Por: Yerislandy Conde / Tomado de la Martin Dihigo

Ya en este mundo deportivo actual, tan polarizado, es lo más normal ver atletas de una nacionalidad compitiendo bajo otra bandera; en cualquier deporte, lo mismo individual que colectivo. Y muchas veces sucede, se mejoran a sí mismo, se fortalecen física y mentalmente, incluso han llegado a tocar la gloria representando otra tierra, otra cultura, pero con la satisfacción personal, y eso nadie se lo quita, de haberlo logrado. El atletismo es uno de esos deportes que no escapa de ese fenómeno global. Cuantos atletas de origen africano (kenyanos o etíopes) principalmente, se han enfundado otra chamarreta, decenas…..Cuba, por supuesto, por una u otra razón, también ha visto al transcurso de los años, hijos pródigos de la isla, renacer como el Ave Fénix bajo otra bandera, bajo otro himno. Quien no recuerda a Niurka Montalvo, Joan Lino Martínez, Liliana Allen, Yamilé Aldama; lista interminable…, en la actualidad vemos a Orlando Ortega por España, Pedro Pablo Pichardo por Portugal, Yusneysi Santiusti por Italia, entre varios otros. Con esta última, habanera de 35 años (24-12-1984), tuvimos el privilegio de mantener una amena plática que hoy les brindo, en exclusiva, como siempre, a todos los amigos del mejor sitio web deportivo del país en mi opinión y la de muchos, la MD, disfruten de sus palabras.

MD: ¿Cuándo se le mete el bichito del atletismo en el cuerpo a Yusneysi Santiusti?

YS: Sí bueno, me presento: me llamo Yusneysi Santiusti Caballero, de La Habana, municipio Regla. Estudié en la escuela primaria Fernando Chenard Piña, ahí pasé mi escolaridad. En 6to grado hicieron una competencia de atletismo entre todas las escuelas del municipio, ahí me destaqué mucho, corría como un venado (jajaja). Mi profesora Alicia, que en paz descanse, junto con Oneida, se interesaron en apuntarme en atletismo, lo cual yo no quería, pues no me gustaba, ni el cuerpo que veía en la televisión de las atletas. En ese momento en mi cabeza estaba bailar y participar en todos los bailables de la Casa de la Cultura, el baile era mi pasión. Con el tiempo hablaron con mi mamá y todos de acuerdo me exigían ir al campo a entrenar, lo cual inicié. De inmediato, a la semana, corrí una competencia de calle, una maratón, y lo gané; ahí fue donde comencé a interesarme más por el atletismo con el entrenador Bernal, y de ahí inicié mi aventura deportiva a la edad de 12 años.

Yusneysi Santiusti Caballero

MD: En que momento de tu vida, ya asumes al atletismo con responsabilidad; dices bueno, listo, esto es lo que quiero y me voy a consagrar.

YS: Entro a la EIDE José Martí en el año del 96 al 97, en 7mo grado, allí, me entrené con Orlando Viera e Hiram Lamadrid, fueron mis guías. Era muy pequeña, mi primera experiencia becada y lejos de mi familia, era todo nuevo para mí. Ahí estudiaba a la tarde y por las mañanas entrenaba, poco a poco me iba transformando y a vivir el deporte 100%, se respiraba solo deporte y fui creciendo a nivel de madurez aunque sí era muy jovencita y profesional. Tuve muchos éxitos, como ya le dije, corría muy duro, me sobresalía a nivel ya de grande. 7mo, 8vo y 9no en la EIDE y con 14 años me llamaron a las filas del equipo Nacional Juvenil, a la ESPA Nacional, ya era otro nivel. Sentí miedo al cambiar, mis padres también que me seguían en cada paso porque ya debía dejar la EIDE e incorporarme a otros niveles y responsabilidades. Fue un cambio brusco porque era todo diferente.

La ESPA era un sueño por mí y a la vez me sentía muy pequeña rodeada de personas de todas las edades, desde Mayor hasta Menor. Ahí tuve de entrenador a Nelson García, como bien se sabe; los entrenamientos eran diferentes, la vida en general, también. Amigos nuevos, profesores docentes nuevos, todo nuevo, pero yo sabía lo que quería y a donde quería llegar y todo lo enfrenté con la mayor tranquilidad.

MD: Ya estando a ese nivel, te viene el llamado a formar parte del equipo Nacional de Mayores, háblame de eso, de tus años en la Selección Nacional.

YS: Bueno, primero te cuento del equipo Nacional Juvenil, tuve muchos resultados, fui campeona nacional, campeona Centroamericana en Barbados, campeona Panamericana, finalista mundial en los 800 metros en Kingston, Jamaica; medallas en el Sub-23. Tuve destacadas carreras siendo juvenil, alcancé a correr 2:00:92 aún siendo juvenil. En el 2003, teniendo la marca para participar en los Juegos Panamericanos no me llevaron, pero tuve la satisfacción de coger oro ese año en el Panamericano Juvenil y así la llamada al Equipo Nacional de Mayores. Para mí fue otra gloria porque a temprana edad estaba tocando el Top, no hubo tanto cambio porque siempre el mismo entrenador y las mismas compañeras de equipo, porque siendo juvenil, me entrenaba con los mayores. En el Equipo Nacional entré en septiembre de 2004, estuve entre las primeras figuras, tuve varias salidas internacionales; Juegos del ALBA, Centroamericano de Atletismo en Bahamas, intercambios, siempre cogiendo medallas. En el 2006 fue mi último año por Cuba, terminando en los Centroamericanos de Cartagena, plata en los 1 500 metros y ahí me despedí de la Selección Nacional.

MD: Algún gran evento que recuerde en especial, con cariño.

YS: En especial recuerdo mucho los Centroamericanos de Bahamas, ahí competí muy bien, además éramos solo atletas de atletismo, un buen clima, bonito país, una atmósfera muy positiva, de todos los eventos, ese es el que más receto en mi mente, año 2005. También el Universitario en Turquía (Izmir), además de haber sido un largo viaje, tuvo su efecto, y los Juegos de Cartagena, porque sabía que era mi última vez por Cuba.

MD: ¿Por qué se desvincula del ámbito nacional y como llega a Italia?

YS: Me desvinculo por motivos personales, decidí casarme y tomar otra vía y vida, dejando la Selección como bien dije, después de los Juegos Centroamericanos de Cartagena. Crucé continente y de ahí inicié una nueva vida aquí en Italia.

Después de una carrera

MD: Sientes que has mejorado, tanto en lo deportivo como en lo personal.

YS: Bueno, en lo personal prácticamente he renacido aquí porque llegué muy jovencita, aquí he pasado mi adolescencia, he crecido humanamente aquí y he aprendido a vivir, valorar cada cosa y sobre todo a sacrificarme por un beneficio. La lejanía, separarme  de la familia y de donde uno deja sus costumbres es siempre duro, pero te hace crecer y madurar; y todo lo que se y mi ser, yo se lo agradezco a la vida que me tocó vivir aquí a la edad de 21 años. Después tuve la posibilidad de seguir lo que un día deje, mi deporte, porque vi que era un modo fácil de realizar un sueño y era mi pasión y tenía talento.

Inicié poco a poco, fueron muchas trabas, porque entre la vida personal y la que quería profesional, debía cruzar muchas barreras, aquí todo es diferente, sobre todo al inicio, que no eres conocida y llegas de otro lugar; pero quien tiene talento, fuerza y decisión, sigue su camino hasta lograr sus sueños. En el 2008 inicié seriamente a entrenar, después de haber estado un tiempo parada, participé en varias competencias aquí. 2009 crecí bastante, corrí 2:00:47, pero sabía que tenía para más. 2010 se me dio la gran oportunidad de ir a Kenya a entrenarme con los mejores del mundo y fue ahí donde inicié mi verdadera aventura. Era todo curiosidad, un sueño llegar a la tierra de los grandes campeones, allí me entrené con Claudio Berardelli, persona especial a la que le debo tanto, el me hizo una atleta grande y una persona diferente, un entrenador muy rígido con una performance extraordinaria. En Kenya viví prácticamente 7 años hasta el Mundial de Londres que regresé a Italia. Allá conocí muchas personas, era ya casa mía el África, aprendí de todo allá, a vivir más, sus costumbres, dialectos, a comunicarme, aprendí a ser fuerte y tener paciencia.

Kenya me hizo crecer más aún en el plano personal y profesional, que me llevó a numerosos resultados, a correr 1:58:53, mi mejor marca en los 800 metros, a exhibirme a gran nivel, a correr numerosas Diamond League, Grand Prix, etc. Mis mejores años, aún sin poder correr por una bandera porque no era nacionalizada italiana. En mi crecimiento y mejoría personal en lo largo de estos años aquí tuve mi bebé, el cual ahora tiene 6 años, se llama Abelardo, inició su curso escolar este año y todas esas cosas me han hecho pasar de adolescente a mujer, madre y atleta, todo a la vez, en conclusión, mi vida me la he hecho aquí.

Arrancando en una carrera

MD: Dime algo, ¿Debido a que factores piensas que muchos atletas cubanos hayan decidido tomar un rumbo parecido al tuyo?

YS: En lo personal me vine casada, pensé primero que todo en mí, en mi prosperidad de vida, como bien, cuando dos personas se juntan, lo ideal es estar juntos y eso fue lo que decidimos, en el plano personal como relación. En otros factores las motivaciones son claras, todas las personas del mundo desean siempre mejorar su estándar de vida, sea profesional, laboral, etc. Como todos sabemos fuera de Cuba uno tiene más posibilidad económicamente de mejoría siempre y cuando se sacrifiquen por sus metas y sueños. Mi caso fue personal, otros casos de atletas que desertan, sin entrar en mérito de cada cabeza y mente de cada persona, sus motivaciones tendrán cada cual, pero pienso que sea un factor de mejoría en general.

MD: Qué es de la vida de Yusneysi Santiusti en la actualidad.

YS: De mi presente todavía sueño, sueño en mi otra Olimpiada, participé en Río y fui semi-finalista, sueño en otro Europeo, en el último fui quinta, sueño bajar otra vez de los dos minutos como tantas veces, sueño terminar mi carrera activa como se debe, creo que he dado tanto a mis posibilidades y que he hecho una carrera larga, ya que a los 12 años inicié, y sueño dejar algo positivo a todas las personas que renuncian a sus sueños de luchar. Todavía me entreno y doy el máximo cada día en la pista y en lo que hago. Mi futuro, preparándome para ser una entrenadora aquí y seguir soñando, por qué no. Tal vez formo un gran atleta, me gustaría quedarme en el mismo ámbito que he explorado desde pequeña.

En el plano personal, una vez retirada, seguir creciendo a mi hijo Abelardo y guiarlo por el mejor camino, me gustaría tener otro bebé, me encantaría; y sentir cada día felicidad y satisfacción como cada uno de mis días.

En los Juegos Olímpicos de Rio 2016

MD: Muchas gracias por regalarnos un huequito en tu agenda para uno de los mejores sitios web deportivo del país.

YS: Ha sido un placer, estamos para servirles, gracias a ustedes por la oportunidad que me han brindado

Facebook Comments