Por: Reinaldo Cedeño Pineda

Desde Burkina Faso, donde la campeona olímpica de la impulsión de la bala Yumileidi Cumbá cumple un contrato de colaboración deportiva conversó en exclusiva con el colega Reinaldo Cedeño de Atletismo pasión.

¿Cómo se siente estar allí, no solo en Atenas, sino en el sitio justo donde se iniciaron los Juegos Olímpicos de la antiguedad? / ¿Qué sensación te invadió cuando, luego de ganar en buena lid una magnífica medalla de plata, te dicen que es de oro, porque la que supuestamente ganó está descalificada por doping?

“Bueno, para mí ser la única atleta mujer, ser la única campeona olímpica en el lugar donde se iniciaron los Juegos Olímpicos, es un honor y un orgullo; pero además un privilegio que muy pocos podemos tener. “Después que me preparé con mucho esfuerzo y lucha, con mucha concentración… haber podido lograr esa medalla para mí fue el resultado de muchos años de trabajo, y te digo una cosa: disfruté más haber obtenido esa plata, que cuando me dieron la noticia de que era campeona. No la disfruté con el mismo sabor…. aunque te digo no es lo mismo ser campeona que subcampeona….”


Siempre te vimos concentrada, pero con una sonrisa a flor de labios. ¿Tiene qué ver con tu formación familiar? Háblame de tu familia, esa que te vio nacer y la que has formado…

“Siempre soy y seré muy alegre, es parte de mi característica como persona, es parte de mi formación y es algo que está en mi personalidad. No te digo que no he tenido problemas, pero la sonrisa es mi arma para alejar muchas veces los problemas.

“Mi familia ha tenido un papel fundamental en mi carrera como profesional, ya que siempre he sentido su apoyo. Mi madre ―que en paz descanse, la perdí hace muy poco― fue mi motor y siempre le voy a agradecer estar en el lugar que estoy.

Mi madre me motivó mucho a seguir. Siempre tuve el apoyo de mi entrenador, Justo Navarro y de su esposa, Josefa González, que para mí siempre es y será como una madre, siempre he tenido su apoyo en las buenas y en las malas. “Gracias a mi hermana por cuidar de mi madre y de mi hija. Por ella pude estar aquí. Hoy cuento con su apoyo y la amo, y el apoyo de mi marido, que es muy importante en esta travesía”.

La impulsión de la bala parece una especialidad bien dura… ¿Lo es? ¿Qué es lo decisivo… las condiciones naturales, la técnica, o acaso mucha paciencia?“

La impulsión de la bala es un evento dentro del atletismo que se requiere de mucha fuerza y mucha técnica, es un conjunto de muchas cosas, y a pesar de ser un evento de mucha fuerza, para mí es el mejor evento del mundo,“Siempre me gustó desde pequeña, y a pesar que tengo las rodillas hechas polvo, no cambio este evento por ningún otro. Muchas horas de trabajo y mucha dedicación, concentración… y mucha fuerza mental para lograr todo lo que te propongas”.

En Cuba tenemos a muchos campeones olímpicos, muchos tomando en cuenta nuestro tamaño, población y recursos… pero crees que aquilatamos cuánto significa y lo difícil que es tener un campeón olímpico? / ¿Qué hace ahora mismo Yumileidi Cumba? ¿Se considera una persona feliz?

“Pienso que en Cuba, todavía no le damos el valor que realmente creo que debemos tener, en cuanto a atenciones después del retiro, y en muchos casos, aún estando en activo. Es mi criterio.

“Hoy estoy prestando colaboración en África, en Burkina Faso. Estoy trabajando con el equipo nacional, demostrando mis conocimientos y todas mis experiencias como profesional. No es un país con mucho resultado en el atletismo; pero ahí vamos, esperando sacar algún atleta de nivel africano.

“Después que me retiré, tengo mi mayor tesoro: mi niña, que está preciosa, tiene nueve años… cumple el día 27 de este mes, los diez. Por ella vivo, y aunque cueste hoy estar separada de ella, es lo mejor que me ha pasado después de haber logrado a mi título olímpico y todos los demás , aunque no se hablé mucho de ellos.“Sí, feliz, de haber aportado un gran trozo de arena en este mundo deportivo”.

(Imágenes: Atenas 2004, de Internet / Cortesía de la propia entrevistada de su trabajo en Burkina Faso)

Facebook Comments