Por: Justo Noda

Hoy vamos a desandar el camino de una atleta excepcional Odalis Revé Jiménez la primera campeona olímpica del judo femenino cubano. Y lo vamos a hacer desde una perspectiva diferente, comenzando por cómo fueron sus inicios en el judo hasta llegar a lo más alto del deporte olímpico.

Vamos a ilustrar cómo fue el proceso de preparación sus capacidad técnica, física y psicológicas que a mi modesto parecer pudiera ser una guía práctica y metodológica recomendada para los entrenadores. Es importante decir que ni el profesor Veitia ni yo teníamos experiencias anteriores en la preparación para unos juegos olímpicos.

Odalis nació 15 de enero de 1970 en la localidad de naranjo dulce perteneciente al municipio Sagua de Tánamo provincia Holguín desde niña siempre quiso ser medico cirujana, pero la vida le depararía otro destino. A la edad de 13 años pisó por primera vez un tatami, de la mano de su primer entrenador, Santiago Rodríguez, en la EIDE de Holguín. Participó en 3 juegos nacionales juveniles donde ganó 3 medallas de oro, de la EIDE pasó a la ESPA provincial de Holguín los entrenadores fueron Hugo y Jaime, en su primer campeonato nacional de primera categoría celebrado en Santi espíritus en el 1987 obtuvo el 5 lugar. Fue directamente de la ESPA provincial de Holguín para el equipo nacional en el mes de septiembre de ese mismo año.

En esos eventos realizamos un grupo de pruebas con el objetivo de garantizar el diagnóstico del nivel de la preparación de los atletas, teniendo en cuenta los indicadores técnicos, tácticos, físicos, morfo – fisiológicos y psicológicos para su ingreso al equipo nacional de judo. Dichos resultados fueron satisfactorios para su división de peso sobre todo su condición física. Su evaluación de la composición corporal en cuanto a peso y talla, % de grasa, masa muscular activa (MCA) la evaluación del % grasa y evaluación de la MCA, sus valores estaban por encima de la media de valores de atletas establecida en el equipo nacional con 3,6 en una escala de 5. La evaluación del (VO2) Max se realizó con la prueba de 1500 metros el tiempo fue de 4.56´´ y el VO2 Max 64,3 resultados sorprendentes según la escala de evaluación para este test. – En los demás indicadores Fuerza Máxima, (Prom, Halón, Cuclillas) su evaluación fue de 2,6.- Velocidad general( carrera de 50 metros) 3,5- Resistencia a la fuerza general (Barra paralela soga y escalera): 2,4.- Fuerza Especia l(Ushi Komi despegando) 2,6.- Resistencia especial (proyecciones con los Tokui Waza) en 5’: 3,5 – Velocidad especial( proyectando a velocidad en 30” y 1)’: 3,2 – Resistencia competitiva( 3 combate de 3’ s/d) : 3.1 – .En lo técnico su evaluación fue regular , había que desarrollar más su arsenal técnico. Su perfil psicológico se definió como voluntarioso Independiente y decidida.

Estos logros fueron la base para alcanzar en tan poco tiempo los resultados en un ciclo olímpico 88 – 92, ganó todos los campeonatos nacionales entre 1988 al 1992, el campeonato panamericano del deporte, ganó medallas de Oro en 88, 90,92 en juegos centroamericanos México 1990 y juegos panamericanos Habana 1991, en campeonatos mundiales fue Bronce en Belgrado 1989 y plata en Barcelona 1991 y campeona olímpica en Barcelona 1992. Su desarrollo tanto físico como técnico táctico tuvo progreso importante lo cual le permitió una evolución constante de sus resultados. Los métodos utilizados fueron seleccionados a partir de experiencias prácticas para desarrollar las capacidades motoras, técnicas y tácticas de los atletas.

A través de los medios de entrenamiento incluidos en el plan para lograr un desarrollo armonioso y completo, sin olvidar su preparación fisica, con un modelo sistemático y detallado. Otro factor muy importante fue la dura competencia que tuvo con Sibelis Veranes por ser la titular de la división, discutieron el cetro nacional desde el año 1991 hasta 1995.

Su preparación para Barcelona 1992 fue muy buena, todos los componentes de rendimiento que miden la preparación antes expuestos fueron mejorados lo que nos llevó a una conclusión tanto el sistema de entrenamiento como los test y sus evaluaciones serían un modelo a seguir para lograr una medalla olímpica (aclaro un modelo) y ejemplo de ello fue Sibelis que continuó el legado y en el año 2000 fue campeona olímpica.

Sus resultados fueron ascedentes y estables en el ciclo olímpico 92 al 96 donde gano medallas en todos los evento dentro del ciclo: en los campeonatos mundiales 1993 fue bronce y plata en 1995, oro en los juegos panamericanos 1995 y oro en los juegos Centroamericanos 1993 y 5to en los juegos olímpicos de Atlanta 1996. En otros importantes torneo en Fukuoka -de los más fuerte en esa etapa- ganó dos veces y 3 veces el torneo de París .

Sobre las experiencias, prácticas acumuladas anteriormente, se asentaron las bases metodológicas del judo, se definieron los medios técnico-tácticos, los tipos de test pedagógicos capacidad fisica que evalúa y resultados esperados, se instituyeron rangos de evaluación y se validaron los test, se fundamentaron las evaluaciones médico-pedagógicas y pruebas de terreno para los equipos nacionales.

Estas experiencias las aplicamos en el judo masculino a partir del ciclo olímpico 96 – 2000, claro está con sus particularidades definidas por parámetros diferentes lográndose mantener y mejorar las actuaciones del judo masculino cubano lo que demostró que el modelo era una referencia metodológica, por sus resultados el cual no era un patrón estático si no que estaba en constante evolución y desarrollo.

Hay que destacar que todas estas variables de rendimiento han ido evolucionando por la dinámica cambiante del judo competitivo mundial y también por estudios científicos que se han venido realizando a través de los años. Esa experiencia posibilitó plantear nuevos Objetivos, Contenidos, Métodos, Medios y Controles, de entrenamiento, en fin, un incremento científico-técnico del judo referente a los contenidos técnicos metodológicos, con un lenguaje científico de nuestro deporte. Que enriqueció nuestra experiencia acumulada.

Publicado en Facebook

Facebook Comments