CIVITANOVA MARCHE, Italia, 21 de abril de 2020 – Robertlandy Simón regresó al equipo nacional cubano el año pasado apuntando hacia la clasificación a los Juegos Olímpicos. Aunque ese objetivo no se logró, su misión con el equipo aún no ha terminado.

El bloqueador central estrella había jugado por última vez para el equipo nacional cubano durante el Campeonato Mundial FIVB 2010, cuando los caribeños, que tenían a los atacantes externos Wilfredo León y Yoandy Leal en su lista, obtuvieron una medalla de plata, su mejor resultado en el torneo.

Cuando el veterano de 32 años decidió regresar al equipo casi una década después, encontró un grupo de jugadores completamente diferente para trabajar. E incluso si los cubanos no lograron asegurar un puesto olímpico tanto en los clasificatorios intercontinentales como de NORCECA en 2019, él disfrutó de la experiencia.

«Regresar al equipo nacional fue fantástico, aunque desafortunadamente no aseguramos la clasificación olímpica, que era el objetivo principal», dijo en una entrevista con el sitio web argentino Somos Voley. “Estaba un poco inseguro acerca de cómo reaccionarían los jugadores a mi regreso ya que nunca había jugado con ninguno de ellos y había estado fuera por un tiempo. Pero fue genial, todos son muchachos increíbles y me dieron la bienvenida de la mejor manera posible».

Simón, quien acaba de terminar dos exitosas temporadas de clubes con el potente italiano Cucine Lube Civitanova y ganó el Campeonato de Italia, la Copa de Italia, la Liga de Campeones de Europa y el Campeonato Mundial de Clubes Masculinos FIVB 2019, ve un futuro brillante para el joven equipo nacional cubano .

Hablando de jugadores como el atacante externo Yant Herrera, de 18 años, que se unirá a él en Lube Civitanova la próxima temporada, el veterano de 32 años confía en que el equipo tenga las herramientas para seguir siendo competitivo a nivel internacional para los próximos años.

«Hay muchos jugadores interesantes en el equipo nacional que tienen lo necesario para alcanzar el nivel más alto», dijo. «Al jugar con ellos el año pasado y verlos, está claro que tienen el talento, por lo que realmente depende de ellos. Si tienen la dedicación y el compromiso, llegarán allí”.

Y podrán contar con Simón, uno de los mejores bloqueadores medios del planeta, al menos por un tiempo.

A los 32 años, el bloqueador central, que recientemente extendió su contrato con Lube Civitanova, califica su presencia en los Juegos Olímpicos de París de 2024 como incierta, pero quiere ayudar a sus compatriotas a desarrollar todo lo que pueda.

«El equipo necesita más experiencia y eso es lo que estoy tratando de compartir con ellos», agregó el veterano. “No solo experiencia en partidos, sino también saber cómo trabajas a diario y cómo te integras con el voleibol a nivel internacional. En este momento no puedo decir si estaré con el equipo cuando llegue París 2024, pero quiero ayudarlos a prepararse para ello lo más que pueda».

Fuente: Norceca.net

Facebook Comments