Carlos Gil fue gimnasta desde los cinco años. Una lesión limitó su rendimiento y dudó ni un segundo en comenzar una trayectoria como entrenador. Empezó a trabajar, también motivado por no haber tenido grandes resultados como atleta.

Hombre de Mambo, antes que Cha Cha Cha, guía de los últimos grandes restultados de la gimnasia cubana a nivel internacional, dialogó con sinceridad en directo con la otrora gimnasta mexicana Estela de la Torre.

A través de la plataforma Lo Estelar de la Gimnasia, el ex entrenador de la selección nacional de gimnasia rítmica cubana habló sus satisfacciones, de las claves de su trabajo con Manrique Larduet, de su salida cuerpo técnico del equipo Cuba y de las nuevas proyecciones de su carrera profesional.

Estela: Eres un entrenador de élite, que ha devuelto a Cuba a Juegos Olímpicos y campeonatos del mundo luego de más de una década de ausencia. ¿Qué significa?

Carlos: Es un sueño hecho realidad. Mi trayectoria como entrenador es un sueño hecho realidad, porque me ha permitido cumplir con el anhelo de estar en unos Juegos Olímpicos y un Campeonato Mundial representando a mi país.

¿Cómo ha sido el trayecto para llegar a la cima del mundo con atletas como Manrique Larduet y Randy Lerut?

Usted mencionaba la importancia de los entrenadores en el éxito deportivo de los atletas y yo quiero significar el papel de los atletas. Creo que es un mérito compartido, con mayor peso si se quiere para los atletas porque tienen que hacer un gran esfuerzo y trabajar muy duro.

En nuestro caso, pienso que una de las claves fue la disciplina y la constancia del trabajo en los entrenamientos. La unión y la profesionalidad con la que trabajamos por los objetivos propuestos.

Carlos Gil dijo recordar con mucho cariño el primer resultado a nivel internacional que tuvo con Randy Lerú, ganador del oro en unos Juegos de Alba. Luego en el panamericano de especialidades, Cuba obtuvo varios títulos en San Juan, Puerto Rico y fue el despegue de su trabajo al estar presente allí con tres gimnastas, Larduet, Lerú y Ernesto Vila.

Una medalla en el all-around

Es un resultado estratégico también porque hay que proyectar un balance de puntuaciones en todos los eventos. Por ejemplo, con Manrique siempre trabajamos por obtener la mayor puntuación posible en sus aparatos más fuertes y tratar de conservar el nivel en los restantes. El papel de la mente es determinante, de ahí que el trabajo psicológico es uno de los pilares también.

Hemos coincido en muchos torneos, sin embargo, me extrañó muchísimo no verte en Stutgart donde se clasificaron Manrique y Marcia Videaux a los Juegos Olímpicos. ¿Qué ha pasado?

Fuimos, mi esposa y yo, separados de la Selección Nacional debido a que en visitas particulares que realizamos al extranjero hemos compartido y colaborado con gimnastas  e instituciones fuera de Cuba. Es algo que no está permitido y fue el detonante de la decisión de liberarnos de nuestras responsabilidades en el equipo nacional.

¿Qué hay por delante en tu carrera?

Hay etapas que cierran ciclos. Este puede ser el fin de un ciclo en mi carrera profesional pues he hecho todo lo posible por mantenerme acá, me he dirigido a todos los sitios correspondientes para apelar esta decisión, pero hasta ahora no hemos tenido una respuesta.

Luego pienso que, más allá de un gran resultado, lo más importante por lo menos para mí es estar en un sitio donde pueda sentirme útil. Donde pueda contribuir al desarrollo de un deportista y también ser parte de la formación del ser humano así que respetando esa línea de trabajo trataremos de abrir nuevas puertas

La esperanza es lo último que se pierde, Carlos. Pienso que aun hay tiempo de recapacitar …Se te extraña en el panorama internacional.

Yo también extraño, y extrañaré siempre el estar en la Selección Nacional de Gimnasia, … de Cuba, pero creo que allá donde esté la gimnasia siempre será parte de mí. Ahora el enfoque que persigo es el de encontrar un lugar donde pueda sentirme bien, donde me sienta útil, y donde pueda ayudar al desarrollo de jóvenes en cualquier sitio donde requieran mis servicios.

Alguna preferencia

Pues no, solo quiero sentirme útil, y poder aportar. Lo importante es trabajar, y conquistar metas.

¿Quién te ha inspirado para esta labor de entrenar?

Mis profes de Villa Clara, y luego creo que Emilio Sagre o Miguel Valle han marcado una pauta en mi proyección como entrenador.  Internacionalmente le agradezco mucho al profe Alfredo Hueto de México, que me ofreció una amistad muy bonita y muchas lecciones también.

El patentar un elemento en el código de puntos con el desempeño de Larduet

Esto es obra del talento de Manrique. Lo visualizamos prácticamente jugando, buscando una perfección para la salida en las paralelas.  Luego si lo trabajamos muy duro hasta convertirlo en un elemento que gracias a dios logramos homologar en Sagreb, Croacia, en la Copa del Mundo de 2016.

¿Cuál ha sido la alegría más grande que atesoras de tu carrera como entrenador?

Es una pregunta difícil, porque hay muchos momentos. No puedo dejar de mencionar esa medalla de plata mundial con Manrique, pero no puedo descartar esas competencias cuando trabajaba con niños, ganar un campeonato nacional, o que el niño pase a la preselección nacional. Creo que la vida me ha regalado la dicha de tener varios momentos bonitos en mi carrera.

¿Lo primero que harás después del confinamiento?

Ir a Villa Clara a darle un abrazo a mis padres.

Es absurdo decir que la pandemia es una situación necesaria, pero creo que de esta situación negativa debemos rescatar lo positivo, y no detenernos, seguir adelante es el mérito. El ser humano no debe poner pausa a su desarrollo. Esta situación nos ha llevado a descubrir cosas esenciales que quizás se nos habían hecho invisibles.

¿Cómo será el regreso?

Este tiempo de receso es una prueba para los muchachos. De su conciencia y compromiso con su profesión. Cuando se retome la actividad física, solo aquellos que hayan sabido interpretar el momento, mantenerse activos, lo tendrán más fácil. Es un momento idóneo para fortalecer la mente y mantener la actividad y la motivación.  

Mensaje a las nuevas generaciones

Que no dejen de soñar, que los sueños se hacen realidad. Varía la estrategia pero no cambies la meta.

Algo que quieras agregar

Te agradezco la oportunidad. Hoy me he vuelto a sentir vivo. La gimnasia es mi pasión. Sentir la gimnasia es lo que me mantiene vivo.

ENTREVISTA COMPLETA de Carlos Gil para Lo estelar de la gimnasia

Facebook Comments