Por Eddy Luis Nápoles Cardoso/*Exclusivo

Continuando con las valoraciones sobre lo expresado a lo largo de los años por los atletas cubanos, lo haremos con los 200 metros planos (M), prueba que acumula una larga estela de éxitos en la arena internacional, desde que los criollos Armando Barrientos y Francisco Arango, conquistaran las medallas de plata y bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1926.

El primer récord nacional fue implantado, el 19 de mayo de 1922, por el habanero Francisco Arango, con 23.4 segundos (cronometraje manual). El camagüeyano Rafael Fortún, con 21.98, inauguró la era del cronometraje electrónico, un crono realizado, el 22 de julio de 1952 en Helsinki durante los Juegos Olímpicos de 1952, registro que Fortún logró en la ronda uno, luego lo igualó en cuartos de final y lo mejoró en semifinales, con 21.93 segundos. Cuando en el mundo, más de 60 atletas han descendido de los 20.00 segundos, hasta el presente, ningún atleta cubano ha logrado superar esa barrera, siendo el cienfueguero Silvio Leonard, con 20.06, primero, y luego, el camagüeyano Roberto Skyers, con 20.02, los más cercanos, por cierto, el 20.06 de Leonard, permaneció 37 años como récord cubano.

Siguiendo con las estadísticas, tenemos que esta prueba, a diferencia de los 100 metros, en décadas anteriores, no tuvo gran afluencia de corredores con nivel mundial, entre los que lograron escalar ese nivel, estarían Leonard (20.06), Iván García (20.17), quienes en unión de Osvaldo Lara (20.76), son los únicos cubanos que han logrado correr en finales olímpicas o mundiales. Entre todos los corredores cubanos que han prestigiado esta prueba, es Leonard el que mejores rendimientos expresó, con 11 marcas inferiores a los 20.50 segundos. Otros que lograron descender de esa cuota fueron, los ya mencionados, Skyers (20.02) e Iván (20.17), Félix Stevens (20.24), Reynier Mena (20.26), Michael Herrera (20.31), Roberto Hernández (20.34) y Leandro Peñalver (20.42).
Un hipotético mapa de los 200 metros por provincias, atendiendo a los 30 primeros atletas del ranking nacional, hasta 20.86, estaría encabezado por La Habana (6), Matanzas (5) y Santiago de Cuba (4), luego aparecen, Pinar del Río, Camagüey, Artemisa y Guantánamo (2), cerrando Cienfuegos, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus (1).

Ahora para valorar los rendimientos de los corredores cubanos en los 200 metros, hemos tomado como muestra, lo realizado por los 20 mejores exponentes de esta prueba, comparándolo a su vez, con sus similares del mundo. Entre los aspectos a juzgar están; la edad de inicio en la prueba, edad del logro del mejor resultado, rango de edades para el logro de los rendimientos estables, los índices de crecimiento y decrecimiento anual, así como el crecimiento y decrecimiento total. También se puede apreciar, la talla y el peso ideal para esta especialidad.

En la muestra nacional analizada, emerge como edad inicial en la prueba, los 15 años, algo lógico y natural, debido al sistema de participación deportiva cubano, mientras que el promedio de edad en la muestra del mundo, es un año mayor (16 años). El camagüeyano Skyers, poseedor de la mejor marca cubana (20.02), a los 15 años realizó 22.11 segundos, siendo el artemiseño Yoan Medina, el patrón cubano a esa edad, con 21.44, por su parte, el jamaicano Usain Bolt, patrón del mundo con 19.19, inició su carrera deportiva por esta prueba, con 20.58 a los 16 años.

Entrando en detalles poco conocidos sobre los corredores cubanos, en esta prueba, tenemos que, generalmente logran sus mejores rendimientos a los 22 y 24 años (20.53), mientras que sus homólogos del mundo, lo hacen, como promedio, a los 29 años (19.97). El rango de edades donde se manifiestan los mejores rendimientos, en Cuba está enmarcado entre los 21 y los 25 años; los mejores del mundo, lo hacen entre los 22 y 32 años, existiendo en estos últimos, un periodo de 10 años para el logro los mejores rendimientos, mientras que los nacionales, solo median cinco años para manifestarse.

Los corredores criollos en esta prueba generan un índice de crecimiento anual promedio de 0.16 centésimas, (incremento que pueden lograr de una temporada a otra), la muestra de los mejores del mundo, incrementan 0.14 centésimas. Los criollos alcanzan un crecimiento total, desde el inicio de su carrera deportiva, hasta el logro del mejor resultado, de 1.26 segundos; por 0.90 centésimas, los foráneos. Entre los atletas cubanos, el mayor crecimiento se produce, entre los 17 y 18 años, con 0.52 centésimas, mientras que, el mayor decrecimiento está ubicado, entre los 29 y 30 años, con 0.43 centésimas.

El decrecimiento total para los cubanos, es decir, la pérdida de rendimiento partiendo de la mejor marca (20.53), hasta el final de la carrera deportiva (21.47), es de 0.94 centésimas, mientras que los mejores del mundo, con un rendimiento óptimo hasta los 32 años (20.07), ceden 0.48 centésimas. El índice de decrecimiento anual, entre los 20 mejores corredores cubanos, es de 0.16 centésimas, mientras sus homólogos del mundo, ceden 0.21 centésimas.

Analizando los 30 primeros corredores cubanos, tenemos que lograron como promedio, su mejor resultado histórico en el mes de junio y el 60% (12) lo hizo compitiendo en el extranjero. En este sentido, destaca Silvio Leonard, quien logró 28, de sus 30 mejores marcas, compitiendo fuera de Cuba.

En los parámetros de talla-peso, el atleta cubano de 200 metros, ha presentado una talla promedio de 1.77 metros, con un peso promedio de 72 kilogramos, cediendo en ambos patrones a los mejores del mundo (1.84 y 78). Atletas como el vallista Alejandro Casañas (1.88 y 79) y Roberto Skyers (1.83 y 81), son los únicos que han presentado estándares de talla y peso similares a los mejores velocistas del mundo

Patrones por edades en los 200 metros, Cuba


Facebook Comments