LA NOTICIA de los últimos días en el deporte cubano, ha sido la confirmación del voleibolista Javier Jiménez Scull, como enfermo de la COVID-19. De esta forma el matancero se convirtió en el primer y único atleta representado por nuestro movimiento deportivo contagiado por el nuevo coronavirus, que ha causado en el mundo la muerte de más de 20 mil personas.

En una conversación que tuvimos vía WhatsApp, entre la Isla de Saaremaa en Estonia y La Habana, el yumurino de 30 años dijo que se encuentra bien y pasó la enfermedad de manera asintomática.

«No tengo ningún problema, afortunadamente pasé el virus y no sentí nada. Con anterioridad atravesaba por un estado gripal, se me sumó un fuerte dolor de cabeza, tenía mucha tos, pero no era seca, sino producto del mismo catarro. Hay un alto número de personas que pasan este coronavirus y no presentan síntomas, sin embargo son portadores», declaró quien fuera integrante de la selección nacional hasta los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

Como se conoce, Jiménez contrajo la COVID-19 debido a un enfrentamiento que tuvieron con un equipo italiano.

«Los enfrentamientos fueron aquí, porque en Italia ya se había producido el cierre de fronteras. Después de esos dos partidos, ellos no pudieron seguir jugando, porque tenían a cinco jugadores con fiebre. Después teníamos que jugar una Final de 4 conjuntos, donde íbamos a ser sede por terminar primeros en la clasificatoria y se canceló la competencia».

Al dar varios atletas italianos positivos al nuevo coronavirus, todos los integrantes del club Saaremaa VK se les orientó realizar la prueba por tener contacto con los de la “Península de los Volcanes”.

«Nos pusieron en cuarentena y nos orientaron el examen por ser un grupo de alto riesgo. Me dijeron que era positivo y me ordenaron permanecer en la casa para evitar contagiar a otras personas».

Javier Jiménez nunca estuvo hospitalizado en Estonia.

«Aquí están llevando al Hospital solo a los que tienen más complicaciones. Me ordenaron permanecer aislado 14 días dentro de la casa. Gracias a unos fanáticos del Club pudimos cumplir lo orientado, debido a que estaban al tanto de cualquier cosa que nos hiciera falta».

Jiménez, quien históricamente ha jugado en la posición de auxiliar, agradeció a la Federación Cubana de Voleibol y al Instituto de Medicina Deportiva por estar siempre al tanto de la evolución de la enfermedad.

«El Vicepresidente del INDER Ariel Saínz en cuanto se enteró de que tenía la COVID-19 se puso en contacto conmigo y también el doctor Pablo Castillo, quien me dio una serie de consejos para que no me complicara con este virus».

Javier Jiménez, quien es el primer atleta contagiado por la COVID-19, exhorta a todos los cubanos mantenerse en casa para evitar la propagación de esta pandemia.

«Hay que evitar el contacto con otras personas, hay quien no tiene síntomas pero puede estar contagiado y trasmitir la enfermedad. El consejo que les puedo dar es que se mantengan en casa y cumplir todas las medidas orientas por los compañeros de salud».

Tomado del Periódico Girón

Facebook Comments