos alcanzan un crecimiento total (desde el inicio, hasta el final de la carrera deportiva) de 3.33 segundos, por 2.35, los foráneos. El índice de decrecimiento que muestran los cubanos es de 0.22 segundos, por 0.31 el resto del mundo.

Los 26 corredores cubanos que han logrado descender de los 46.00 segundos, realizaron sus mejores marcas, como promedio, en el mes de junio, mientras que sus similares del mundo (20 primeros), los obtienen en julio. En cuanto al logro de los mejores rendimientos en el extranjero, les comento que, Roberto Hernández, quien más compitió, de sus 50 registros inferiores a 45.00 segundos, realizó 44 fuera de Cuba; por su parte, Alberto Juantorena, de sus 15 mejores marcas, logró 14 en suelo foráneo.

En los parámetros de talla-peso, los nuestros ceden a sus pares del mundo, pues en el primer aspecto, el promedio de estatura de los corredores cubanos es de 1.82, por 1.85 metros, los foráneos, mientras en que en el segundo (peso), la diferencia es de apenas, un kilogramo, con 74 por 75. En este apartado a modo de ejemplo, les comento, que Alberto Juantorena (1.90/84), Félix Stevens (1.90/73), Norberto Téllez (1.86/78) y Eddy Gutiérrez (1.87/78), mostraron parámetros similares a los mejores del mundo, pero en el plano nacional, Roberto Hernández (1.79/67), mostró que la talla y el peso, no se constituyen en los parámetros determinantes, con los mejores rendimientos sub 45.00 segundos.

Esta prueba, en suelo cubano ha tenido dos denominadores comunes, Alberto Juantorena y Roberto Hernández, los cuales han copado con los mejores registros, cada una de las edades, aquí les dejo los patrones por edad.

Patrones por edades de los 400 metros (M), Cuba

Facebook Comments