Por: Lilian Cid

Yaniuvis López Sago ha puesto fin a su carrera deportiva en el alto rendimiento. La especialista en la impulsión de la bala figuraba como el referente de la especialidad en Cuba luego del retiro de Misleidys González.

Con una marca personal de 18.92 metros, conseguida en 2017, la santiaguera logró resultados en eventos internacionales entre los que destaca el séptimo lugar en el Campeonato Mundial bajo techo de Birmingham en 2018, así como puestos en el podio en Juegos Centroamericanos.

La decisión de acogerse al retiro encuentra respaldo en las señales de su cuerpo, signado por el deterioro de su condición física debido a la recurrencia de lesiones:

“En enero pasado tuve una lesión de cadera y se encontraron varios prolapsos en la columna, esto afectó mi preparación al grado que tuve que parar los entrenamientos. Hice todo lo posible y me reincorporé, aunque sintiendo dolor a la hora de lanzar. Lo intenté, pero en marzo sufrí una ruptura del gemelo izquierdo que me dio otra señal. Hablé con mi entrenador y le dije que sentía que era el momento de terminar. Competí en confrontaciones y los resultados me dieron la razón: no estaba siendo efectiva.” —me ratifica vía WhatsApp.

En el curriculum deportivo de López Sago aparecen cinco citas mundiales y los Juegos Olímpicos de Río 2016. El campeonato mundial de 2013 en Moscú es uno de los momentos que mayor significación encierra dentro de su carrera deportiva, ya que marca su regreso al alto rendimiento tras vencer la batalla por su vida, debido a una leucemia que la mantuvo fuera del deporte entre 2010-2012.

“Precisamente el 2013 encierra la mayor enseñanza de mi carrera porque pude reincorporarme al deporte después de haber estado tres años fuera del alto rendimiento por los motivos de la enfermedad que tuve. Siempre es un orgullo para mí saber que luego de luchar contra la muerte y vencerla pude mantener la fe de empezar nuevamente los entrenamientos, logrando ese mismo año resultados de 18 metros con solo meses de entrenamiento”.

La competencia de tu vida

—El mundial de Londres 2017, una competencia de mucha adversidad por el tiempo. Competí bajo mucha lluvia y eso es fatal para mi evento, pero aun así pude ser finalista mundial.

(Yaniuvis López culminó en la octava posición en el Campeonato Mundial de Londres con marca de 18.03 metros, y un año más tarde se situó séptima en Birmingham firmando así los dos resultados de mayor relevancia internacional de su vida deportiva). 

— ¿Te sientes realizada?

—Sí, me hace feliz haber regresado y poder mejorar mis resultados anteriores. Me hubiera gustado llegar a los 19 metros, pero creo que lo más importante ahora es guardar la satisfacción de saber que lo di todo y conseguí estar en el primer nivel mundial. Le agradezco siempre a Dios por permitirme mantener la fe.

(Con 24 años de edad, y justo cuando acababa de ganar la medalla de plata en el Campeonato Nacional en 2010, el deterioro de su salud se hizo evidente. En entrevista que publica Radio Rebelde, en ocasión de su regreso al alto rendimiento luego de tres años de convalecencia, la atleta recordó: “Tuve el campeonato nacional de lanzamiento el 24 de marzo de 2010, allí gané el segundo lugar con la hemoglobina en 6 y con las plaquetas y los leucocitos muy bajos”. Su fortaleza había enmascarado los efectos devastadores de una leucemia aguda y su vida corría serio peligro. Estos son los momentos que más recuerda, porque el haber ganado esta batalla potenció su fe en que no hay metas imposibles).

“Fue muy duro verme enferma con 24 años y justo en el momento en que mis resultados deportivos progresaban. Esa situación trajo a mi vida un cambio total. Doy gracias a Dios y a todas las personas que hicieron posible que me pudiera recuperar y volver al alto rendimiento. Me tocó un reto fuerte, pero logré vencer y salir adelante. Quiero agradecer a la medicina cubana, soy un logro de su empeño”.

— ¿En ese momento, pensaste en el deporte, en regresar?

—Realmente no pensé volver al alto rendimiento, creí que no podía, pero cuando me recuperé de la enfermedad el médico me dijo que podía incorporarme nuevamente al deporte si yo quería, y entonces fue que lo intenté. Muchos me dijeron que estaba loca, pero creo valió la pena porque soy una muestra de lucha y, si existe una oportunidad, hay que aprovecharla.

— ¿Qué dirías a los jóvenes?

—Les exhorto a que tengan sueños y que luchen por ellos. Que nunca se rindan, que siempre que haya vida hay esperanza.

— ¿Seguirás vinculada al deporte?

—Es lo que quiero, porque tengo la misión de transmitirles a las nuevas generaciones mis experiencias como atleta y como persona. Y apoyarlos en lo que me necesiten.

— ¿Los sueños?

—Tengo muchas metas personales, pero de manera inmediata quiero ser madre.

Tomado de Cubahora

Facebook Comments