JUEGOS DE LA INSPIRACIÓN: SHOW, ERRORES E HISTORIAS QUE CONTAR

La mítica reunión de Weltklasse de Zürich se reinventó para solventar las limitaciones propias de estos tiempos de Covid-19, con carreras simultáneas en diferentes continentes y pruebas sin precedentes.

Allyson Félix puso su firma a la prueba de 150 metros con crono de 16.81 segundos para superar a Shaunae Miller-Uibo y a Mujinga Kambundji. Luego redondearía su tarde poniendo el broche a un inédito 3x100m en el que el combinado estadounidense con Tianna Bartoletta y Candace Hill, venció con 32.25 segundos a los tríos de Suiza (32.50) y Holanda (32.94).

Pedro Pichardo, 17.40 metros superó a Christian Taylor (17.27) y a Omar Cradock (17.04) en el triple salto para hombres. La norteamericana Georganne Moline se impuso en los 300m vallas (39.08) a la suiza Lea Sprunger (39.25) y a la checa Zuzana Hejnová (40.97), el canadiense Andre De Grasse (9.68) superó en las 100 yardas (91.44 metros) al francés Jimmy Vicaut (9.72) y el jamaicano Omar McLeod (9.87). Sam Kendricks ganó en la pértiga masculina (5.81m) y su compatriota Sandi Morris en la femenina (4.66).

Sin embargo, la noticia del día la produjo Noah Lyles, quien detuvo los relojes en 18.90 segundos (+3.7 m/s) para ganar una carrera de 200 metros en la que finalmente fue descalificado porque tomó un carril equivocado y solo recorrió 185 metros.

El resultado fue advertido como «wrong distance» (distancia errónea) debido a que Lyles fue situado más adelantado, en la línea de salida equivocada, 15 metros más adelante de lo debido.

La noticia se esparció como pólvora, toda vez que nadie había logrado bajar de 19 segundos para los 200 metros en toda la historia del atletismo. El más cercano, Usain Bolt, autor del tiempo de 19.19 segundos que se sostiene como récord mundial para la distancia.

«No puedes jugar con mis emociones así, me metieron en la línea equivocada», escribió después en su cuenta de Twitter.

RUSIA NO PAGA LA MULTA Y ENCOMIENDA SU SUERTE AL “SENTIDO COMÚN”

La Federación Rusa de Atletismo (Rusaf) tenía hasta principios de este mes de julio para solventar una deuda superior a los 5 millones de euros por concepto de multa debido a los malos procederes con su política antidopaje que lo han mantenido inhabilitado de competir como país desde finales de 2015

«A día de hoy, la federación rusa no dispone de medios económicos para el pago de las multas impuestas por World Athletics», dijo Yevgueni Yúrchenko, presidente de la Federación Rusa de Atletismo (FRA), a la agencia TASS.

«Confío en el sentido común por parte de World Athletics en relación con el atletismo ruso, especialmente teniendo en cuenta la complicada situación económica en el mundo», agregó. En la misma línea, el ministro de Deportes, Oleg Matitsin, apeló a la solidaridad de la federación internacional, aduciendo que Rusaf está combatiendo «activamente» el dopaje. Matitsin desveló que escribió a los presidentes de World Athletics, Sebastian Coe, y del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, para que no sean los deportistas rusos los que paguen por los pecados de los antiguos dirigentes de Rusaf.

Según declaraciones del Yevgueni Yúrchenko, estarían dispuestos a acudir a los tribunales en caso de que se niegue a sus atletas participar internacionalmente incluso como neutrales.

«La privación del estatus neutral es una violación monstruosa de los derechos de los deportistas. Considero que es necesario defenderlos en los tribunales», afirmó.

MOH AHMED, AL ‘TOP TEN’ HISTÓRICO DE LOS 5000 METROS

El canadiense Moh Ahmed corrió los 5000 metros en 12:47.20 minutos para destrozar el récord de su país, anteriormente de 12:58.16 y colarse entre los diez mejores atletas en la historia de esta prueba

La carrera fue el resultado más rimbobante del Bowerman Track Club Portland Intrasquad II y le convierte en el más rápido de un corredor norteamericano en 5.000 y el más rápido también jamás corrido en suelo estadounidense.

Moh Ahmed, bronce mundial en 5.000 metros en Doha 2019, fue el  gran protagonista del Bowerman Track Club Portland Intrasquad II disputado este sábado 11 de julio.

Ahora Ahmed es el único hombre en el top ten de la historia que no es de Etiopía o de Kenia. Nacido en Mogadishu (Somalia), se trasladó con 11 años a Canadá y empezó a correr con 16.

Especial para Cubahora

Facebook Comments