Por: Iris de la Cruz Saborit

El atletismo se alista para el Mundial bajo techo

El Campeonato Mundial de atletismo bajo techo, previsto del 19 al 21 de marzo, en la ciudad china de Nanjing, será la primera competencia para los representantes del campo y pista cubanos, destacó Yipsi Moreno, comisionada nacional de la disciplina, en conversación con Granma.

«Previo al torneo, tendrá lugar el circuito invernal, donde se participará en los eventos en los cuales tenemos segura la asistencia al Mundial: salto de longitud (M), salto triple (M-F), salto con pértiga (F) y salto de altura (M). El objetivo es acercarnos al ambiente competitivo, retornar a los estadios, volver a familiarizarnos con los estándares de competencia de alto nivel», aseveró la campeona olímpica de Beijing 2008, en lanzamiento del martillo.

Para la cita de Nanjing, la delegación cubana cuenta con una cuota de cinco atletas, a partir de la cantidad de finalistas del último torneo del orbe.

«La World Athletics asume el costo de la participación de los deportistas, en tanto los entrenadores reciben un pequeño descuento sobre su estadía; el resto de los gastos va a cuenta del país de origen de los deportistas. Pretendemos llevar entre seis y siete jóvenes, en dependencia de cómo transcurra la preparación. Estaríamos costeando uno o dos atletas más, pues es premisa de la Comisión invertir en el desarrollo de aquellas áreas con buena población», explicó Moreno.

Tales áreas son, precisamente, las de salto. En el de longitud y el triple, la preselección nacional cuenta con cuatro hombres en cada una; sin embargo, solo tres tienen aseguradas sus plazas en los Juegos Olímpicos. En el primero se encuentran Juan Miguel Echevarría, Maikel Massó y Léster Lescay; mientras en el triple salto están Jordan Díaz, Cristian Nápoles y Andy Díaz.

«Llegada la fecha límite, se escogerán dos representantes en cada evento. Respecto a las demás pruebas, irían Yarisley Silva (pértiga), Luis Enrique Zayas (salto de altura) y Liadagmis Povea (triple salto)», agregó la comisionada.

Aclaró que el evento de lanzamiento del disco no está incluido en el mundial. No obstante, tanto Denia Caballero como Yaimé Pérez se mantendrán entrenando hasta el inicio de sus confrontaciones a nivel nacional, previstas para febrero, hasta la celebración de la Copa Cuba.

«Dicho certamen servirá para evaluar esta primera etapa y qué tan cerca estaríamos de nuestro objetivo en los Juegos Olímpicos. Para clasificar, nos sirven las confrontaciones y los tours, como el Mundial. Toda lid bajo las reglas de la World Athletics sirve para clasificar», concluyó Yipsi Moreno.

Luis Zayas no cree en imposibles

Luis Enrique Zayas entrena en el Estadio Panamericano de cara a la gira invernal 2021. Foto: Dunia Álvarez Palacios

Para Luis Enrique Zayas, no hay sueños imposibles. El joven santiaguero así lo demostró cuando se alzó con el oro panamericano en Lima-2019, en la prueba del salto de altura.

El año pasado constituyó una excelente temporada para él. En la capital peruana registró su mejor marca personal (2,30 metros), que lo llevaría a su primer mundial de mayores, en Doha, Catar, donde terminó en una meritoria quinta posición, igualando sus 2,30, suficientes para avanzar hacia los Juegos Olímpicos de Tokio.

Este 2020 prometía ser un ciclo importante para su carrera. Durante la gira invernal rompió su propio récord, al cruzar la varilla a 2,33 metros, en Banska Bystrica, Eslovaquia, el 11 de febrero. Previamente había intervenido en Hustopece, República Checa, y en Val-de-Reuil, Francia, donde finalizó quinto (2,27) y primero (2,24), respectivamente.

Tales resultados solo acrecentaron las posibilidades del campeón mundial Sub-20 de 2016 de aspirar a mayores metas. No obstante, el parón obligatorio por la pandemia de coronavirus puso en pausa el circuito de competencias. A pesar de eso, desde hace casi un mes entrena en aras de ultimar detalles para la gira de invierno de 2021, antesala del Campeonato Mundial bajo techo y de la cita estival de Tokio.

«Mi preparación en estos momentos va bien. Empezamos con algunos baches ya superados. Lo bueno es que la comisión nacional de Atletismo nos ha dado la posibilidad de seguir adelante con nuestro sueño de ir a los Juegos Olímpicos, confesó a Granma.

«Me siento contento con mi entrenador, con todos los que me están apoyando. Esperamos un buen resultado olímpico y en el Mundial bajo techo, pues son mis metas más próximas, altas pero no imposibles. Trabajamos fuerte para conquistar esos objetivos».

Zayas entrena desde 2018 bajo las indicaciones de Juan Francisco Centelles, medallista dorado de los Juegos Panamericanos de Caracas-1983, y juntos forman parte del selecto grupo de atletas cubanos campeones en esta prueba, junto a Javier Sotomayor y Víctor Moya.

Por lo pronto, «mi primer objetivo es superar la marca de los 2,33 metros o mantenerla. Si la pudiera mejorar sería un éxito, pues con ese registro estaría entre los medallistas del mundo y eso es lo que estamos buscando. Trabajamos con el fin de llegar a los 2,35-2,38, que son las posibilidades de ganar una medalla», concluyó el atleta.

A nivel mundial, el salto de altura no ha estado entre las pruebas de resultados más atractivos. Además del 2,33 del cubano, figuran con igual cota Tom Gale (GBR), Ilya Ivanyuk (RUS), Jamal Wilson (BAH) y Darryl Sullivan (USA), todos bajo techo. En tanto, al aire libre lidera Maksim Nedasekau (BLR), también con 2,33. El bicampeón del orbe, el catarí Mutaz Essa Barshim, ha estado alejado de las pistas esta temporada, aunque no ha perdido en lo absoluto su condición de favorito al título olímpico.

Tomado de Granma

Facebook Comments