Por: Darien Medina Bonilla

Aricheell Hernández es un hombre que cree en el destino,  ¨todo en la vida pasa por algo¨, así lo ha sumido y ha crecido dentro del fútbol cubano, su nombre formó parte de una de las generaciones más talentosas de este deporte en Cuba, muchos de sus compañeros decidieron seguir creciendo fuera de las canchas cubanas, él permanece dentro de este tormentoso mar por el que navega la embarcación futbolística antillana.

Comenzó su camino en el fútbol en uno de los santuarios de este deporte en Cuba, Zulueta, Ariel Betancourt  junto a Ñaño  hacían las captaciones por las escuelas y de esa forma comenzaron las tardes de entrenamientos y las competiciones.

¨Mi padre Vicente Jesús Hernández me ha seguido desde los inicios de mi carrera, siempre me da gran emoción su presencia en cada partido mío, al igual que la de Ariel Betancourt uno de los entrenadores que cada sábado lo veía jugar en el Expreso del Centro, antes del comienzo de uno de esos partidos mi papá me presentó al mismísimo Ariel Álvarez en la sala de nuestra humilde casa, luego de conocerlo tuve la posibilidad muchas veces de jugar al futbol con él¨.

Con Aricheell convive una mezcla de humildad y talento que muy pocas veces conviven en jugadores de este nivel. No olvida haber tenido que jugar al fútbol sin el mejor calzado, le sucedió en más de una ocasión en que pudo salir al terreno gracias a uno mano amiga,  ahí estuvo la de Jesús Enrique (Kikito) y otros compañeros. 
Con apenas 16 años comienza a ser parte del equipo de Villa Clara dentro del Campeonato Nacional cubano, fue el comienzo de ese andar que lo consolidó el pasado año como el mejor futbolista en Cuba, tan solo un capítulo en una historia que tiene mucho más. 

¿Cómo se  produce su llegada al Campeonato Nacional en el 2012?

Luego de haber jugado en las categorías inferiores y mostrarle habilidades a los técnicos ya Ariel Álvarez decidió que estaba listo para jugar, ese día llegó cuando el técnico decide convocarme para el partido contra Ciego de Ávila en Morón pero ya la afición de Zulueta y Placetas estaban ansiosas por ver mi debut y yo tenía la idea de hacerlo en el Camilo Cienfuegos de Zulueta con mi gente, y sucede que no tenía las maletas listas para el viaje a Morón, los regaños fueron fuertes entonces buscan la opción de  darle publicidad a mi debut en nuestra cancha, me dan la camiseta con el dorsal 14 con la que jugó quien para muchos es el mejor de todos los tiempos Regino Delgado, quien también fue mi entrenador en los juveniles.

Jugué el primer año junto a jugadores como Jeniel Marquez, Jorge Luis Clavelo, Silvio Pedro, Odelín Molina, Roberto Linares, Juan Carlos, Dairon Macías, Yanier Martinez ¨El Chino¨ y otros jugadores más, bajo el mando de Ariel Álvarez obtuvimos el segundo lugar.

Al siguiente año fuimos a la final, el técnico dio sus palabras de motivación antes del partido y ya en el juego el gran Jeniel Marquez me da una asistencia que no se podía rechazar, anoto el gol y en ese momento fui hacia el público, solo lloraba de tanta emoción, minutos después nos empatan el juego y Roberto Linares sella el partido, ya éramos campeones de Cuba, fue la 11na corona para Villa Clara.

¿Cuán complicado es ser futbolista en Cuba?

El fútbol en todas las partes del mundo requiere de una gran preparación física, evidentemente en algunas ligas profesionales se juegan hasta dos partidos por semana, es una realidad que no tenemos todos los terrenos con las condiciones necesarias.
Debido a las situaciones en la base del fútbol cubano es difícil, lleva mucho sacrificio ser un buen deportista cubano en este caso futbolista, pero si los que jugaron anteriormente pudieron, los que siguen también, solo que debemos desarrollar tanto el fútbol como todos los otros deportes desde la base para poder estar en la élite del deporte internacional.

¿Si pudieras hacerlo que medidas tomarías para reformar desde la base el fútbol cubano?

Lo primero que haría fuese dar mejores condiciones de vida y a los terrenos de juego de cada provincia, también los implementos deportivos, todos los trajes, el calzado, las medias, las canilleras, las pelotas, los implementos necesarios para que los jugadores puedan realizar el juego de una mejor forma que la actual y que así se motivaría al desarrollo diario por el bien del fútbol cubano.

Al Campeonato Mundial sub 20 llegan luego de una eliminatoria difícil ¿Qué  diferencia tuvo la preparación para llegar a ese mundial que a la de anteriores torneos? 

Es lo más grande que me ha pasado en mi carrera ir a ese mundial, marcó un hecho relevante en la historia del fútbol cubano y en la mía personal. Ciertamente teníamos un equipo muy completo y más que eso éramos y somos, aunque no estamos todos cercas una familia. 

Teníamos un colectivo técnico, con Raúl González Triana al mando. Perfecto. El hecho de pasar un mes en México,  además de en varias ocasiones una de ellas fue en el Centro de Entrenamiento de todas las selecciones ese país, también pasamos alrededor de un mes en Pachuca donde jugamos varios partidos en una instalación de muy buenas condiciones.
En Cuba también jugamos y en diferentes países del área, fue la unión  de una buena preparación y un excelente nivel internacional, eso fue muy importante para poder lograr el objetivo además de nuestra mentalidad, convencidos de que si podíamos, el técnico nos tenía bien enfocados en el objetivo.

¿Cómo recuerdas esa experiencia y que enseñanzas le aportaron tanto a nivel deportivo como personal?

Fue algo muy bonito la experiencia de estar en un mundial de fútbol, el ver a jugadores como Paul Pogba y otros más como Bruma el portugués que tuvimos la posibilidad de jugar contra él. También ya estando en el hotel compartimos el ascensor con Undiano Mallenco excelente árbitro a nivel mundial y me quedo con el gol anotado por mi hermano Maykel Reyes que aunque no ganamos fue un momento muy bonito y especial para todos nosotros. Todas estas experiencias forman parte de mi vida personal ya que algún día se las contaré a mi hijo Drake.

En la temporada 2017-2018 llega un contrato para el fútbol profesional de Panamá con el equipo Independiente de la Chorrera ¿Cómo llegó el interés? 

Ciertamente ya el señor Luis Hernández me venía hablando sobre las posibilidades de contratación en algunos clubes profesionales ya que no pude ir al club mexicano Cruz Azul donde estaba Maykel Reyes, me habían solicitado pero no pudo ser por otras razones fuera de mi alcance.

Esta contratación llega debido a que Dely Valdés unos de los mejores jugadores panameños de todos los tiempos y técnico de este equipo de La Liga Panameña de Fútbol tras verme en competencias internacionales con nuestras selecciones y haber jugado dos partidos contra  Panamá.

Tuve la posibilidad de incorporarme al equipo lo cual me permitió tener un buen papel por tierras panameñas y así tener mi renovación en el siguiente año en el cual quedamos campeones.

En lo personal me motivó para seguir cada día esforzándome y así seguir día a día en el fútbol internacional. Tambié­n varias experiencias muy positivas como la posibilidad de conocer a Michel Salgado ex galáctico fue un placer poder compartir con este gran jugador del Real Madrid.

¿A qué se debió una estancia tan corta en ese certamen?

Debido a los subvalorado que estamos globalmente los futbolistas cubanos, no estábamos de acuerdo con varias clausulas y también no entendían cómo el INDER podía poner una cláusula en ese momento que el club podía comprarme pero no venderme, no se ajustaba a las reglas de este deporte a nivel mundial, el fútbol no se puede ajustar a las políticas de contratación de ningún país, todo eso tiene y debe ser cambiado.

Luego llegó otra contrato para una liga internacional en este caso en República Dominicana con el Universidad O&M

Feliz de seguir dando pasos en el fútbol profesional ahora acá en República Dominicana. Me va bien, sé que el fútbol no está al nivel de Panamá pero si es una liga que va en ascenso y muy bien organizada. Tengo buenas aspiraciones acá de hacer una temporada en la que anote más goles ya que jugaré libre por toda la zona ofensiva para estar más cerca del área, el año pasado tuve que jugar de contención por necesidades del equipo y terminé de capitán del club con buenas referencias en la liga. Pienso que el fútbol debe tener otras políticas de contrataciones para poder llegar a tiempo a los clubes ya que siempre he llegado tres meses después de la fecha y personalmente he tenido que ir al INDER para adelantar el proceso.
Del contrato puedo decir que tendrá una vigencia hasta finales del mes de noviembre de este año.


A pesar de los jugadores que juegan en otras ligas la selección nacional no atraviesa su mejor momento muchos creen que su llegada puede ser la solución. ¿Cuál es tu opinión dentro de todo este debate?

Para decir siempre la verdad y ser más profundo y directo en este tema creo que la solución está en dejar que todos los jugadores que se fueron de manera legal puedan representar el país, no creo que todos pero varios de los que están jugando a un buen nivel, pero tampoco me olvidaría de los jugadores que tenemos en la isla esos que siempre han estado y día a día se sacrifican a pesar de todo para seguir luchando por un mejor fútbol cubano, a esos hermanos les daría la posibilidad de jugar profesionalmente y así sería bien difícil hacer un 11 para nuestra selección, eso sería lo mejor para nuestro fútbol.

¿Cuáles son esos sueños que hacen que Aricheel siga jugando fútbol en Cuba? ¿Alguna vez ha pensado decir hasta aquí, no juego más?

La humildad y la sencillez en la que me criaron mis padres, también en que me gustaría seguir siendo ejemplo de superación para la generación que se aproxima como lo hice desde bien pequeño con escasos recursos económicos, los tiempos están cambiando, ellos pueden aprovechar esos cambios aunque sean a pasos de tortugas.

Nunca me ha pasado por la mente dejar de jugar en Cuba de aquí soy y vengo y estaré, debo y tengo que ser cada día más humilde para el bien de los jóvenes talentos que vienen y una buena educación y ejemplo para mi hijo.

En el 2019 fuiste seleccionado como el mejor jugador de fútbol en el país ¿Por qué si el fútbol ha llegado  a convertirse en el deporte más practicado en Cuba los jugadores nacionales son tan poco conocidos?

Si, fui el mejor jugador en el año 2019 en el fútbol cubano, ciertamente no me identificó como tal ya que no trabajo para ser el mejor, lo hago para el equipo donde juego y para ser ejemplo, para mi familia y seguidores.

Creo que todo se basa en las intenciones que puedan tener los que dirigen el fútbol cubano en la isla, deben de ser más profundos y realmente sentir más pasión por las cosas que hacemos y por todos los jugadores y selecciones para el bien del deporte. También creo que la prensa debe de darle más seguimiento a estos aspectos y reconocimiento como también varios programas deportivos, creo que  eso sería para bien.

¿Su valoración del futuro del fútbol cubano?

Para mí en Cuba si existen y existirán buenos futbolistas se han visto en buenas ligas, veo grandes talentos en grupos lo que sucede es que los perdemos por falta de mejores tratos y por no hacer mejor cada día nuestro fútbol,  lamentablemente en estos momentos no estamos nada bien esperemos que comencemos a dar pasos positivos y cómo siempre digo, si una vez se pudo es seña que también los que estamos podemos, solo que necesitamos el apoyo de todos, los implementos deportivos que requieren las selecciones, los terrenos, las alimentación, la uniformidad, el calzado con respecto a las representaciones internacionales, en fin cambiar todo lo que está mal u obtener lo que no tenemos y debemos para un mejor rendimiento cosas que se saben cuáles son, es cambiar siempre para bien todo lo que tenga que ser cambiado.

Tomado de Fútbol de Cuba

Facebook Comments