Por: Yuniesky Luis Frómeta/ Tie Break Voly

Por estos días las redes sociales se hacen eco de otra temporada más de regresos e intenciones. El interés mostrado por Fernando Hernández,  reconocido durante una entrevista sostenida por la página de faceboock   Vida & Volley, quien aseguró que ya hubo llamadas e intercambio con la Federación Cubana de Voleibol y está pactado para el año que viene viajar a la isla para sostener un encuentro cara a cara   con directivos de la entidad esperando que esta reunión llegue a buen puerto.

Anteriormente de forma extraoficial se conoció de otros  ex jugadores de la selección nacional como el central David Fiel y el pasador Leandro Macias con interés de lucir las cuatro letras,  sumándose en estos días el opuesto Yadrián Escobar. Junto con las nuevas buenas llegó la polémica y con ella criterios de todos los colores, la inmensa mayoría se plantea un futuro utópico de lucha de contrarios entre  los que llegan y los que están, una ficticia batalla al estilo de Juego de Tronos pues para el cubano si el café no tiene  chícharo no es de la isla. Desde mi punto de vista ese enfrentamiento ESPARTANO no existirá, para mí solo habrá una disputa fraternal por superarse y ser mejores profesionales cada día aportándose unos a los otros; pero no puede existir hipótesis sin ser demostrada y hacia ello me dirijo.

Para iniciar revisemos el último equipo Cuba que asistió al preolímpico del NORCECA en Canadá. En la nómina 2 opuestos que no eran regulares como Jesús Herrera que aunque la explote en los clubes, incluso por delante de Escobar cuando ambos coincidieron en Argentina, por el momento no convence al cuerpo técnico del Cuba ya sea por méritos propios o falta de oportunidad y el otro caso es el joven de 21 años José Carlos Romero, con muchas potencialidades típicas del jugador de la Escuela Cubana de Voleibol pero que aún está para jugar en la U/23, madurar y aprender.

Como auxiliares 4,  un Miguel Ángel López que es el jugador más espectacular por su potencia en el salto y que fue usado como opuesto en el torneo; Marlon Yant,  la perla del voli cubano que lleva una mochila con apenas 19 años que no debería ser suya, está en tiempo de proyectar, aprender y pulirse; Osniel Melgarejo, el veterano en los circuitos de clubes pero que solo tiene 22 años de edad y no encuentra su estabilidad en el juego de la selección y para terminar está León, un jugador de la media que tiene establecidas funciones a cumplir. Dentro de los líberos sorprendió la presencia de un auxiliar que esta vez tuvo que mutar para la competencia, es el caso de Julio César Cárdenas, un joven de futuro que tiene mucha explosividad y compartió la posición con el regular Yonder Alonso.

El rublo del pase  presentó a  dos chicos motivados a aprender por su corta edad en una posición muy difícil y que más que ninguna necesita el juego diario, algo que no tienen por la falta de competencia regular  Lyvan Taboada y Adrián  Goide. Mientras que por el centro está Simón que se hace acompañar  de una camada que el estelar  califica como de las más prometedoras vistas  en esa posición en Cuba son los casos de Liván Osoria, Roamy Alonso y Javier Concepción.

Luego de aclarar el contexto llegamos al punto de mayor de deseo en todo aficionado del voleibol en la isla y es la real posibilidad de que el año que viene Cuba gane el Challange Cup y con esto el derecho de estar en el 2022 en la Liga de la Naciones del Voleibol Masculino. Entonces dentro de ese escenario es que nace la siguiente interrogante ¿nos alcanzará con estos jugadores para afrontar el año competitivo?

La principal competencia del deporte de la malla alta en el mundo es catalogada por entrenadores y jugadores como un evento muy agotador por los constantes viajes luego de estar presentes cada uno en largas temporadas ligueras. Por lo cual cada equipo debe inscribir 25 jugadores, a continuación les  muestro un recuadro de cinco selecciones en el top 10 del ranking mundial y como distribuyeron sus piezas por posiciones.

EQUIPOSPASADORAUXILIAROPUESTOCENTRALLIBERO
BRASIL57463
USA37375
POLONIA47563
ITALIA38473
ARGENTINA49453

En selecciones como Italia y Polonia no estuvieron en la justa varios de sus estelares como Zaytev, Kurek y los cubanos nacionalizados Juantorena y León, preservados para los respectivos preolímpicos y la Copa del Mundo, así se les daba descanso después de un año muy competitivo en sus clubes. 

Luego de tener estos datos hagamos lo mismo con la selección de  Cuba teniendo en cuenta los actuales jugadores y los que tienen intención de regresar por recientes declaraciones:

PASADORAUXILIAROPUESTOCENTRALESLIBERO
Taboada L.López M. A.Herrera J.Simón R.Alonso Y.
Goide A.Melgarejo O.Romero J. C.Concepción J. 
Macias L. (I)Yant M.Sánchez M.Osoria L. 
 León Y.Hernández F. (I)Alonso R. 
 Cárdenas J. C.Escobar Y. (I)Fiel D. (I) 
 Gutiérrez J.Gutiérrez M. A.  

I– Intención de regresar

Este  listado suma un total de 21 jugadores, podríamos completar con atletas  de categorías juveniles como los pasadores Gómez y Thondike, el líbero Ricky Gómez y el opuesto que ha estado en otras selecciones nacionales, Masso.

Sin embargo como dato de color la pasada temporada muestra que Brasil  y  Argentina, por mencionar dos equipos de esta área geográfica, utilizaron más de 30 jugadores  si le sumamos los equipos que participaron en tres torneos desarrollados en la región: Sudamericano de Chile, Panamericano de México y Juegos Panamericanos de Lima; además la Copa del Mundo de Japón.

En este panorama estará pronto, observando el futuro con una mirada positiva, nuestra selección nacional de voleibol masculino y para entonces tendremos muchos de nuestros jugadores  compitiendo durante todo el año en diferentes ligas y varios en clubes que disputarán diversos torneos a la vez. La  lógica nos plantea que tendrán un amplio desgaste físico  por lo cual la dosificación no solo será algo primordial para buenos resultados del Cuba, que los podrá aprovechar en plenitud de forma deportiva, sino que personalmente les garantizará una vida deportiva más longeva.

Sin dudas que camas sobran y jugadores seguirán faltando por lo cual los brazos deben estar  abiertos de este lado de la orilla. La cuestión no está en quienes son los que vienen y cuales están, se trata de elevar la competitividad, tener varios equipos  con posibilidades de dar pelea en todos los torneos. En esta torta todos tienen derecho a una porción siempre y cuando las cosas se hagan bien. Que llegue una marea de voleibolistas es necesidad, que los aficionados entiendan que todos los jugadores son útiles es una premisa y sobre todo que el colectivo técnico planifique bien las competencias con una buena gestión del recurso humano. En fin que podamos entender  al final de la jornada, que tener buenos jugadores es la base de todo.

Facebook Comments