Por: Felix Anazco/ Adelante

La coronación de la camagüeyana Davisleidys Velazco en el triple salto fue una de las buenas nuevas del Festival Nacional de Saltos Manuel Pérez Casanova In Memoriam, sucedido otra vez en el estadio de atletismo Rafael Fortún Chacón de esta ciudad.

La juvenil se estiró, casi al final de la justa, hasta los 13,93 metros (m), que le alcanzaron para relegar a la pinareña Leyanis Pérez (13,66 m) y a la capitalina Dailin Martínez (13,38 m). De Davisleidys se esperaba ese resultado, pues con solo un centímetros más, había triunfado en el Campeonato de la Asociación Norte, Centroamericana y del Caribe de Atletismo (Nacac) sub-23, en el que representó a Cuba en julio de 2019. Además, faltó a la competencia Liadagmis Povea, de Pinar del Río, quien obtuvo segundo lugar este viernes con brinco de 14,52 m en el mitin de atletismo bajo techo celebrado en Madrid.

Por la misma causa no estuvo en la justa Juan Miguel Echevarría, que logró en España el premio principal del salto largo con 8,41 m, mejor marca de la temporada. En su ausencia fue campeón Lester Lescay, de Santiago de Cuba, con su mejor registro personal hasta hoy, 8,28 metros.De la misma ciudad fue el segundo lugar, Maykel Massó (8,26 m), y Daniel Mustelier (7,56 m) quedó tercero.

Entre las mujeres Alismaidy Tamayo, de Santi Spíritus, se impulsó hasta los 6,37 m, mejor que lo 6,20 m de la habanera Yanisley Carrion y los 5,95 de la santiaguera Disneily Thaureaux. 

Andy Díaz, de La Habana, mandó en el triple masculino, con impulso de 17, 12 metros. Su compañero de provincia Henry Rosique ocupó el segundo escaño con 17, 05 m y cerró el trío vencedor  el holguinero Andy Hechavarría (16.15). Aquí se ausentó Jordan Díaz, vencedor de la pasada edición, también en tierras europeas.

Entre las retadoras de la altura saltó más cerca del cielo la habanera Nataly Armenteros, de La Habana (1,73 m), con tres centímetros más que su coterránea Isis Guerra, y ocho que Yumileidy Marten, de Santiago de Cuba, la merecedora del bronce.

El habanero Alain Casabella, con su mejor registro de por vida (2,10 m), se elevó mas entre los hombres. En el el segundo puesto quedó su coterráneo Yaniel Villar (2,00) y en tercero el camagüeyano Kevin Castro (1,95).

La prestiguista de Holguín Lisa Salomón llegó a los 4,00 metros, veinte centímetros  más que la segunda, Aslin Quiala, y y cuarenta por encima de Karelia Jame (3,60), de La Habana. Por los varones, Eduardo Nápoles fue el mejor, con una altura que suele superar (5,00 metros). Lo siguieron dos holguineros: Dilan Prades, estable en su carrera con 4,70 m y Karen Parsons (3,80 m).

Ante la ausencia de las principales luminarias del área del atletismo cubano, el Memorial Casanova se convirtió en un salto al futuro, pues se destacaron los atletas de mayores condiciones de la categoría juvenil.

Facebook Comments