Por: Eddy Luis Nápoles Cardoso/Especial para Deporcuba

El siguiente evento olímpico se celebró en París, Francia en 1924, teniendo como escenario el Estadio Yves du Manoir, en Colombes. Estosfueron los juegos del finés Paavo Nurmi. El nacido en Turku triunfó en 1500 y dos horas después, repitió el oro en los 5000 metros, doblegando en los metros finales a su compatriota Ville Ritola. Su cosecha se completó con los títulos de los 3000 metros por equipos y a campo traviesa, individual y por equipos. A pesar de esos cinco títulos, Nurmi se mostró agraviado con los directivos fineses, quienes no lo inscribieron en los 10 mil metros, para defender la corona en la que era su prueba predilecta.

En París 1924 llega la primera medalla para Latinoamérica por intermedio del argentino Luis Antonio Bruneto, ganador de la plata con 15.42 metros en la prueba de tiple salto. Esta cita representa el adiós de Pierre de Coubertin al frente del Comité Olímpico Internacional, con lo cual se abrieron las puertas para la entrada de las mujeres en las competiciones atléticas en los Juegos Olímpicos. Fuera del escenario olímpico, Coubertin, promotor y restaurador de estos eventos, el belga Henri de Baillet-Latour es elegido presidente, en 1925, con ello se abren las puertas para la entrada masiva de las mujeres al concierto olímpico, algo a lo que se había opuesto rotundamente Coubertin.

Ámsterdam, la capital holandesa fue la sede de la edición de 1928, donde Paavo Nurmi, solo logró un título, los 10 mil metros, teniéndose que conformar con las medallas de plata en 5 mil metros y 3000 con obstáculos, pero el finés acumuló nueve oro olímpicos, acompañados de tres preseas de plata. Por su parte, el japonés Mikio Oda se convirtió en el primer asiático con un título olímpico en el atletismo, al ganar el salto triple (15.21). El chileno Manuel Plaza, se cuelga al cuello la medalla de plata en la maratón (2:33:23), igual metal logra el haitiano Silvio Cator, en salto de longitud (7.58).

Las féminas intervinieron en cinco pruebas, con Elizabeth Robinson (USA) titular en 100 metros (12.2), Lina Radke-Batschuer (GER) en 800 metros (2:16.8); Ethel Catherwood (CAN), en salto de altura (1.59), Halina Konopacka (POL), en disco (39.62) y Canadá (Cook-Smith-Rosenfeld-Bell), en 4×100 (48.4). Los 800 metros tuvieron un debut y despedida, pues las competidoras sufrieron una fatiga extrema y la prueba fue suspendida hasta 1960.

Para 1932, los Juegos Olímpicos vuelven a cruzar el Océano Atlántico, para celebrarse en Los Ángeles, Estados Unidos. El atletismo se desarrolló en el Memorial Coliseum. El finés Paavo Nurmi, quien viajó hasta la ciudad angelina e inscripto en 10 mil metros y maratón, sorpresivamente fue declarado profesional y aunque los directivos fineses reclamaron ante la IAAF, esta entidad durante el congreso ordinario, analizó el caso, llevándolo a votación, siendo confirmada la suspensión por diferencia de un voto (13-12).

Entre los resultados, el estadounidense Eddie Tolan, es el primer atleta de raza negra en imponerse en 100 y 200 metros. El argentino Juan Carlos Zabala, triunfa en la maratón (2:31:26), primer titular olímpico de Latinoamérica. Japón vuelve a dominar en el salto triple, ahora con Chuhei Nambu (15.72). Por las mujeres, la estadounidense Mildred Ella Didrikson, fue la gran animadora, con dos títulos (80 con vallas y jabalina) y una presea de plata (salto de altura).

Aunque desde su restauración los Juegos Olímpicos estuvieron matizados por temas políticos, es tal vez, en Berlín 1936 cuando vive su mayor esplendor esta “politización”, con Adolf Hitler al mando de la Alemania Nazi. Pero no fueron los “Juegos de Hitler”, fueron los “Juegos de Jesse Owens”. El atleta estadounidense nacido en Oakville, Alabama, se convirtió en el primer atleta en la historia, en ganar cuatro títulos olímpicos en una misma cita, con sus triunfos en 100 (10.3), 200 metros (20.7), salto de longitud (8.06) y relevo 4×100 (39.8).

El japonés Naoto Tajima (16.00) extiende el dominio nipón en salto triple, ahora secundado por su paisano Masao Harada (15.66). En el medallero, Estados Unidos (15-7-4), casi triplica los títulos de Alemania (5-4-7), segundo lugar.

Concluida la Segunda Guerra Mundial, se reanudan los Juegos Olímpicos, teniendo a Londres, capital inglesa como sede en 1948. El atletismo tuvo por escenario al mítico Estadio Wembley, donde brilló con luz propia a los 31 años de edad, la holandesa Fanny Blankers-Koen, con cuatro títulos, 100 metros (11.9), 200 metros (24.4), 80 con vallas (11.2) y relevo 4×100 (47.5). La pianista francesa Micheline Ostermeyer, quien además, fuera bisnieta de Victor Hugo, el autor de Los Miserables, entre otras obras; conquistó dos títulos, bala y disco, siendo tercera en salto de altura. El argentino Delfo Cabrera (2:34:51) venció en pleno Wembley al paracaidista belga Etienne Gailly (2:35:33), en la maratón; los jamaicanos Arthur Wint y Herb Mckenley, hacen el 1-2 en los 400 metros; mientras que el panameño Lloyd LaBeach es tercero en 100 y 200 metros. El finés Tapio Rautavaara, se impone en el lanzamiento de la jabalina, posteriormente se convirtió en cantante y actor de cine. El evento reveló a futuras estrellas, como Harrison Dillard, Emil Zátopek y Alain Mimoun.

Helsinki, la capital finesa recibe a la familia olímpica en 1952, cuyo Estadio Olímpico fue la sede del atletismo. El protagonismo principal fue para el corredor checo Emil Zátopek, con un triplete inédito, 5000, 10000 y maratón, escoltado en esta última prueba por el argentino Reinaldo Gorno; mientras su esposa Dana Zátopková ganó el lanzamiento de la jabalina. El estadounidense Harrison Dillard, conquistó el título en los 110 con vallas, antes, en Londres, lo había hecho en los 100 metros, único en lograrlo en estas pruebas.

El brasileño Adhemar Ferreira da Silva, triunfó en triple, con el venezolano Asnoldo Devonish, tercero. Los jamaicanos George Rhoden y Malvin Whitfield, conquistan los títulos en 400 y 800 metros, respectivamente. El estadounidense Walter Davis, se impuso en salto de altura, jugando posteriormente cinco temporadas en la NBA, como ala-pivot con el Philadelphia Warriors y St. Louis Hawks, conquistando dos anillos (1956 y 1958).

Continuará…

Facebook Comments