Reynier Mena es uno de los puntales actuales de la velocidad cubana. La luz de su talento se hizo notar con mayor intensidad durante el 2013, cuando ganó sendas preseas de bronce en el Campeonato Mundial para menores de 18 años disputado en Donetsk.

Sin embargo, aunque sus resultados han progresado, Mena -como Roberto Skyers y otros de su generación – se debe la actuación que confirme que han llegado a las pistas para escribir una gran historia. 

Durante este confinamiento, no ha dejado de trabajar, con la mira puesta en la consecución de resultados que le permitan revivir el sueño olímpico.

– ¿Cómo te ha sentado esta pausa?

– Ha sido un poco difícil porque no es lo habitual. Hacía muchos años que no estaba tanto tiempo si entrenar y la verdad es que con el cuerpo adaptado a la actividad física se hace un poco incómodo/raro no poder tener la misma rutina de siempre.

-¿Cuán importante ha sido la mente en estos tiempos de confinamiento?

– Muy importante pues como te dije, cuando uno está adaptado a hacer actividad física, a mantenerse en dinámicas de alto rendimiento, al no poder tener la rutina de siempre es un poco difícil. Siembre hay que lidiar con dudas como: ¿volveré a ser el mismo de antes, volveré a tener la misma velocidad o volveré a alcanzar la forma deportiva? Pero por suerte la psicóloga se ha mantenido en contacto y nos ha ayudado a superar todos esos pensamientos negativos.

– Metas inmediatas

– Solo esperar a todo acabe para volver a entrenar y obtener la forma deportiva. Tenemos por delante el Mundial de Relevos que está programado para abril y los Juegos Olímpicos.

Reynier Mena aún no tiene la marca para asistir a los Juegos de Tokio, pero su mente se mantiene puesta en la posibilidad de conseguirla.  Existe la posibilidad de llegar a los JJOO con opciones mayormente colectivas, ¿sacrificarías tu desempeño en pruebas individuales por éxito en algún relevo?

Pues sí, si lo miramos con objetividad tendríamos más posibilidades en el relevo que en el individual, pero sí de aquí a los JJOO sigo mejorando, no habría problema en participar en los dos sin afectar el resultado en ningunas de las pruebas.

– El cambio de entrenador

– Me he ido adaptando poco a poco. Ha sido difícil ya que con el entrenador pasado José Alberto (Sánchez) había trabajado desde que llegué al Equipo Nacional, hace ya 8 años. Si embargo pienso que el profesor Chacón (Jorge) ha sabido llevarnos de la mano tanto a mi como a mis compañeros de equipo y los resultados se vieron en la Copa Cuba pasada.

– El futuro de la velocidad cubana

– Hay talentos que vienen progresando muy bien, y me incluyo que todavía soy joven (Risas)

– ¿100 o 200?

– Prefiero los 100m, pero siendo honesto, mi mejor distancia son los 200 metros porque todavía tengo algunos errores en la arrancada y siempre se notan más en el hectómetro.

– ¿Qué opinas de las pruebas de relevo?

– Es una carrera donde se trabaja en equipo y me gusta trabajar en equipo. A veces no se piensa en ello como tal, pero el relevo es una prueba con un tremendo nivel de exigencia.

– El sueño de Mena

– Bajar de los 10.00 segundos, en condiciones válidas (Ya lo hice una vez con exceso de aire a favor) y estar en una final olímpica.

– Mensaje a los que te siguen

– Ahora lo que toca es cuidarse y cumplir con las medidas de seguridad. Esperen siempre buenas cosas buenas de mí. Seguimos en combate.

Especial para Cubahora

Facebook Comments