Por: Reinaldo Cedeño/ Atletismo Pasión

David Castro logró tres plusmarcas de Cuba en 20 y otras tantas en 50. Cuando bajó de las cuatro horas en los 50 km su marca fue de 3h. 55. 12, durante un Memorial Barrientos en Santiago de Cuba, 1982. Su mejor registro en 20 km fue de 1h.25.02 obtenido en Ranchuelo.

David Castro ganó la medalla de bronce en los XIV Juegos Centroamericanos y del Caribe de La Habana en 50 km, detrás de Félix Gómez y Raúl González .

¿Cómo comenzó esa afición por el atletismo y por la marcha en particular? / ¿Cómo llegaste a la selección nacional, al grupo élite? Sé que fue de una forma poco habitual…

“Bueno, en realidad lo de poco habitual resulta porque llegué sin transitar por la pirámide deportiva, como se dice: área especial, EIDE, ESPA Nacional… Mis inicios deportivos fueron el ajedrez, el fútbol, entre otros deportes, en mi pueblo natal, Guinea, actual provincia de Mayabeque.

“En el atletismo empiezo con algunas carreras populares, en esos tiempos muy sistemáticas en todo el país. A nivel municipal comencé a destacar, aunque no creo fuera nada relevante. La marcha deportiva fue pura casualidad… En esos años, 1978 y 79, se realizaban muchos eventos de pista y campo en el complejo Nelson Fernández de San José de las Lajas. Un buen día, luego de haber corrido sin éxito algunos eventos, me presenté para realizar los 5 kilómetros de marcha deportiva… y para sorpresa de todos terminé en segundo lugar, detrás de quien en el futuro sería mi compañero de entrenamiento, Ramón García. Y, con 22 años, me aferré en esta nueva aventura deportiva.

“Comencé a practicar la marcha con el profesor Clemente Rodríguez en mi pueblo, y participé en varios eventos por invitación. Ya en el mes de mayo de 1979, participo en lo que sería el marcaje de mi carrera dentro de la marcha deportiva, los Juegos de los Trabajadores, en Santiago de Cuba, y logro el primer lugar. Ese mismo año ingreso en uno de los centros de alto rendimiento que existía en el país, el Club Central de las FAR, bajo las orientaciones del profesor Sixto Hierrezuelo.

“También recibí muy buenos consejos de un marchista experimentado, Lucas Lara, que había sido medallista centroamericano. Llego al grupo élite del país luego de haber ganado varios eventos de importancia y de realizar la marca mínima, en aquel entonces de 1 hora 35 minutos, válida para iniciar el ciclo olímpico en 1980 como miembro de la selección nacional en el Cerro Pelado”.

¿Cuál de tus récords nacionales se te ha quedado en la memoria con mayor intensidad? / Compartiste, desde el área centro y panamericana con rivales de alto nivel en tu especialidad… ¿qué nombres son esos, qué recuerdos te llegan?

“En el año 1981, en mi primer evento internacional, el Gran Prix de Noruega, participamos junto con Ramón García y nuestro profesor Sixto. Ahí fue mi primer gran récord nacional de marcha en los 20 kilómetros: 1 hora 31 minutos 02 segundos, exactamente el 30 de mayo. Fue una gran alegría. En lo adelante, muchos más eventos me abrieron nuevas puertas de participación, como el Campeonato Centroamericano en1981, en Santo Domingo; la Espartaquiada de los Ejércitos Amigos, en Hungría; los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1982, en Cuba…. todo en ascenso.

“Sí, había muy buen nivel. Tenía la cercanía de atletas de renombre mundial como los mexicanos Raúl González, Ernesto Canto, Félix Gómez…. Tuve el gusto de competir con ellos. Otros de nivel en aquella época, los hermanos Moreno, Héctor y Querubín de Colombia, y algunos canadienses ya conocidos en el mundo de la marcha deportiva».

¿Qué siente un marchista cuando, luego de tanto esfuerzo, pueden descalificarte porque los jueces consideran que hubo un fallo de algún requerimiento técnico?

“Uno se siente mal, muy mal, pues como todo deportista, el esfuerzo en realidad es muy grande. Son, cada día, kilómetros, kilómetros y más kilómetros en solitario… para cuando llegas a tu competencia te descalifiquen. Que tristeza sufrí con mi única descalificación en casi trece años de carrera. Fue en 1983, en plenos Juegos Panamericanos en Caracas, en los 50 km. Había quedado séptimo en los 20. Lo considero una injusticia… pero fue así. Luego recorrí múltiples países y nunca recibí ninguna amonestación, realizando muy buenas marcas como los 1h 26 minutos… en 20 km en Suecia, y varias veces menos de 1 hora 30 minutos en Europa, sin ningún problema”.

Algunos afirman que Cuba no da buenos marchistas… ¿Es un fatalismo o un conformismo? ¿Falta de capacitación en los entrenadores o características de nuestra geografía? / ¿Qué estrategias crees se deberían seguir para formar marchistas en Cuba?

“Eso de que nuestro país no da buenos marchistas, son malas intenciones de los enemigos de esta especialidad. ¿Qué me dicen de Edel Oliva, de Jorge Luis Pino, que nos han representado en las arenas internacionales con muy buenos resultados, y de Euclides Calzado, el único marchista que ha participado en una olimpiada por nuestro país?

“No existe el fatalismo geográfico, lo que sí existió fue la mala voluntad de algunos federativos para no desarrollar más este evento. Me tocó una época que pude aprovechar y, junto a mi profesor, mejorar nuestros resultados. En el año 1989 llegué al lugar 27 del planeta y pude superar marcas que no parecían posibles para muchos de mi generación. Fui el primer cubano en bajar de las 4 horas en los 50 km en la bella ciudad de Santiago de Cuba, provincia que siempre me acogió con su hospitalaria y generoso amor.

“Las estrategias para formar marchistas en nuestro país serían fáciles, a pesar de los problemas económicos que presentamos. Primero, hay que realizar más eventos de este tipo en el país, luego realizarlos en varios provincias para difundir su conocimiento. Otra medida de carácter obligatorio es que cada provincia tenga participación y se le otorguen puntos extras por ella, además de tener un chequeo permanente de los programas de enseñanza. Años atrás, los campeonatos nacionales eran una fiesta deportiva de verdad, el nivel de rivalidad era bueno. Mi provincia La Habana, incluso tenía que hacer eliminatorias para asistir a los eventos convocados…

“Mi aporte fue durante siete años efectuar un torneo por invitación en Bauta al que asistieron muchos talentos. En mis tiempos, la Semana de la Marcha, primero en Caibarién, luego en Ranchuelo, por varios años, fue un buen circuito para los marchistas. Creo que existe la voluntad para trabajar con un evento que también ha brindado alegrías a nuestro país. La capacitación también debe mejorar, pero lo fundamental es tener profesores a los que les guste el evento, que tengan conocimiento del mismo, de su historia y que sean capaces de formar valores y no de maltratar atletas. Creo que es esencial también invitar a las glorias deportivas para que puedan brindar su experiencia a las nuevas generaciones.

“Actualmente trabajo en el municipio Bauta, provincia de Artemisa, como profesor del combinado deportivo Severino Méndez, con niños de ocho años hasta la edad escolar. También fundé un club de corredores: me dediqué a reunir algunos amigos a los que les gustaban las carreras y comencé a prepararlos físicamente. Comenzamos con cinco hombres, en el año 2016 en el mes de junio, en el Museo municipal. Invitamos a personalidades del deporte y presentamos nuestro grupo con el nombre de Club Deportivo Bautense. De esa fecha a la actualidad, ha crecido hasta el número de 37 integrantes, de ellos, once mujeres. Participamos en Marabana, la carrera Nelson Mandela, Ideal olímpico en Mayabeque, en Varadero…. Nunca he dejado el atletismo”.

——————————-

PRECISIONES sobre DAVID CASTRO y otros DEPORTISTAS CITADOS / David Castro logró tres plusmarcas de Cuba en 20 y otras tantas en 50. Cuando bajó de las cuatro horas en los 50 km su marca fue de 3h. 55. 12, durante un Memorial Barrientos en Santiago de Cuba, 1982 / Su mejor registro en 20 km fue de 1h.25.02 obtenido en Ranchuelo / David Castro ganó la medalla de bronce en los XIV Juegos Centroamericanos y del Caribe de La Habana en 50 km, detrás de Félix Gómez y Raúl González /

Los mexicanos Ernesto Canto y Raúl González escribieron un página de oro en la Olimpiada de Los Ángeles 1984, cuando ganaron la marcha de 20 km y 50 km, respectivamente. El propio Raúl ganó además plata en 20 / El colombiano Querubín Moreno ostenta una de las grandes marcas panamericanas de todos los tiempos en 20 km, bronce en los Juegos Panamericanos de Caracas 1983 (50 km) y de Indianápolis 87 (20 km) y octavo en los Juegos Olímpicos 1984 (20 km) / Su hermano, Héctor fue bronce panamericano en Caracas 1983 (20 km), tercero en 1987 (50 km) y ORO en La Habana 1991 en 20 km. Con esos deportistas le tocó codearse.

Euclides Calzado representó a Cuba en los Juegos Olímpicos de México 1968 / EDEL MODESTO OLIVA ganó la medalla de ORO en los Juegos Centroamericanos de Ponce 1993 en 50 km y es el actual recordista nacional con 3h.52.19 establecido en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata 1995, donde quedó quinto . Ganó una medalla de bronce en los Panamericanos de La Habana en 1991 en los 50 km/ Jorge Luis Pino fue medallista bronceado en igual distancia en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo 1998 y es recordista de Cuba de la marca 20km: 1h.21.45 en Matanzas, 30 de julio de 2002 / Lucas Lara ganó medalla de bronce en los 20 km en la cita regional de Panamá 1970 y el oro un año después en el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Kingston.

Facebook Comments